miércoles, 16 de septiembre de 2009

Sin comentarios

Sé que esté tema esta trillado, que ya se han hecho tesis y estudios varios sobre el fenómeno, que yo no aportaré nada nuevo, es como intentar conseguir la paz en el mundo, pero a mí me tiene consternada, me pregunto todos los días desde niña y desde que tengo uso de razón… ¿como ocurre esto?
¿Dónde van los calcetines que se pierden en la lavadora?
¿A un universo paralelo? Me imagino un mundo de calcetines flotando en el espacio, riéndose de nosotros pobres infelices desesperados moviendo los muebles para buscar las prendas
Igual la lavadora es una máquina del tiempo y detrás del tambor esta el secreto de la física cuántica y a l final el gato de Schrödinger está con los calcetines en el espacio sideral, porque en la caja el gato fijo se muere de hambre antes que con el gas venenoso
Lo más probable es que
Schrödinger metiera al gato en la lavadora un día que fumo un poco de más y le pasó lo que a los calcetines, y claro, cuando la mujer le pregunto por su lindo gatito, el hombre le dijo que lo metió en una caja con un tal Atomo, el gato del vecino y ´Partícula Radiactiva, una gatita muy caliente que andaba siempre por el tejado de zinc caliente..y en la caja opaca se fueron al mundo de los calcetines sin pareja del universo
Ya sabía yo que fumar orégano y liarlo con La voz de Galicia no era bueno, mejor con el ADN.. que además es gratis

12 comentarios:

aplakapla dijo...

jajajaajaja..se te va la pinza..aunque bueno que te voy a contar yo que fumab poleo menta.jajjaaaa..nunca mas me volvio a doler la barriga..y lo de los calcetines???yo siempre pense que el que arregla la lavadora se los leva pa casa..nunca me plantee lo del unicerso paralelo..pero ahora que lo dices joder a mi me faltan un huevo..jajajaajajajaja..aiss maldita morriña!!!!

mamen dijo...

Que cosas se te ocurren Galleguiña, despues dicen que los tronaos somos nosotros los que tenemos Levante y Poniente peleando por salir, ya veo que los hay en todos sitios, un beso guapa

Carlos dijo...

Con el ADN corres el peligro de envenenarte.

Si ya es malo leído, no me quiero ni imaginar sus perniciosos efectos como papel de fumar...

Zentolo dijo...

Los calcetines que se escapan de la lavadora están buscando esas tuercas de pendientes rebeldes que siempre se caen pero nunca se sabe dónde, mientras el gato de Schrödinger (la próxima vez te buscas un dueño de gato más fácil de pronunciar) está liado con la gata de Schlindërr, pariendo partículas radiactivas que Einstein se encargará de relativizar, mientras los sesudos ingenieros rusos y americanos investigan cómo llevar un hombre a Marte sin saber por qué Ariel lava más blanco...
Jod..., creo que esnifar Cola Cao me sienta mal fatal... XD

juan dijo...

menudo rollo jolin...... demasiado para mi... mi profesora de fisica cuantatica flipaba conmigo... me decia sal al encerado y yo le dcia hayn 50% que si voy saco un positivo y un 50%que si dsalgo saco un negativo.. con lo cual... osea que no toy yo como pa seguir.. un beso y que sepas que a mi la voz de galicia me gusta como periodico

anamorgana dijo...

Pero que cosas se te ocurren.
Si encuentras la solución de los calcetines perdidos avisa.
Reír es sano, deberían recetar este blog como terapia.
Besos
anamorgana

Ál dijo...

Para evitar ese agujero espacio tiempo para calcetines hay una técnica que practico con rigor científico... meto un calcetín en otro quedando emparejados hasta la salida del bombo... como tengo infinidad de calcetines negros después no tengo que perder vista y paciencia...

Jesús Sarmiento dijo...

Me quedo con la teoría cuántica, algo ocurre en el centrifugado que es mejor no saber. Ahora bien, ¿sucede lo mismo con los tangas? prendas más pequeñas incluso que muchos, muchos calcetines. ¿Desaparece el tanga? ¿debería desaparecer? Son tantas las preguntas y tan pocas las respuestas...
Un saludo.

Anónimo dijo...

Siempre me lo he preguntado oye.Claro que yo llevo perdidos tantos calcetines,que procuro comprarlos todos iguales,así al menos puedo emparejarlos de algun modo.__F._

Franziska dijo...

Tiene gracia pero esta es un fenómeno paranormal que se produce en todas las casas desde que utilizamos la lavadora automática. Ay qué ver la cara que se nos pone a todos cuando, después de algunos meses, nos encontramos un cajón lleno de calcetines desparejados. Mi marido para luchar contra ese problema se los compraba siempre del mismo color, marca y modelo porque había llegado a la conclusión de que era yo quien los hacía desaparecer. ¡No podía comprenderlo, pobre!

De paso, quiero decirte que me ha encantado tu comentario y también he comprendido que, al fin, Franziska escribe alguna cosa sobre la que te gusta hablar. Gracias, bonita.

El suricato dijo...

Los calcetines los encontrarás si buscas en el triángulo de las ver-mudas jijiji.

Una senderista. dijo...

Un gran misterio, llamemos al agente del FBI Mulder, es que es más guapo de Iker