viernes, 8 de mayo de 2009

volver a casa


La edad es subjetiva, al final es una simple medida de tiempo para indicarnos cuando nuestros cuerpos dejaran de respirar, ponemos nombres a las etapas de la vida, niñez, adolescencia, juventud , madurez, vejez y creemos que cada una tiene un patrón, pero los patrones de la vida los marcan las experiencias vitales.
Conozco viajeros sin historias, e historias sin viajes, personas que no se mueven de un lugar y sacan una experiencia de todo lo que hacen.
Como alguien me dijo una vez, hay gente que va en un cesto y vuelve en un baúl.
No todos los niños son ignorantes ni todos los viejos son sabios, cada uno procesa su experiencia vital de diferente manera.
Evidentemente esta se adquiere viviendo, pero no siempre con los años.
¿Por qué un niño con cáncer tiene mirada de anciano y una serenidad propia de una larga vida?, ¿ Las desgracias nos hacen madurar? Posiblemente
Yo ya no catalogo a la gente por su fecha de nacimiento, me he llevado alguna sorpresa.
Por otro lado el ciclo vital y nunca mejor dicho termina donde empezó, cuando eres niño tienes una visión clara y fácil de las cosas, y así debería ser durante el resto de nuestra existencia, pero a medida que cumplimos años nuestras mentes se vician con información, todo es relativo, todo se matiza .
A medida que vas teniendo experiencias vitales, te das cuenta que los valores cada vez son más sencillos, dejas atrás algunas luchas y miras más cerca de ti
Puede que la vida sea un camino para aprender a volver a casa…. A la nada

9 comentarios:

merce dijo...

...y dices que no sabes de poesia.!!!

En tu texto hay poesia.

...y para mi, la ultima frase es un poema, pleno, precioso.

Un abrazo grande.

Patata Piloto dijo...

Me has hecho pensar... ;) Gracias
Me gusta mucho. No sólo es bonito, sino que además es cierto.

Jesús Sarmiento dijo...

Bonita reflexión. Curiosamente, de las etapas que has citado, la juventud es a la que más se aferran las personas. Maduramos en función a la experiencia, pero envejecemos según pasa el tiempo, por tanto, ¿cuándo dejamos de ser jóvenes?

Carlos dijo...

Vaya,

veo pronfunda y reflexiva su última intervención.

Todo es relativo y generalizar nunca fue una gran idea, pues que te equivoques será lo más probable.

De todas formas no creo que todas experiencias tengan ningún sentido, ni que haya que volver a ningún lugar... Son, simplemente, cosas que pasan, circunstancias que te joden, o momentos de felicidad efímera que has de aprovechar dentro de esta perra vida.

Zentolo dijo...

He visto gente con 25 años con una madurez impresionante y gente con 40 que aún está en la pubertad.
He conocido gente que con 20 años llevaba una vida llena de experiencias y a gente que con 40 aún no tiene idea de lo que es la vida.
He visto abuelos llenos de vida y jóvenes podridos.
Las experiencias vitales te marcan, aunque a veces esas mismas experiencas las elige uno mismo. No siempre acertamos en nuestras decisiones y muchas vece nos damos cuenta de que en nuestra vida no hemos hecho nada. Vemos nuestra vida vacía, sin sentido ninguno, sin fundamento ni "chicha". Tan sólo un enorme vacío...

Blog A dijo...

Carlos esto lo discutimos en el Athenas con un café y unos pitillos.. puede que me hagas cambiar de opinión..

Carlos dijo...

Jajajajajaja,

no pretendía cambiarle de opinión, madam. Dios me libre ;)

Eso sí, lo del café y pitillos en el Athenas está hecho.

Y todo esto lo firma un "joven" podrido -genial como siempre el gran Zentolo- de 28 años

mamen dijo...

Que me vas a decir, a mis años ya vi casi de todo, yo tenia una abuela, que con 92 años y una memoria de elefante, era la vitalidad personificada, y sus historias vividas, las hubiera hecho peliculas el mismo Almodovar.
Y es que la vida es lo que va pasando, mientras nosotros hacemos otros planes.
Muchos muac para mi Galleguiña preferida.

Cris dijo...

desde luego, contigo mas de uno si que se habra llevado sorpresa.... (yo la primera...)

Un besote awela!!!