jueves, 16 de abril de 2009

Amenizamos entierros y funerales



El lunes enterramos a un tío mío, estaba de vacaciones le dio un ataque al corazón y murió, pobre, acababa de jubilarse,….
La familia se encuentra en estos lugares y todos nos decimos, Mari, solo nos vemos en lo funerales y puesto que las bodas en la familia escasean nos vemos en los entierros, como hace tiempo que no estamos juntos charlamos ajenos al dolor de los parientes mas cercanos sobre nosotros mismos y de vez en cuando recordamos que estamos en un funeral y hacemos un silencio seguido de un, no somos nadie, ahora estamos, ahora no….
En el cementerio entre flores enterraron a mi tío Julio, mi tía había comprado dos nichos hacia un año, dos nichos altos, el enterrador metió la caja en el más alto,cuando todo termino buscamos a mi padre que daba vuelta por el cementerio buscando al enterrador para pedirle que cambiara al finado de lugar..
-Papa!! Le dije, como vas a cambiar al tío de nicho si ya esta enterrado y con cemento, con lo que pesa la caja
- Bueno mujer, eso venimos mañana cuatro o cinco y con unas guías lo cambiamos de nicho,
-¿Y para que quieres cambiarlo ? Le dije,
- Así tu madre puede echarle agua y las flores duran más que ahí pega mucho el sol.
-Mama! Es que a todos los muertos de este cementerio le echas agua?
-Solo a tu hermano y a Alfonso
-Y al la madre de Chon, que esta navidad te hizo un regalo por echarle agua a las flores que dijo que duraban más
-Bueno, es que me queda de paso
-Si mujer, y si tal compras una manguerita y riegas todo
Mi madre va todos los días al cementerio desde que murió mi hermano, y le echa agua a el y al marido de mi hermana que murió el año pasado de cáncer de páncreas fulminante, y en este entierro también tuvimos movidita, mi cuñado era divorciado y su ex suegra y ex cuñada aparecieron a hacer el numerito y yo cocidita las invite a irse amablemente con amenaza de arrastrarlas de los pelos por las escaleras , me salio la macarra mas profunda del barrio de Coia y Vichita,… Tocame todo menos a mi brailfamily…
Pero el entierro que se lleva la palma es el de mi abuela, noventa y no sabemos y una corona de flores que decía “ tus amigas de la noche no te olvidan”

12 comentarios:

Gata dijo...

Ay Montse he llorado y me he reído con tu post, como en los entierros que todo el mundo de repente en el tanatorio encuentra algo de lo q reirse.
Lo siento mucho, vaya racha. Las madres no tenían q ver nunca marcharse a sus hijos.
Te mando un abrazo. Tu abuela era genial...se me parece a ti, no sé porque :)
besos

Carlos dijo...

Desde aquí mi pésame.

Veo que se lo ha tomado con filosofía, cosa que es digna de encomio.

Respecto a los comentarios en el cementerio, pues qué le voy a decir: Spain is different.

Anónimo dijo...

¡¡¡¡ eres genial !!!! me haces reir hasta con las cosas que normalmente me ponen triste. Te quiero un monton. Mari

mamen dijo...

Hay Montse como eres miña filla, pero es que Galiia es asi, cuidan mas a los muertos que a los vivos, pero los velatorios de Andalucia son famosos por sus chistes, ahora menos desde que exiten los tanatorios, pero cuando era en las casas, era una juerga, los chites corrian de boca en boca, y las risas no paraban en toda la noche, decian que asi mataban el tiempo y al muerto no le hacian daño, como el pobre no decia nada, bueno guapa, a seguir viviendo que ya se reiran cuando nos muramos.

Zentolo dijo...

Uno de mis últimos entierros fue al de una tía de mi madre, de la aldea. Como en todos, en el tanatorio se escuchaba de todo. Desde el socorrido no somos nadie hasta hablar de la jornada de fútbol del fin de semana siguiente. También fue una jornada de re-presentaciones. Si, está claro que los entierros también son los momentos que escogemos la familia para re-encontrarnos y, como nos vemos de pascuas en ramos, pues nos volvemos a presentar. Que si mi prima, que si tu tía, que si la cuñada de la hermana del tío lejano del concubino de la madre del nieto de no sé qué pariente lejano...
Después, la misa. Ese acto en el que los más mayores se sientan en primera fila, como si el finado los fuera a ver, los más o menos creyentes estamos entre mantener la compostura y la educación o pasar de todo y los que realmente pasan de todo y están a la puerta de la iglesia, fumando y charlando como en la tasca, que sólo les falta la mesita de mármol, las fichas del dominó y la chiquita... Para colmo de males, desde que los móviles son tan móviles, lo menos que te toca escuchar es, en mitad de la homilía, a King África con su Booooooooooombaaaa! (Sensual...), que ya no sabes si llorar de pena o partirte la caja...
Pero lo mejor es cuando terminó el evento, más o menos las 7 de la tarde, que te dicen: Venid a casa, que ponemos algo de picar. Un choricito, un jamón, o todavía quedó cocido de la comida (que es como para 40 ó 50 dicho cocido) y con unas cuncas lo metemos to'pa dentro...
Por cierto, temo esa vena macarra tuya... Cualquiera se te acerca... ja, ja, ja.
Y muy chula la foto, mola... (y mucho).
P.D.: Si hay que ir a echar una mano para cambiar a tu tío de nicho, avisa que me paso por allí...

Runas dijo...

Es verdad que suele pasar eso en los entierros, de vez en cuando se nos olvida porque estamos allí. Vaya racha mala que llevas ¿no? Lo siento . Un beso

viola dijo...

Pues si a tu abuela le enviaron esa corona, por algo sería. Empiezo a creer que heredaste de ella algún que otro gen.
Y niña, yo no sé que hace !el Faro de Vigo que no te cede una columna en el Dominical. ¡Serán ignorantes! Con lo sana que es la risa.
Abrazos

Jesús Sarmiento dijo...

jeje Tenía un compañero, algo borde, al que un día le espetaron eso de "No somos nadie" y éste, ni corto ni perezoso, le respondió: "Nadie lo serás tú".
La muerte es un curioso trance al que estamos dirigidos mal nos pese. Así que mejor tomárselo con naturalidad, como lo que es.
Un saludo

animate dijo...

Muy bueno el post,da gusto leerte,aun con temas difíciles sacas buenos post.
Siento lo de tu tío,un abrazo.
ANIMATE

Mitxi Panero dijo...

Me gusta el detalle de tu abuela. Gracias por el interés y perdón por que me he enamorado por blog, y me cuesta escribir para nadie que no sea ella. Pero si te apetece, puedes compartir lo que siento. Sé que me ha dejado de leer gente por eso, pero lo que escribo ahora es más pùro y más yo que nunca. Aún así te prometo algo tan bonito como esta reflexión tuya sobre el cariño, la muerte y la distancia, sobre el no saber que hace y el no ocurrírseme que decir. Bicos

Cris dijo...

al final, la mas lista de todas.... tu abuela!! ya se a quien le viene la casta... jejeje

Un besote (y mi mas sincero pesame, por supuesto)

Franziska dijo...

Aunque tú le das un aire jocoso a tu comentario, yo creo que hay un mucho de reflexión de cómo nos comportamos hoy en día en los duelos. Los familiares, cada uno por su lado y viviendo sus rollos, se encuentra en esos festivales del último ritual con el que acompañamos a nuestros seres queridos. Cada vez está más aceptado que la familia realice este evento como los anfitriones de una fiesta de despedida, así se evitan los comentarios tristes, las referencias a las enfermedades y no digamos a la causa del fallecimiento. En el último al que yo asistí, nos zampamos unos canapés exquisitos o yo tenía un hambre canina, vaya usted a saber...

Fíjate a mí me gustaría que mis amigos de la noche me enviaran también una corona. Claro que para conseguirlo tendría que cambiar de hábitos y yo soy poco aficionada a salir de noche porque la noche se la suelo dedicar a Internet.

Un abrazo.