miércoles, 29 de septiembre de 2010

En Berlín



Estas vacaciones dieron para mucho, para divertirme, ver edificios bonitos, beber cerveza y también para conocer la historia de otros sitios desde la perspectiva de sus ciudadanos y desterrar alguna ideas preconcebidas.

Berlín es una ciudad interesante y con cierta armonía, por ejemplo la puerta de brandrenbugo esta construida con una piedra beige y la estatua de bronce con el paso del tiempo se puso verde, pues todos los edificios de sus alrededores tienen la misma piedra, y tienen el tejado verde lo que crea cierta armonía, las construcción de sus edificios tiene normas estéticas.

En Berlín hay muchos recordatorios del holocausto, por ejemplo el museo del horror, el conmemorativo a las víctimas, y muchas cosas más. Esta generación no quiere cargar con la culpa pero aun así exhiben su vergüenza para que nadie olvide lo que en ese país ocurrió.

Estuvimos en el muro, cono no, y dejamos nuestra huella.


En un pueblo cercano Oranienburg hay un campo de concentración, Sachsenhausen, y fuimos en visita guiada.

una curiosidad que nos contó la guía es que el traje de rayas y el uniforme de las juventudes lo diseño el primer Hugo Boss con 49 años, también nos leyó una correspondencia entre Bayer ( el de la aspirina) y el campo solicitando mujeres para sus estudios, regateando el precio, cuando las recibió, respondió que estaban un poco delgadas pero le servirían , tiempo después envió otra carta en la que decía que no había sobrevivido ninguna pero habían sido de gran ayuda, y que si necesitaban más les llamaría.

Los campos de concentración se auto gestionaban prestando mano de obra, los presos, por ejemplo a la Mercedes Benz y muchas otras empresas que como en todo tiempo de guerra se enriquecen. El resto de atrocidades creo que son sobradamente conocidas por todos si han visto por ejemplo "La lista de schindler",  o cualquier documental sobre el holocausto,

y aunque casi siempre se habla de los judíos, también murieron, gitanos, comunistas, minusválidos, testigos de Jehova, homosexuales, lesbianas, borrachos, y todo el que no comulgara con el regimen,  en este campo murio gente de 34 paises. 

Se diferenciaban por triángulos cosidos a su traje, rojo para presos políticos, verde para presos comunes, azul para emigrantes, violeta para testigos de Jehová, rosa para homosexuales, negro para mujeres, asociales, prostitutas, lesbianas, sin techo, enfermos mentales etc, marrón para gitanos y amarillo para los judíos y los que más sufrieron fueron los gays, y si además era gay y judío .. .

La capacidad de torturar que tenían era ilimitada, no solo físicamente, si no psicológicamente. Esté lugar  se creó como campo de concentración y al final de sus días termino también siendo de exterminio, tenía cámara de gas ,crematorios, y paredón.

Según nos relató la guía, una tarde los guardas estuvieron cinco horas disparando en el paredón y se dieron cuenta que eso afectaba psicológicamente a los soldados por eso decidieron crear allí una cámara de gas.

Nos contó muchas más cosas pero no tengo ganas de haceros llorar


Traspasar esa puerta que reza “Arbeit macht frei “ el trabajo os hará libres, te pone los pelos de punta.
Esta visita nos dejo emocionablemente cansados, no tanto por lo que ves, si no por lo
que intuyes, por el silencio que reina en el, por las historias que relatan, de lo cerca que está en el tiempo.
Y eso asusta, y muchos nos hacemos esa pregunta, ¿Como pudo pasar?, como todos los países del mundo que sabían que esto estaba ocurriendo  lo consienten, pues como todo, una buena gestión de marketing, con eso nos venden todo.

Pensamos que no puede volver a ocurrir, que hemos aprendido, pero esto comenzó con la falta de trabajo y la inseguridad, el Nacional Socialismo subió al poder y dio trabajo, y cuando tu necesidad primera es comer, la libertad de expresión no es tan importante.

En la película La Ola, un profesor quiere demostrarles a sus alumnos que no es tan difícil manipular las mentes de gente normal y corriente, es interesante.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Todo lo que necesito es un pantalón




Este fin de semana hice lo propio, invitar a unos amigos a cenar y darles la chapa con las fotos de mi viaje. Pobres….

Y ahora entro en mi blog a ver si actualizo, y resulta que escribo sobre mis vacaciones como si fuera un guía turístico, y teniendo en cuenta que me falta hablar de Praga, Berlín y Paris y siguiendo en esa tónica echaré de mi blog a mis amigos por peñazo.

Es que llegar de las vacaciones me sentó fatal, sí, volver a la rutina después de tantos días con la mochila a cuestas….. y lo peor, pensar que me voy a vestir hoy, en el viaje lo tenia claro, lo mismo que el día anterior.

Viajar con tus hijas tiene sus ventajas y sus desventajas, la ventaja es que los cabreos duran poco, estamos tan acostumbras a gritarnos en casa que ya no hay sorpresas.
Los primeros días me pille una alergia y estuve estornudando como tres días  o cuatro y según mis hijas roncando, pero eso es mentira, una mujer con mi glamour no ronca nunca.
Aunque los del tren nocturno que durmieron con nosotros en el coche cama me miraban raro por la mañana, como diciendo, ¿Ese pequeño ser puede hacer más ruido que un elefante?
Pero no hay mal que por bien no venga y un estornudo de aquí y otro de allá,  y un brasileño, medico, según el, invitandome a enseñarle la garganta, a un té y una salida nocturna.

La desventaja de ir con tus hijas es que te llaman “mama” y claro cuando estas tonteando con unos estudiantes belgas de 22 años y practicando tu Frances “Voulez Vous Coucher Avec Moi Ce Soir?” las guapas sueltan así en frío “mamaaa” y claro me apodaron la mamma. Para mi regocijo aun después de tal información me invitaban a la noche berlinesa, aunque no sé si eran ellos o una especie de anís que se metían entre pecho y espalda y los tenía bastante perjudicados.

El día de regreso y por error de logística sacamos 8 billetes de tren para el aeropuerto en vez de cuatro y tuvimos que hacer reventa en la estación y nos dimos cuenta que nadie compraba billetes solo las pringadas, pero al final conseguimos liar a un ingles, y a dos uruguayos, a un cubano aun tuvimos que darle 10 céntimos para un billete que el nuestro no le servia.

Y estoy de bajón, es que no me importaba la mochila, ni la ropa sucia, ni los albergues cutres, ni las horas de tren, es que era feliz.

Y la gente es buena, la verdad es que sí, hay peña muy maja por el mundo con ganas de sonreírte de hacerte la vida más fácil, de ayudar.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Terecera entrega "vacaciones" Amsterdam




Cuando llegamos a Amsterdam (pondré el acento en la a del final, por que allí dicen Amsterdam) lo que más me llamó la atención fue que los edificios estaban inclinados, pensé, menudos zoquetes estos arquitectos, pero luego me enteré que hay un porque.




Los edificios en Amstedam son muy estrechos, y las mudanzas se hacen por la ventana, esa inclinación hacia adelante ayuda a que en el transcurso del ascenso por ejemplo de un piano este se balancee y no de en la fachada.

Las casas se pagan por ancho de fachada, cuanto más ancha más cara. Puesto que Holanda está construida bajo el nivel del mar sobre pilotes de madera, no se tiran edificios y se vuelven a construir, por eso las casas son tan caras, tampoco se pueden reformar sin pedir permiso.

Amsterdam esta considerada la ciudad más tolerante del mundo, los gays pueden casarse y adoptar. La eutanasia es lega y la prostitución, el consumo de mariguana está regulado, que no legalizado.

En ningún local de Amsterdam se puede fumar tabaco y la maría solo se puede fumar en los coffee shop y en ellos no te venden alcohol. Si fumas maría por la calle pueden multarte, no es habitual pero pueden. Un coffee shop solo puede tener en la tienda 500 gramos de maría por día, si tienen más o vende a menores pueden cerrárselo.


                               En este coffee rodo Brad Pitt  y  George Cloonye ocenan's eleven



No sé puede hacer apología de las drogas, ningún Coffee puede tener fotos o anunciar que vende maría, de hecho el nombre no indica nada, lo menos que encuentras en un coffee shop es café.


Pasamos por el barrio rojo, nos aconsejaron no sacar fotos de las chicas( yo ni lo pensé.) pues ellas quieren preservar su intimidad, en caso de que lo hagas, te puede salir un armario ropero del local arrancarte la cámara y tirarla al canal y si la llevas al cuello vas con ella, o tirarte un caldero con liquido que no es agua, dicen que mean durante la mañana en ella y si intentas sacar fotos te la tiran por la cabeza., yo no lo he visto, me lo han contado.





En el barrio rojo, como no, hay una iglesia, cuentan que los marineros cuando bajaban a puerto lo primero que buscaban era alcohol, satisfecha la primer necesidad venia la segunda, mujeres, en el barrio satisfacían sus necesidades sexuales entonces venia la culpabilidad por los pecados, las prostitutas aconsejaban a los marineros pasarse por la iglesia a confesar pagar una multa y eran perdonados.

En mi paseo por el barrio vi a dos chicas en tanga y sujetador, preciosas la verdad, pero las miré de lado, será que aun tengo prejuicios con estas cosas y me sentía incomoda al mirarlas así como si fuera un zoo, pero bueno, si me voy a vivir a Amsterdám quizá deje de sentir eso.

Todo esto puede cambiar en breves, la política, holandesa quiere cambiar el tipo de turismo y en el 2012 los Coffee Shop cerrarán casi todos y solo quedaran algunos para los residentes. El barrio Rojo dejará de exhibir a las prostitutas y la ocupación ya no es legar desde ya.

En vista de la escasa vivienda y para evitar la especulación, si un piso llevaba más de un año vacío podías ocuparlo, pero la ocupación tenia unas condiciones, siempre mejorar las inhalaciones y una vez al mes dedicarlo a un acto cultural, exposiciones, charlas o talleres, y no subarrendar, en el caso de que incumplieras con alguna de estas reglas unos inspectores que pasaban regularmente a visitarte te desalojaban, los ocupas pagaban impuestos. Ahora ya no se puede ocupar



En un edificio hay una iglesia oculta, una católica, lo cierto es que convivían las dos religiones sin muchos problemas, todo el mundo sabía que existían iglesias católicas pero las pasta de los católicos hacia falta y se hacía las vista gorda y si los domingos subían 200 personas al pisito y una iba vestida de blanco y de largo con un ramo de flores pues no pasaba nada.




Aquí la gente viste como quiere, yo diría que es la antimoda, un sitio ideal para mí, que me gusta divertirme con la ropa.



En Amsterdám es muy probable que te atropelle una bicicleta, todo el mundo anda en bicicleta y además no frenan, van timbrando todo el rato y tienes que apartarte, llegué a odiar a los ciclistas..




La noche en Amsterdám, unas mesas en una calle cualquiera un escenario y una tía cantando y ya tenemos unas fiesta.



El hostal en el que estábamos tenia discoteca y todo pero en su publicidad enumeraba las ventajas de ser el hostal más sucio, la literas no tenían escalera y Alicia yo dormíamos arriba por lo que subir era una tarea de pura coña.




Eso si, las cervezas a 1,80 € seguía siendo más barato que beber agua... en los descansillos había una manguera contra incendios y esté cartel rezaba encima...




Nos costó dejar Amsterdám, una noche en tren literas..  pero la nocilla alivia todas  las penas




Próxima parada Praga

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Una de vacaciones

Bruselas fue nuestra primera parada, lo primero pasar por una tienda a comprar pan para el bocata de chorizo, y una especie de crep cuadrada gigante que parecía de hojaldre y que a nosotros no nos gusto nada, terminó entera en una papelera, eso pasa por comer con los ojos




Nos sentamos en un banco y con una navaja de mano preparamos unos bocatas mientras disfrutabamos de las vistas.


En Bruselas hay mucha gente con traje comiendo en sitios casi como nosotras, en cafeterías comida rápida, parece una ciudad de administrativos y ejecutivos.


Nos cogimos un bono de metro para todo el día, diez euros los cuatro y lo que descubrimos es que no hay ningún tipo de control, entras y sales del metro como Pedro por su casa, nadie nos pidió el tiket no había barreras. En uno de los viajes Alicia quedo atrapada en las puertas del metro, por incesisos, dio la casualidad que se podía salir por los lados y Eva dijo por aquí y luego dijo nooo por alllí entoncer echamos a correr para la otra salida y Alica quedo atrpada giramos la cabeza y allí vimos  a la porbre enganchada y unos chicos ayudando, al finalse abrieron y salio sin más percances. ya empezabamos bien.


Paseamos por el centro como guiris admirando su arquitectura y fuimos al museo del chocolate, pero nos quedamos a las puertas. En esta ciudad todo cierra pronto.



Nos fuimos al museo de la música que dicen que tiene buenas vistas y otro tanto de lo mismo, cerrado, nos dimos cuenta que, o nos adaptábamos a los horario europeos o íbamos de culo.


Por último pasamos a ver el Atomium que les encanta a los chinos, un monumento en forma de átomo, de ahí el nombre tan original y como no, estaba cerrado, pero lo vimos por fuera.



Así que con todo cerrado volvimos al hostal, jugamos a las cartas y hablamos con le gente que se alojaba allí, lo de hablar es un decir, pues de idiomas lo justo, pero nos hacíamos entender. Nos acostamos “ temprano” para nosotros y así al día siguiente llegar temprano a los sitios.



El segundo día de viaje nos fuimos a Gante, un pueblito muy mono en obras por todas las esquinas,




allí comimos pasta en un cartón y nos tiramos a la bartola en un monumento a dormir la mona.



Había un aparcamiento para bicicletas y yo juraría que había mas bicis que habitantes




Por la tarde otro tren y para Brujas, allí haciamos noche en un hostal que se llamaba snuffel.



Nada más llegar nos invitaron a un tour gratuito que salía del hostal a las 7 y decidimos ir, el guía hablaba ingles y poco entendimos pero nos dimos un paseo por el pueblo con otra gente.



El Snuffel era un local de copas y las habitaciones estaban arriba por una escalera de caracol de vertigo, las duchas estaban al otro lado del local por lo que cuando querías ducharte atravesabas el bar.



A las 9, la hora feliz, una cerveza un euro y como era más barata que el agua, venga cervezas.



Conocimos dos chicas argentinas, madre e hija que viajaban juntas. Brujas es un lugar precioso, parece sacado de un cuento, yo esperaba de un momento a otro ver salir a blancanieves o al Rey Arturo.



Un chico Canario tenía un portátil y como a  Alicia se le notaba el mono de internet a leguas le dejo su ordenador y entablamos una conversación entre cervezas y risas. Al día siguiente nos llevo a la estación.



Rumbo a Amsterdam

Del cielo y del infieno


Mi amigo Oscar me ha dicho que voy a ir al infierno por bicho, pero yo le he dicho que soy socia de una ONG para aliviar mi conciencia, así que no voy a ir al infierno ¿o sí?

Pues puede que sí, porque me he dado cuenta que la ONG a la que pertenezco no es religiosa, y se supone que son las religiosas las que tiene línea directa con dios.

Entonces estoy buscando una religión en alza, no vaya ser que me coja la muerte y no tenga puntos para el cielo.

Es mi duda, si hay tantas religiones, ¿Como saber cuál es la verdadera?

Hay gente que no encuentra sentido a esta vida si no hay otra después, y te lo dicen mirando al horizonte, esto no se puede acabar aquí.

Yo perdí un hermano hace unos años, bueno, no lo perdí, se murió, es que eso de perdí me suena bastante raro pues no lo perdimos, en todo momento sabíamos dónde estaba su cadáver, murió por mucho que queramos suavizar las cosas.

Pues eso, mucha gente habla de otra vida, o de que los muertos te ven donde quiera que estés. Es muy bonito pero a mi llegó un momento que me generó cierta inquietud, me imaginaba a mí hermano siempre conmigo, entonces dejé de hacer esas cosas que me gusta hacer a solas… así que un día le dejé marchar.

Ya me perdí, pues eso, buscaba una religión en alza, dice mi amigo que la de la cienciología, por ejemplo.

Yo quiero una en la que no tenga que volver aquí. Te imaginas por ahí dando vueltas, viendo a tus amigos haciendo fiestas y tu sin poder estar.. no, si hay que ir a otra vida que se a otro lugar, otro planeta por ejemplo.

Me voy a leer todos los libros sagrados a ver que ofrecen aunque por otra parte algunos contratos con las religiones son muy duros. Te exigen sacrificios en la tierra, como no beber alcohol, no practicar sexo, ir tapados hasta las orejas y no te dan ni una garantía de que lo que viene después existe.
Supongo que cuando tienes una mierda de vida, la esperanza de otra mejor nos lleva a creer en religiones varias que nos dan respuesta a lo que desconocemos solo por no querer aceptar que cuando te mueres, tu cuerpo se descompone, solo queda tu energía durante un tiempo, pues al final es lo que somos energía.

lunes, 13 de septiembre de 2010

En casita

Cuando llego a mi ciudad y desde la autopista veo las Islas Cíes me siento en casa.


Dice mi marido que hay gente que viaja y va en un cesto y vuelve en un baúl. Espero que eso no me haya ocurrido a mí.

Doce días de viaje, muchas ciudades y muchas cosas que ver y aprender en muy poco tiempo.

Tengo tantas cosas que contar que se me atropella el teclado y no sé por dónde empezar por eso contaré sobre la marcha anécdotas y cosas que viví en mi viaje a lo mochilero por Europa.

Primero decir que la mochila pesa, joe si pesa, que viajar no es tan caro si no eres muy exigente, y si no quieres ir de restaurantes. Que las ciudades son caras depende por dónde te muevas.

Los hostales suelen tener cocina y te dan la oportunidad de cocinar y ahorrarte dinero.

Nosotras hicimos noche desde 12 euros hasta 28 euros y algunos incluyen desayuno, y eso es un punto.

Moverte en metro es una forma fácil de ver cosas en las grandes ciudades y no acabar hasta los mismísimos de patear y así ver los monumentos importantes, museos y demás, pues al final las ciudades vista una vista todas, edificios de hormigón y cosas de esas. Como lo más interesante suele ser la parte vieja es fácil ubicarse en los mapas y después patear los alrededores

Nuestra primera parada fue Bruselas, con un mapa de la ciudad y un bocata de chorizo en un banco planificamos la ruta, y en metro de aquí para allá. Conseguimos ver lo más significativo.


una foto de Bruselas.
En Bruselas el chocolate esta muy rico, eso ya lo sabe todo el mundo, nosotros no ibamos con presupuesto para comer pato a la naranja que dicen que esta muy bueno también, así que la proxima vez será.
Bueno no escribo más que estoy cansada, mañana otro poco para no aburrir al personal de una sola atacada.