jueves, 23 de septiembre de 2010

Todo lo que necesito es un pantalón




Este fin de semana hice lo propio, invitar a unos amigos a cenar y darles la chapa con las fotos de mi viaje. Pobres….

Y ahora entro en mi blog a ver si actualizo, y resulta que escribo sobre mis vacaciones como si fuera un guía turístico, y teniendo en cuenta que me falta hablar de Praga, Berlín y Paris y siguiendo en esa tónica echaré de mi blog a mis amigos por peñazo.

Es que llegar de las vacaciones me sentó fatal, sí, volver a la rutina después de tantos días con la mochila a cuestas….. y lo peor, pensar que me voy a vestir hoy, en el viaje lo tenia claro, lo mismo que el día anterior.

Viajar con tus hijas tiene sus ventajas y sus desventajas, la ventaja es que los cabreos duran poco, estamos tan acostumbras a gritarnos en casa que ya no hay sorpresas.
Los primeros días me pille una alergia y estuve estornudando como tres días  o cuatro y según mis hijas roncando, pero eso es mentira, una mujer con mi glamour no ronca nunca.
Aunque los del tren nocturno que durmieron con nosotros en el coche cama me miraban raro por la mañana, como diciendo, ¿Ese pequeño ser puede hacer más ruido que un elefante?
Pero no hay mal que por bien no venga y un estornudo de aquí y otro de allá,  y un brasileño, medico, según el, invitandome a enseñarle la garganta, a un té y una salida nocturna.

La desventaja de ir con tus hijas es que te llaman “mama” y claro cuando estas tonteando con unos estudiantes belgas de 22 años y practicando tu Frances “Voulez Vous Coucher Avec Moi Ce Soir?” las guapas sueltan así en frío “mamaaa” y claro me apodaron la mamma. Para mi regocijo aun después de tal información me invitaban a la noche berlinesa, aunque no sé si eran ellos o una especie de anís que se metían entre pecho y espalda y los tenía bastante perjudicados.

El día de regreso y por error de logística sacamos 8 billetes de tren para el aeropuerto en vez de cuatro y tuvimos que hacer reventa en la estación y nos dimos cuenta que nadie compraba billetes solo las pringadas, pero al final conseguimos liar a un ingles, y a dos uruguayos, a un cubano aun tuvimos que darle 10 céntimos para un billete que el nuestro no le servia.

Y estoy de bajón, es que no me importaba la mochila, ni la ropa sucia, ni los albergues cutres, ni las horas de tren, es que era feliz.

Y la gente es buena, la verdad es que sí, hay peña muy maja por el mundo con ganas de sonreírte de hacerte la vida más fácil, de ayudar.

20 comentarios:

Maeglin dijo...

Jejeje hombre tal y como leo yo creo que hay más de lo primero que de lo segundo en esa Compañía del Anillo familiar que os habeis granjeado en Europa las Mujeres del Clan Blog A.

A mi me pasó el mismo shock cuando me tuve que poner zapatos tras todo un verano de tener unas chanclas como segunda piel.

Que sigas encontrando mucha gente con sonrisas baratas tambien por aquí.

Babilonio dijo...

Admirable, no se si me atrevería a irme de viaje con los dos cahorros de babilonio jeje, quizá dentro de unos años.
En cualquier caso bienvenida, por aquí también hay gente interesante, seguro.
Un beso

la reina del mambo dijo...

Nada de bajones guapa, no se puede permitir que la señora de la mochila esté de bajón.
En Vigo hay gente interesante que lo se yo. Y en en el mundo bloguero no te digo nada, date una vuelta por el bloguerismo ( me habré inventado una palabra)
¿Tomamos café mañana?
Un beso

viola dijo...

Y volver, volver, volverrrrrrrrr...es lo peor, ¿verdad?
Aunque que tus hijas te estropeen un afaire también tiene lo suyo. Besos

caperucitaferoz dijo...

Que duro es el retorno, dímelo a mí que cada vez que pienso q ya estoy de regreso en ésta ciudad, me vuelvo un poquito gris,pero ya estoy preparando las siguientes escapadas,,,jeje,,,,te entiendo lo de los ligues de 22, a mí me paso en el viaje y me daba no se que decirle que le llevaba 10 años,,,pero es que era el hombre más guapo que he visto en años,,,,así que omiti mi edad,,jijiji.

Besitos guapa y creo que aquí tb hay gente que vale la pena,,,,

Blog A dijo...

Pues claro que soís majos, los más majos, que yo ya no vivo sin mis blogueros, sin contaros mis cositas, en vez de dar la chapa a las amigas os la doy a vosotros, a todos los que entraís a visitarme..
Maeglin, lo de las chanclas.. puff eso es de lo peor, no sabes como te entiendo.
Babilonio bienvenido, llevate a los cachorros que mola.
Reina, mañana un cafelito clarostá
viola, tu me entiendes que tienes dos hijas.
Caperu, yo le llevaba veinte años pero solo son números, eran más grandes que yo, muchooo más grandes jajaj

Josep Capsir dijo...

Vaya! Parece divertido viajar contigo, aunque un poco caótico el regreso. No me parece del todo apropiado susurrarle a un hormonoide belga que quieres dormir con él, no por el anís, no por la diferencia de edad, ni tan solo por lo que pueden pensar tus hijas. ¡No puedes ofrecerle a nadie pasar una noche contigo después de deleitarles con tus ronquidos!
Y por lo otro, mira la parte positiva. Lo bueno que tienen los regresos es que falta menos para volver a irte...
Un beso

Blog A dijo...

Josep, tiene razón pero en cuanto la alergia mejoró, ya dejé de roncar..jajaj una oportunidad así a mi edad, me sentia yo la Demi

estrella dijo...

Qué bonito es irse de vacaciones,Montse,desconectar de la monotonía y tener un viaje de aventuras,donde la sorpresa está a la vuelta de la esquina!

Pero todo tiene un fin,no te preocupes,que si nos lo estás contando es porque lo disfrutaste,lo viviste y eso te tiene que animar para continúar y para ir preparando las siguientes,cuando puedas..

Un abrazo

Blog A dijo...

Gracias estrella. Tienes razón ya estoy haciendo bote para la próxima

Josefo el Apóstata dijo...

Esta última crónica de viaje me gusta mucho más que las anteriores, porque ahora ya cuentas las cosas que importan de un viaje. Gracias por contar tu vida.

ana p. dijo...

MOntse la cena del viernes fue genial. Me encantaron tus aventuras familiares y me entró una evidiejaaaaa. Entiendo que estés de bajón la rutina llega con sus hábitos de invierno y cuesta mucho olvidar la libertad veraniega. Yo también estoy de bajón, cuando estés así mira tus fotos y ríete niña.

Runas dijo...

Yo tambien estaria de bajon despues de las vaciones que te has pegado, pero bueno siempre te quedaran las anecdotas y las risas para levantarte el animo. Un beso

Daniel Rioja dijo...

A veces hacen falta experiencias como este viaje para recordar que todos tenemos buena voluntad, pese a que a veces lo dudemos.

Un saludo.

Daniel Rioja dijo...

A veces hacen falta experiencias como esta para volver a confiar en la buena voluntad de la gente; yo aún no la he perdido.

Un saludo.

Anto dijo...

Míralo por el lado bueno, si te ha venido ese bajón es por lo bien que te lo has pasado. Imagínate que hubieras llegado de las vacaciones deseando volver al trabajo. Yo prefiero el bajón mil veces jeje, y estaría deseando hacer méritos para pillar otro.

Y no tardes en darnos el peñazo con tus andanzas por Praga, Berlín y París, eh mamma, que estoy deseando saber si le diste esquinazo a tus hijas en algún momento ;)

Besos

un completo gilipollas dijo...

Todo cuanto necesito es que se quite usted el pantalón... mamá
Siempre suyo
Un completo gilipollas

juan dijo...

Quien diria que has vuelto no se sabe nada de ti ... me gustan tus historias veo que has traido la mochila llena me alegro que estes felizzzzz... besos

Patata Piloto dijo...

Quiero ir de viaje contigo!! Jajajaja. Volver al mundo real es lo peor. Y lo digo yo que para encima sólo he estado "fuera de cobertura" un fin de semana (que por cierto, ya subiré la crónica, pero me faltan las fotos). Me alegra que lo hayas pasado tan bien. Y la vuelta siempre es difícil... Bien lo ha resumido Maeglin... Anteayer tuve que sacar los "calcetos" del cajón porque se me quedaban los pies congeloides... :(

libel dijo...

Es lo que tiene viajar con las hijas...que te llaman mamá asi,por las bravas y te chafan los ligues jajaja.
He estado leyendo tus cronicas viajeras y viendo tus fotos, y de aburridas nada guapa,además si algun dia (ojalá...XD)me da por irme de tournèe por Europa me van a servir de referencia,que yo cuando viajo soy como Paco Martinez Soria,siempre con cara de despiste que se me ve a leguas que soy de pueblo jejeje.