martes, 26 de enero de 2010

Mis bobadas.





Cuando era niña un día me enfadé con mi mejor amiga. Estaba triste, desolada, mi mundo se estaba rompiendo. Cuando llegué a casa, mi madre me preguntó que me pasaba que tenía tan mala cara. Le dije que mi amiga y yo habíamos discutido, mi madre respiro aliviada y me dijo. - Anda vete a doblar la ropa que eso es una bobada.
Si me sentía mal, eso me hizo sentir aun peor. Tragué saliva y doble la ropa. Me prometí que nunca le contaría nada de mí vida a mi madre.
Hace unos días, una persona importante para mí dijo algo que me molesto mucho. Me quede pensando en ello, no sabía si decirle algo, si dejarlo pasar, no darle importancia, pero no paraba de pensar, no paraba de dolerme y se lo dije.
- Eso me ha molestado.
- No te entiendo,me respondió, no quiero discutir por bobadas.
Si cabe esté último comentario me dolió más que el primero.
Era una tontería, teniendo en cuenta lo que pasó en Haití, o que la gente pierde a gente todos los días, o el paro, o mi vecino minusválido que coge arrancada para subir un peldaño del portal y que el otro día casi se cae de bruces, claro que es una tontería, pero es mi tontería.
A veces las relaciones son como una torre de naipes, pones un naipe, pones otro y así hasta llegar arriba, y de pronto una sola carta, hace que se desmorone y te das cuenta que las torres de naipes son muy frágiles. Pero tiene arreglo... barajas y vuelta a empezar y ahora sabes que tienes que tener cuidado

21 comentarios:

embrujo dijo...

Hola,a veces lo que para nosotras es algo importante para los demás,son bobadas,no piensan que en ese momento,eso es lo ultimo que quieres oír,con un ,tranquila todo se arreglara,quedaría mejor.

PD:Si te sientes como una torre de naipes a punto de caer,aquí tienes unas manos para intentar que sigas en pie.Un abrazo

Franziska dijo...

Lo importante ¿tu madre tenía razón o no? Por lo que cuentas, tu madre se asustó y sintió alivio cuando le contaste la razón de tu disgusto. Eso fue todo.

Que estemos juntos, que nos queramos mucho no significa que valoremos las cosas igual. Seguramente, a tí te pasa igual con ella. A mi también me pasaba con mi madre y tomé una decisión igual a la tuya: no volver a contar mis cosas. Ahora soy madre y me está pasando lo mismo: veo que me cuentan lo menos que pueden, ¿en qué habré metido la patita? Pues, la verdad, no lo sé. Creo que tienen más confianza conmigo que yo tenía con mi madre pero, la verdad, es que no soy una amiga soy su madre y esto es una barrera insalvable. Cuando la situación se invierta, quizás, se acuerden de algunas cosas -como me pasó a mí- y entonces entenderán: el problema es que ya será irremediable porque yo no estaré para oírlo y llevarme una de las mejores satisfacciones de mi vida.

De la segunda parte de la cuestión, ya no opino pero si te diré que todo es relativo y tú lo expones con mucho acierto.

Un abrazo.

Mar dijo...

No sabes como te entiendo esa metáfora de los naipes me la llevo pues es lo que me suele ocurrir, y cuando se desmorona te dicen que es una tontería y no saben que eso conlleva un montón de tonterías detrás...
Un beso guapa

Carlos dijo...

Me he sentido muy identificado con esta entrada.

Da mucho que pensar, y muchas veces pecamos de egoístas al pensar que nuestros problemas son los únicos.

Besos, señorita.

Leola dijo...

Si, a cada uno le importan sus tonterias y a mi tambien me fastidia cuando alguien no le da importancia. Si me importa, me importa, leñe. Y tambien me importa si lo que a mi me importa a ti no te importa.
Un saludo.

Incara dijo...

Es como una piedrecitas en el zapato es una tonteria pero si no la sacas hace ampolla. Sacate las piedrecitas hazme caso si no vuelven al campo que se vayan a otro zapato pero no al tuyo. El castillo de naipes se puede ir pegando con super glue o cuspe mismo, jejejej Bikiños

anamorgana dijo...

La vida es un poco así, caes y te levantas, así de sencillo.
Un castillo de naipes eso es la vida, Quizás algo más solida pero...
Bicos

ivaxavi dijo...

Los castillos de naipes se pueden reconstruir, y su construcción es más fuerte si participan en ella quien o quienes han propiciado su deconstrucción.

Zentolo dijo...

En la gran mayoría de las ocasiones, con el tiempo, te das cuenta de que hay cosas que sí son bobadas. Pero en el momento en el que te están pasando, agradeces más un "bueno, trata de verlo desde otro punto de vista" que el consabido "bah, eso es una bobada".
Y es que cada uno somos poseedores de la verdad absoluta, la razón absoluta y los problemas más absolutamente problemáticos, porque son nuestras verdades absolutas, nuestras razones absolutas y nuestros problemas más absolutamente problemáticos.
Tanto absoluto me está dando ganas de pedirme un Absolut con naranja jajaja XD

ana p. dijo...

Las bobadas también son importantes. Todos los días están llenos de bobadas, nos movemos entre bobadas que hacen daño y que una trata un rato en recolocar. Me siento identificada con todo lo dicho.... Yo también lloro por bobadas y a mucha honra

juan dijo...

Damos por supuesto muchas cosas que pensamos que la otra persona tiene que saber... y no es asi... si realmente no le decimos al otro lo que nos duele dificilmente lo podra saber...
P.D. Habla con el cuentale tu problema seguro que no te dira eso y te hara sentir mejor...

Otoño dijo...

Poco que añadir, me he identificado tanto con tus "bobadas" y tus "tonterías" que no sé qué decir. Me pasa demasiado que me molestan tonterías, me enfado por tonterías... en fin

Patata Piloto dijo...

Tú lo has dicho: es tu tontería, pero no por ello es menos importante que la mía o de la otro... Cierto que el mundo está lleno de problemas y no a todos nos hacen daño las mismas cosas. Por cierto... ¿te reconciliaste con aquella amiga?

Blog A dijo...

Si, me reconcilie con mi amiga, y fue muy gratificante, había demasiadas cosas buenas para perder la amistad.

Una senderista. dijo...

Todos tenemos nuestras tonterías y nuestros problemas, cuando nos damos cuenta no son ni la mitad de importantes que las cosas que afligen a otros, pero son sucesos que nos afectan personalmente.

Cada uno ve las cosas de una forma y las siente diferentes, lo que para ti te afecta al otro ni lo tiene en cuenta. En este caso, los naipes se han caido de tu lado, pero no del lado del otro

Verrückt dijo...

gracias x pasar...

yo creo q debemos tener cuidado de las cosas q nos molestan y ser concientes de por qué lo hacen, pero definitivamente no hay que tener cuidado de decir lo que nos molesta, xq de otra forma molestan y duelen aun más

saludos

David dijo...

Las relaciones entre las personas son tan personales y algo tan complejo que ni siquiera un castillo de naipes las define.

Pero si tomamos tu símil como referencia respecto a la construcción de una relación de cualquier tipo, cada persona tiene una baraja diferente. Sólo hay que encontrar las cartas coincidentes entre barajas para construir el castillo, e incluso así, una carta que para tí signifique la ruina del castillo, para la otra persona no lo será. Como te pasó con tu madre.

Es por ello por lo que la lucha diaria por relacionarnos entre nosotros y vivir en una sociedad, es tan necesaria y acuciante, como fascinante y difícil.

(Rojo sobre rosa)

David dijo...

Vaya... Yo que me conecté expresamente para ver si me habías respondido, pero ya veo que sólo lo haces a través de terceras personas.

Aún así, y sin que sirva de precedente, me apetece responderte.

Puede que, ya que me conoces, te sorprenda mi manera de escribir, lo cual no se si tomármelo a bien o a mal. Ya que puede ser un halago en sí o una crítica a la imagen que transmito. A partir de ahora usaré, aunque no las necesite, gafas de pasta gruesa, de esas que quedan tan requetebien y dan un aspecto "cool" a la par que culto. El no va más en imagen falsa, de "quiero parecer pero no llego ni a cuarto de..."

Colegio de curas toda una vida: 120€/mes. Ordenador portatil: 700€. Conexión a internet: 25€/mes. Esciribir con corrección: No tiene precio. Para todo lo demás: Lenguaje sms.

David dijo...

Si hay algún usuario de gafas de pasta gruesa (Sí, sí, de estas pequeñicas, y cuadradas, a ser posible combinadas con el color de la ropa del día) en la sala, espero que no le haya ofendido mi comentario.

Blog A dijo...

jaja .. muy bueno David.
Simplemente me gustó tu comentario.Tómatelo bien.

Un cachas de gimnasio, rubio y lleno de músculos.. y además guapo jajajajaja algo está cambiando en la ciudad.
un beso corazón

iriluna dijo...

Nada es tontería si hace daño...soy de las que piensan que las palabras solucionan las pequeñas tristezas y el abrazo sella el acuerdo...lo mejor la sonrisa cómplice y el sentimiento de satisfacción de que la "tontería" se haya resuelto...es poco esfuerzo a cambio de una gran sonrisa...yo siempre apostaré por contar mis tonterías...