martes, 6 de octubre de 2009

Alcohol y algodón

Estaba viendo una de esas pelis de acción donde al protagonista le dan una paliza de la leche y se levanta como si nada, pero cuando llega la chica con un algodón se pone a gritar como un burro, y te das cuenta que para enfrentarse al súper héroe solo tienes que llevar alcohol y un algodón y huyen despavoridos. ¿No conocen el agua oxigenada?, limpia lo mismo y no pica.
Yo analizaría seriamente la situación, pues esto puede ser que esa chica con el algodón le recuerde a su madre, cuando esta le limpiaba las heridas del monopatín con alcohol, ven a la chica y tienen reminiscencias del pasado, e imaginan ese cachete que venía precedido del la limpieza de la rodilla con el alcohol, y es que te pueden pegar mucho y muy fuerte, pero la hostia de tu madre no la supera nadie, es la más denigrante, te pegan una colleja y encima en la calle, pasando vergüenza, y piensas, mierda que me dé un puñetazo como los hombres, y lo peor era si te daba en el culo, buenoooo eso era humillante.
Y es que las madres tiene el poder de hundirte donde menos te lo esperas, cuando conocen a tus amigos y las graciosas se les da por hablar de ti como si no estuvieras y le cuentan que hasta las 13 años te bañaba y que dormías con ellos, y en ese momento piensas , hija de puta, se está vengando por el parto, y es que cinco kilos tienen que doler …
Pues ya veis telespectadores a donde me llevo un algodón con alcohol, si al final el trauma es mío.

19 comentarios:

Carlos dijo...

Y qué bien venían aquellos pescozones, zapatillazos, y castigos a tiempo.

Más de una situación y más de dos se evitarían si esa bonita costumbre estuviese más en uso.

De todas formas, todo tiene su edad, y no es de recibo que las susodichas collejas te las dispensen cuando estás con bastón, andador y jugando al tute con los amigotes en el bar de abajo.

Sería, cuando menos, curioso.

De película de Berlanga diría yo.

Gata dijo...

jajaj Un beso linda ya queda menos ;)

anamorgana dijo...

Humillante que te peguen en la calle delante de todos, eso duele más que la colleja y el algodón juntos.
Gracias por hacer que sonría.
Besos
anamorgana

El suricato dijo...

Lo más humillante es que te mojen la cara con un pañuelo ensalivado para "limpiartela" no gracias Amatxu yo prefiero la mierda del suelo a la salivación delante de todo el mundo. Debe ser como un bautismo lo de la saliva, como no me bautizaron dirían toma hijo no pases envidia de los demás niños.

aplakapla dijo...

jajajajajaajaja..yo me parto con vosotros..la mia tambien era un poco de dejarme en ridiculo delante de los amigos..sobre todo porque mi ventana de casa daba al cole y cuando me retrasaba porque estaba hablando con el chico que me gustaba siempre salía ella a la ventana a gritarme que pasase pa casa...montse eres un caso mira que me parto contigo...jajajajaja

Josefo el Apóstata dijo...

Si es que "el algodón no engaña..."

El suricato dijo...

Tienes un ojo en mi blog!!

CISNE dijo...

jajajaj si pensaste y sacaste conclusiones! yo tambien recuerdo aquello...el cachete en el culo era lo que me hacia sentir fatal y encima delante de las amigas jopeeeeeeeeee que poca intimidad tenia una! ahora esas cosas no nos las permiten los hijos ni de coña...a lo mejor les hubiera venido bien algun cachete mas en el culete!!!!
besazos

Zentolo dijo...

Aún recuerdo la última hostia que me soltó mi madre... Fue delante de mis amigos, que huyeron despavoridos, claro XD Lo mismo le caía a ellos también. Y cuando le da por sacarme los trapos sucios... vamos, si se abriera un hueco en la tierra y me tragara, había de estar más contento jajajaja.
Lo de los héroes de película no tiene nombre. Se pegan, se machacan, casi se matan, se levantan como si nada y luego, a la mínima, un grito de la leche sólo por un poco de alcohol... que si lo bebieran seguro que no habían de gritar tanto.

Mamba Negra dijo...

ola!
te descubrí a través de Suricato y me ha encantado tu blog!
he leído varias entradas y te felicito
besotes

Franziska dijo...

La reflexión no es más que una lógica secuencia de recuerdos que es, por otra parte, lo único que tenemos para entendernos y entender a los demás.

Quisiera poner de relieve que leyendo lo que tu escribes, siempre me encuentro con el sentido común y con la lógica, la ironía y la sutil manera de expresarse de los gallegos. Espero que no encuentres lo que te digo como si te estuviera halagando porque no es así. Es una expresión sincera. Creo que la cuestión está en que me caes muy bien.

He estado unos días fuera y es por ese motivo que estoy retrasada en mis visitas. En cuanto pueda, me pondré al día pues no me gusta perderme tus entradas.

Un abrazo.

Mamba Negra dijo...

que razón tienes, es cuestión de evolución...
merci!!

nos vemos

Anónimo dijo...

Es que las madres somos una verdadera plaga algunas veces. Pero una buena hostia a tiempo evita problemas posteriores.Y en cuanto a las pupitas se refiere, yo preferia poner agua oxigenada o betadine,que no pica tanto.

juan dijo...

JEJEJ recuerdos de la inafancia me entraron al leerte muy bueno... si mi madre hablara.... pero me identifico con el de la peli ... mira qu eme gusta leerte un besazo

animate dijo...

Duele mas la verguenza que en si el golpe.Pero hay veces que lo teniamos merecido jajaja.
ANIMATE

Una senderista. dijo...

Hola chica, ayer estuvimos la Bree y yo mirando lo del viaje y por ahora no hay ninguna oferta para ir a Galicia, encima no hay ni vuelos directos, hay que hacer escala en Madrid, los 4 aviones cuestas alrededor de 250 euracos, sin contar desplazamiento ni estacia ni comidas.
Nos ofrecieron una oferta para Tenerife, por 330 e, cada una, tenemos avión directo, desplazamiento, hotel 4 estrellas con spa, media pensión, así que dejaremos las tierras gallegiñas para primavera que es cuando comienzan las ofertas y hay vuelos directos desde Málaga Santiago.
Hemos avisado a Mijo de que vamos para su tierra.
Es un pasote lo carísimo que pueden valer las cosas porque no es temporada veraniega, deberían ser más económicas para que la gente se anime a ir en otras estaciones que no estén tan saturadas por el turismo.
Una pena, ya saboreaba el albariño.

Una senderista. dijo...

Estoy de acuerdo con Carlos, ese azote en plena calle te servía para ponerte en tu sitio

CISNE dijo...

Hola! gracias por pasar por mi blog y dejarme ese comentario tan bonito...aqui sigo leyendote!!!
besos

Gata dijo...

¿dónde andas q estás tan callada? ;))
cuéntame-nos algo jo
besos