miércoles, 15 de septiembre de 2010

Una de vacaciones

Bruselas fue nuestra primera parada, lo primero pasar por una tienda a comprar pan para el bocata de chorizo, y una especie de crep cuadrada gigante que parecía de hojaldre y que a nosotros no nos gusto nada, terminó entera en una papelera, eso pasa por comer con los ojos




Nos sentamos en un banco y con una navaja de mano preparamos unos bocatas mientras disfrutabamos de las vistas.


En Bruselas hay mucha gente con traje comiendo en sitios casi como nosotras, en cafeterías comida rápida, parece una ciudad de administrativos y ejecutivos.


Nos cogimos un bono de metro para todo el día, diez euros los cuatro y lo que descubrimos es que no hay ningún tipo de control, entras y sales del metro como Pedro por su casa, nadie nos pidió el tiket no había barreras. En uno de los viajes Alicia quedo atrapada en las puertas del metro, por incesisos, dio la casualidad que se podía salir por los lados y Eva dijo por aquí y luego dijo nooo por alllí entoncer echamos a correr para la otra salida y Alica quedo atrpada giramos la cabeza y allí vimos  a la porbre enganchada y unos chicos ayudando, al finalse abrieron y salio sin más percances. ya empezabamos bien.


Paseamos por el centro como guiris admirando su arquitectura y fuimos al museo del chocolate, pero nos quedamos a las puertas. En esta ciudad todo cierra pronto.



Nos fuimos al museo de la música que dicen que tiene buenas vistas y otro tanto de lo mismo, cerrado, nos dimos cuenta que, o nos adaptábamos a los horario europeos o íbamos de culo.


Por último pasamos a ver el Atomium que les encanta a los chinos, un monumento en forma de átomo, de ahí el nombre tan original y como no, estaba cerrado, pero lo vimos por fuera.



Así que con todo cerrado volvimos al hostal, jugamos a las cartas y hablamos con le gente que se alojaba allí, lo de hablar es un decir, pues de idiomas lo justo, pero nos hacíamos entender. Nos acostamos “ temprano” para nosotros y así al día siguiente llegar temprano a los sitios.



El segundo día de viaje nos fuimos a Gante, un pueblito muy mono en obras por todas las esquinas,




allí comimos pasta en un cartón y nos tiramos a la bartola en un monumento a dormir la mona.



Había un aparcamiento para bicicletas y yo juraría que había mas bicis que habitantes




Por la tarde otro tren y para Brujas, allí haciamos noche en un hostal que se llamaba snuffel.



Nada más llegar nos invitaron a un tour gratuito que salía del hostal a las 7 y decidimos ir, el guía hablaba ingles y poco entendimos pero nos dimos un paseo por el pueblo con otra gente.



El Snuffel era un local de copas y las habitaciones estaban arriba por una escalera de caracol de vertigo, las duchas estaban al otro lado del local por lo que cuando querías ducharte atravesabas el bar.



A las 9, la hora feliz, una cerveza un euro y como era más barata que el agua, venga cervezas.



Conocimos dos chicas argentinas, madre e hija que viajaban juntas. Brujas es un lugar precioso, parece sacado de un cuento, yo esperaba de un momento a otro ver salir a blancanieves o al Rey Arturo.



Un chico Canario tenía un portátil y como a  Alicia se le notaba el mono de internet a leguas le dejo su ordenador y entablamos una conversación entre cervezas y risas. Al día siguiente nos llevo a la estación.



Rumbo a Amsterdam

11 comentarios:

estrella dijo...

Hola Montse!!
¡Vaya bocata!había hambre,jaja,el horario europeo nada tiene que ver con el español,a nosotros nos gusta demasiado trasnochar y aquí todo cierra bastante más tarde que en el resto de Europa y no hablemos ya del horario de comidas.
Sigue contando...

Un abrazo

Anto dijo...

Madre mía, pedazo bocata! Apenas que acabe con el comentario voy y me hago uno, que me ha dado deseo. Y lo de las bicis qué. Si la tienes por el medio, ¿luego cómo la sacas?
De Brujas he leído, en el blog de un chico que también ha estado por allí este verano, que es una de las ciudades más bonitas del mundo. ¿Es verdad?
Bueno, deseando estoy de leer la siguiente entrega.

Besos

Aparcamiento larga estancia dijo...

Interesante! Saludos

Daniel Rioja dijo...

Me impresionó la foto del aparcamiento de las bicicletas.
Un saludo.

mamen dijo...

Hola preciosa, ya estamos las dos de vuelta en casa, que como dice mi gallego, como la casa de uno naaaa.
Y estas deseando salir de viajes, pero cuando llevas ya una semana fuera, estas deseando volver.
Me alegra que lo pasaras bien, un beso

Blog A dijo...

El bocata era para compartir jaja no me lo comí yo sola.
Brujas es una ciudad peciosa, parece de cuento.

la reina del mambo dijo...

¿Es verdad lo que dicen que Bruselas es la ciudad más aburrida de Europa?
Menos mal que el bocata era para compartir, cuando lo he visto me he asustado.
Brujas que ganas de ir y con lo cerca que estaré!!!
Lo de comer en cartón por la calle no me sorprende es normal y lo de las bicis pues tampoco es normal y no se te ocurra meterte en su carril.
Ya me he pasado.
Ya te contaré lo que dice el matasanos.
Besos

Zentolo dijo...

Primera entrega... Voy tomando apuntes para cuando vaya yo de interraíl, saber qué ver o qué hacer. Por lo pronto, tomo nota del horario europeo jajajaja

caperucitaferoz dijo...

Preciosas fotos, y que ciudades tan bonitas,,,
Bienvenida,,
Un besito,,,,,

Runas dijo...

Gracias por compartir este viaje . Me encanta la foto del bocata jajjajaajjaj. Un beso

Fiebre dijo...

Pues me das a mi ese bocata relleno de Pata Negra en cualquier sitio de guirilandia...¡y lo comparte su prima!

Jamía qué envidia más insana me da eso de los viaje...