domingo, 20 de septiembre de 2009

Un día marrón

El viernes tuve un día marrón, de eso en los que todo lo que sueltas por la boca se convierte en sapos.
Me fui a tomar café con mi amigo Rafa a la cafetería de siempre, me esperaba en la esquina y yo como estaba de día marrón desahogue con el mi mala leche, entré en el bar con mi cara de mal humor y mis sapos, se acerco uno de los camareros, me tocó el brazo y todo sonriente me dice
Relájate que cabreada estas muy fea….
En ese momento pensé, bueno lo que me faltaba, este igual piensa que tengo 6 años
– Perdona ¿no puedo enfadarme en tu bar?, cuando una persona está alterada no le pidas que se relaje pues puede caerte una leche
- No mujer, es que cuando sonríes estas más guapa
Al poco rato llego el otro camarero y esté ya se tomo mas libertados, cerro el puño y me lo puso en la mejilla para hacerme una broma, mi cabreo empeoraba por momentos y los intentos amables de los dos me estaban cabreando aun más. Vamos a pagar y siguen con la tontería, que si una chica tan guapa como yo tiene que estar sonriendo siempre… yo pensaba, controla Montse que solo quieren ser amables y te vas a arrepentir, así que con mi mala hostia en aumento me fui a la oficina no sin antes sacar las ranas y culebras que Rafa como buen amigo soporta
Entro en la oficina y suena el teléfono, habla un hombre, pregunta por mi compañero, le digo que está ocupado si podía ayudarle yo, me dijo que no, le digo que me de su nombre y su número y mi compañero le llama después, el hombre dice que no importa que llama más tarde, llama más tarde y lo mismo, mi compañero esta al teléfono, el hombre me vuelve a decir que llama más tarde, yo pienso, igual es un mafioso, o un jodido gallego, que para que te den información sudas, bueno, respondo, puede que después esté también al teléfono y así pasamos la mañana, si me deja un nombre y un numero mi compañero le llama.
Después me toco llamar a la telefonía móvil y un hombre muy amable… demasiado amable
Señora Montse, esto, Señora Montse, lo otro, señora Montse, al quinto señora Montse le dije, perdona joven, ya sé que me llamo Montse aun no se me ha olvidado, (márquetin de los cojones) y mi mala leche la chupo el de la telefonía , pobre..
y lo que quería el hombre que llamo tres veces era ofrecernos sus servicios sobre la protección de datos, miré a mi compañero y le dije, el 50 por ciento de esté negocio es mío y no quiero sus servicios, se lo dices de mi parte, por idiota..

10 comentarios:

Carlos dijo...

Vaya humos...

Cualquiera intenta subirte los ánimos en un día marrón.

Ál dijo...

Pues si el tipo se dedica al protección de datos predica con el ejemplo, yo le contrtaría :-), parece todo un profesional... ni nombre, ni teléfono, ni leches... lástima que no tenga el don de la oportunidad.

mar de Lempicka dijo...

Eu tamén suelo ter días marróns. E ao final deles pregúntome a min mesma se vale algo a pena estar de morros e se non sería mellor para min mesma e para os demais ofrecer un sorriso que se reflicta no espello da miña alma e que se traspase á miña cara e á miña cabeza. Creo que a forza de imaxinar o mundo de cor, este acaba sendo de cor borrando o marrón. Por suposto, a teoría é doada e a práctica, difícil. Pero hai que intentalo. A forza de intentalo, chegará un día no que non existan días marróns.Unha aperta

Zentolo dijo...

Menos mal que tienes muchos más días de colores que días marrones. Y eso que más de uno, en alguna ocasión, nos vimos cavando nuestra propia tumba por un relájate que mejor estaba en la mente...

Gata dijo...

Relax porque total nos va a dar igual y cuando uno está de mal humor segrega una cantidad de porquerías por dentro del cuerpo que no veas ácidos, pérdida de proteinas, ... y la piel se pone horrible.
¿Cuándo llegas? Nos corremos un día de juerga por Madrid ok? Aun no te has ido ni has llegado y ya te echo de menos ...jo

Franziska dijo...

Uf, hay días fatales pero lo bueno que tienen es que se cuentan, se encarrilan y se pasan. Hoy es seguro que ya es un día azul o yo, al menos, lo deseo para tí.

Un abrazo

Jesús Sarmiento dijo...

Jaja. Yo estoy con Ál. Un fulano que no da un dato es de máxima confianza XD.
Cuando yo vendía, llamaba y dejaba los datos, pero al rato volvía a llamar porque casi nunca de los nuncases te devuelven la llamada.
Un saludo.

CISNE dijo...

uffffffff como estabas! un dia malo le tiene cualquiera no crees? me imagino que con tanta descarga al final se te paso y te reirias.
besotes

juan dijo...

hay mi superheroina... ese dia no te pusiste tu disfraz... bueno para que estan los amigos...
P.D. Rafa esta bien o lo mataste y si no lo mataste seguro que esta depresivo por aguantarte jeje un beso

Gata dijo...

Juergaaaaaaaa!!!!! jejejej
Que bien!! yuhuuuuuuu!!! otra otra otra!!!
muack ;))))