domingo, 12 de diciembre de 2010

Incubando síndrome de Diógenes


Cuando haces una mudanza no te explicas como te caben tantas cosas inútiles en casa.


Esta sociedad está incubando el Síndrome de Diógenes, acumulamos cosas inútiles todo el año y nos cuesta un mundo deshacernos de ellas.

Resulta curioso que el síndrome de Diógenes tenga su nombre por un filosofo griego, Diógenes de Sinope, un hombre que vivía en una tinaja y huía de todo lo material, cuando ésta enfermedad es todo lo contrario, acumular cosas.

Y ahora toca navidades, y compras, y pensar en regalar a todo el mundo a la vez, que si los suegros, los padres, los sobrinos, los hijos, los hermanos, los amigos invisibles...NOOOOOOOOOOOOOO

He pensado en reciclar, ir al cuarto de los juguetes antiguos como dice mi sobrina Zoe, vulgarmente llamado trastero y regalar cosas que ya no uso, si, la verdad que parece cutre, pero es una forma de reciclar, hacer limpieza y ahorrar una pasta.

He pensado que no quiero tener el síndrome de Diógenes, mejor quiero ser Diógenes al que un día Alejandro Magno dijo: -” ¿En que puedo servirle?”- y Diógenes respondió: - "¿Puedes apartarte para no quitarme la luz del sol? No necesito nada más”.

Aunque claro, yo necesito mi ordenador para contaros todas estas chorradas

14 comentarios:

Jeanne dijo...

No me parece mala idea, aunque si soy incapaz de tirar nada a la basura...imagina regalarlo; más difícil tododavía.

Lo que está claro es que seguiré acumulando papel, libretas, notas, servilletas de papel con dos líneas escritas, algún trozo de papel higiénico (nuevo) con apuntes improvisados....

Qué desastre....me voy a la tinaja ;-)

Jeanne

la reina del mambo dijo...

A reciclar se ha dicho!!! Eso si ten cuidado con la suegra no vaya a ser que le regales algo que ella te regalo.
Que pasa doña Montse ya no me ajuntas?
Un bico o dos
Buen domingo

Incara dijo...

Pues yo intenté regalar cosas "consumibles", pero no lo conseguí... poca cosa he reciclado la verdad, pero creo que yo me voy a apuntar a ebay... jejeje
Besitos

Maeve dijo...

Diógenes vivía en una tinaja.

Qué poético :)

Zoe dijo...

Hola Montse!!! Pues fíjate que a mi me pasa todo lo contrario, en mi casa, me acusan de botarlo todo, bueno no lo boto, lo meto en bolsas y lo regalo, pero eso, me pone mallll tener mil cosas acumuladas que lo que hacen es agarrar polvo...
Me gusta eso de la idea greenplanet, de reciclar!!!
Feliz inicio de preparativos navideños guapa!!!

Babilonio dijo...

En mi trastero hay mas cosas que en el resto de mi casa, yo estoy dudando entre hacer como tu, la compra de navidad en el trastero o regalarselo todo al trapero jeje
Nos olvidamos de que las cosas materiales son solo eso, vaya una sociedad.
Besos

Anónimo dijo...

Es verdad,nos pasamos media vida acumulando cosas que no necesitamos y luego cuando nos estorban,otra media pensando como desacernos de ellas,eso en cuanto a objetos..
Y en cuanto a actitudes,sentimientos toxicos,malas costumbres etc,etc...Otro tanto,¡¡jolines.Que equipaje tan pesado!! --F--

Runas dijo...

Esta claro que el que le puso el nombre a esta enfermedad , no estaba ese dia muy inspirado.En cuanto a la idea del reciclado, me parece muy buena. Yo de entrada me declaré hace tiempo anti compra de navidad, es mas me declaré antinavidad . No me gusta en absoluto el ambiente consumistas de estas fiestas. Un beso

Josep Capsir dijo...

Hace un par de años, influenciado por un libro de Feng Shui que me regalaron hice algo parecido. Básicamente se trata de vivir con lo necesario, aunque es imposible guardar aquellos típicos "por si un día..."
Un beso.

dijo...

Ojú!, yo que estoy en plena mudanza no sabes cuanto y de qué forma lo estoy viviendo. Diógenizada perdida ando... :-O

Aunque lo peor no es lo que acumulamos en casa, sino la de "cosas" inútiles que almacenamos en la cabeza... y esas sí que cuesta lanzarlas por el precipicio del reciclaje, eh?...(hablo por mí, claro)

Un beso, Montse, me ha encantado encontrar tu blog!

caperucitaferoz dijo...

Nos pasamos la vida acumulando, de todo, y cuando nos paramos por un momento nos damos cuenta de que, nos sobra y queremos tirarlo todo de repente.

Un bico

Layna dijo...

Pues mira por donde a mi se me ocurrío esa idea hace un par de años cuando empecé a acumular regalos de los amigos invisibles del trabajo(esos de los chinos tan inútiles) y como tenía miedo de volver a regalar a la misma persona el mismo regalo, empecé a hacer una lista de quién me había regalo cada cosa. Este año seguro que los empiezo a reciclar con la gente del trabajo. Distinto es en el caso de la gente que uno ama, para ellos me gusta dedicar tiempo a comprar algo especial. Sin lugar a dudas el arte de NO acumular es algo que tengo pendiente de poner en practica a todos los niveles.

Zentolo dijo...

En mi casa tiemblan cuando digo "voy a hacer limpieza". Es cierto que guardo lo que no está escrito, pero cuando limpio, lo hago de verdad... La última la hice a principios de verano y vacié la mitad de mi "fondo de armario". Cantidades industriales de ropa que tenía acumulando polvo y polilla... Y va tocando otra ahora que se acercan las navidades jajaja Creo que voy a llamar a los del centro Reto o algo así, que seguro que le sacan más provecho que yo... XD

Bree dijo...

mira Montse, ya hace tiempo que Diógenes vino de visita a mi casa y le gustó tanto, que se ha quedado viviendo aquí...
Mira que tiro cosas, pues igual que los Gremlis, al lavarlas y darles de comer después de media noche, vuelven a aparecer...