martes, 29 de marzo de 2011

séptimo arte





Recuerdo cuando escribí mi primer post, sigue ahí solito y sin comentarios, y es que tener un blog sin saber si te lee alguien es como escribir en una hoja y meterla en un cajón.

En muchas ocasiones he tenido un día de mierda, he escrito en este lugar y los comentarios me han animado y en otras algunos desanimado, los menos diría yo, pero alguna vez me pasa, cuando me meto en fregaos políticos o razonamientos nada convencionales.

El comentario te ayuda a continuar, a volver a escribir.

Tengo un joven amigo que abrió un blog, escribe sobre las películas que les gustan, espero que algún día escriba sobre algo más que de cine, que yo sé que tiene muchas cosas que contar y compartir, así que os invito a su blog.


11 comentarios:

Silvia dijo...

Todos tenemos una motivación cuando empezamos el blog, los comentarios no dejan de ser un impulso en los días de bajón...
Es cierto q cada vez leo menos blogs, cada vez me aferro más a aquellos en los que encuentro afinidad, de todas si es tu recomendado habrá q visitar a "séptimo Arte" a ver que pinta tiene, yo me trago casi cualquier película...

Abrazos!,
;)

TORO SALVAJE dijo...

Los comentarios son la sal de esto.
Sin ellos los blogs son muy sosos.

Voy a ver el que recomiendas.

Tu primer post ya no está solito.

Besos.

natsnoC dijo...

La verdad es que los posts, aunque sepas que los leen (las estadísticas también animan), sin comentarios no son lo mismo.

la reina del mambo dijo...

Un blog sin comentarios es como las patatas sin sal.
Voy a ver el que recomiendas.
Un beso

Javier dijo...

A veces me pregunto por qué necesito escribir en un blog.
A veces me pregunto por qué los comentarios son necesarios.
No he llegado a conclusiones definitivas, pero creo que la vanidad debe de ser importante.
Nos afectan los comentarios y en ocasiones nos acompañan, en muchas ocasiones.

Saludos.

raindrop dijo...

Supongo que esto de los comentarios también se puede deber a que tenemos el ego muy gordo (sí, hay que reconocerlo jejeje) y nos gusta el reconocimiento de los demás.

A veces pensamos que si escribimos algo y nadie comenta es como si no hubiera gustado y eso nos chafa un poco. Pero no tiene por qué ser así.
Hay veces en que escribir es también un placer extraño que se disfruta en concurrida soledad. Hace un tiempito, me abrí un blog en wordpress, con comentarios desactivados y prácticamente perdido en medio del desierto. Es un ejercicio de escritura, como una prueba contra uno mismo. Y escribir para cualquier desconocido que se pase distraídamente por allí (y del que nunca sabré nada), pero sobre todo para mí, que soy super-exigente con mi propia producción, me resulta bastante satisfactorio :D

un besiño

JLin dijo...

Coincido con la mayoría, el comentario de los lectores del blog es lo que te da vidilla en el fondo y te anima a seguir. las estadísticas están muy bien, pero sin nadie que opine o comente se quedan cojas y yo como blogguero prefiero lso comentarios.
Pasaré por el blog que recomiendas, que los principios nunca son fáciles

Chon dijo...

muchas gracias!. seguiré intentando entretener y expresar con mi blog

Layna dijo...

Los comentarios lo son todo en los blogs. A mi me encantan recibirlos y comentarlos a su vez. El diálogo que surge, la comunicación es la grande de este mundo. Es la diferencia entre leer un artículo en el periódico o aquí. Me paso por el blog del que hablas.

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Gracias por la sugerencia. Le visitaré y seguro que disfrutaré.

acróbata dijo...

Que cierto es eso de que los comentarios te ayudan un montón a continuar. Recuerdo cuando me inicié en esto del blog que era más aburrido que ver la misa dominical en cinemascope a la vez que la escuchas en estereo, pues no pasaban por mis entradas ni el Tato...

Saludos