lunes, 9 de mayo de 2011

Semana de la utopía.Ten cuidado con tus utopías que puedes conseguirlas.


 
Chez Morera o sea natsnoc  ha organizado la semana de la utopía, participamos en ella varios blogs.  ¿ Quien se anima?
Tenemos que hablar sobre la utopía como nos dé la gana, definirla o inventarnos una historia.
Quería robarle el cubo pero no pude... L


Utopía es una palabra muy bonita, es optimista, siempre envuelta en un proyecto de futuro irrealizable, pero muchos la  utilizan para desmoralizarte.
Cuando hablas por ejemplo de tus sueños, de cómo te gustaría que fuera la sociedad, alguien siempre  dice y en ese  tono de “eres tonta”,  eso es una utopía, pero a mi no me desanima, pues me imagino hace 100 años a una mujer exponer  que un día podríamos votar y alguien la ridiculizó diciendo que eso nunca iba a ocurrir.  
Ya ejercemos el derecho al voto,  podemos ser propietarias  y trabajar, pero  algo no sale bien ..¿Qué pasó? que queremos todo eso y además ser madres y esposas..puff menudo chollo.



Y en toda esta evolución algo no encaja...ellos.., ellos no hacen el cambio ¿ y por qué ? pues por que  están bien, yo en su lugar haría lo mismo, iba yo a ceder terreno así porque sí..

Y nuestra utopía nos da en la cara  nos vemos trabajando fuera, dentro y además seguimos queriendo estar divinas de la muerte ¿y por qué? por costumbre.
Cuantas preguntas

Poco a poco  creciendo como  la grama vamos tocando los cataplines y conquistando un lugar más relevante en la sociedad y los hombres entran en el juego y se presentan los cambios  ¿ y que pasa? que antes un hombre podía  permitirse el lujo de ser gordo, feo y peludo que si gozaba de un buen trabajo ya era un partido, pero ahora  las cricunstancias  no son las mismas,  ellas tienen trabajo no necesitan que las mantengan y buscan chicos guapos.
El hombre empieza  a cuidarse, se depila y se muscula e  instantáneamente se ve al espejo y se enamora y las mujeres volvemos a quedarnos sin especímenes  para el amor  y el fornicio y en vez de abanderar la celulitis, nos hacemos esclavas del botox y la silicona.

Ya lo dice mi hija, mama nunca saldré con un tío que se arregle más que yo.

Hay que analizar bien las utopías que mira lo que pasa

Por eso cuando mi amiga F me dijo cenando, Montse, ¿a que molaría tener un caballo volador como Pegaso que te lleve a recorrer el mundo y  sin contaminar?  

Pensé, si una cagada de gaviota es jodida no me imagino una cagada de caballo.

38 comentarios:

Fiebre dijo...

Montse si fueras un tío me enamoraría de ti.
Mi frase "de cabecera" es: Nunca me enamoraré de un tío que tenga más pelos (en la cabeza, en el resto del cuerpo me la refanfinfla)ni más pendientes que yo.

He pasado un buen rato con esta entrada...
Y con esto y un bizcocho me voy a la cama.
Normalmente, y para mí, nadie te puede superar nunca en sensatez.

Mario dijo...

Tomo tu punto por el exceso porque a mi parecer si se alcanza la utopía es como alcanzar lo ideal, lo impoluto, lo diáfano, lo cual es lo que de llegar sería como conseguir finalmente un mundo mejor. Pero viendo el exceso por lo general es malo, el quilibrio siempre es lo mejor si bien hay lugar para algunos desbalances positivos. Lo de cuidarse es bueno pero como siempre lo bueno debe estar en el interior, adoro ese tipo de romanticismo, esa es mi mirada "utópica". Un abrazo.

Mario.

la reina del mambo dijo...

Muy bueno Montse; YA SABES QUE YO COMO FIEBRE.
Hay que tener cuidado con lo que se desea (utopías vamos)porque podemos conseguirlo. Hay veces que esa utopía está mejor en el cajón de los deseos.
Besos
PD Que pena que me gusten los tíos!!!
ve a saber porque me gustan!!!!!!!!?????????

natsnoC dijo...

Jeje, Blog A, ya me has liado.

Toda la razón en todo: hace unos añitos lo que habeis conseguido las mujeres habría sonado utópico, incluso a chiste, y mira.

Y también prefiero la cagada de gaviota a la de paloma, pero puestos a elegir prefiero ir montado en Pegaso (el caballo alado, no los camiones).

raindrop dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Blog A dijo...

Fiebre y Reina si nos cambiamos de acera.. yo con vosotras ni me lo pienso..
Mario, el mundo mejor se consigue individualmente, vamos a movernos por un mundo colectivo mejor.

constan, los caballos tambien cagan

raindrop dijo...

Te ha quedado con un punto surrealista que es el que le da mucho interés al asunto. No hay nada como caricaturizar algo para verlo en otras dimensiones distintas y que se nos escaparían desde enfoques más sobados.

Tal como lo has pintado, las utopías son una calamidad, hacen a la gente más infeliz y más agobiada.
¿Será cierto?
¿Será que no sabemos hacia dónde vamos?

Como en todo. Habrá cosas que sí y habrá otras que no. Cuando se persigue una utopía se camina en una dirección, pero el camino está lleno de interferencias ni de intereses particulares de quienes no comparten las utopías (o tienen las suyas propias y distintas). A ver si los vendedores de cosméticos masculinos estaban pensando en el sufragio femenino. No lo creo xD

besos

(el comentario bueno, el otro no jajaja)

Blog A dijo...

Raindrop interesante conclusión, no había caido yo en la cosmética mascúlina jajaj

Ayla dijo...

Yo, aparte de lo q dice tu hija, q también lo comparto, digo q nunca saldré con ningún hombre q lleve más escote q yo.
El final es brutal jajaja

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

jejeje, muy bueno, Montse.
Es que por una parte yo os diría a las mujeres que os hace falta emplear más látigo con los hombres. Pero por otra parte, si nos apretáis más las clavijas, nos acobardamos y os volvemos miedicas y suavecitossssssss.

Yo comprendo que haya semi-osos que tienen felpudos en la espalda -y en la barriga- que le venga bien un poco de laser, pero los chavales que se depilan el vello rubito casi invisible de sus brazos y pantorrillas, ejem, ejem; algo está cambiándo y asustando. Los hay con cejas que parecen Marlene Dietrich, ejem, ejem,¡¡¡ uuuuuuffffff !!!.

Desde que las mujeres conseguísteis acceder a los puestos directivos, parece como si los hombres hubiésemos perdido el norte. Ahora no sabemos pa donde tirar, jaja
Parece como si todo esto nos hubiese cogido desprevenidos y necesitásemos un poco de tiempo para reajustarnos, jaja. ¡¡ Dadnos un poco de tiempo, por favor !!. Mientras nos aclaramos y no, echaremos mano de la "maternidad sobrogada" como Miguel.

Ahora en serio: desde luego que tenemos que seguir persiguiéndo utopías, pero también contar con que en el resultado final siempre aparecerán algunos lunares y manchitas, que no tienen mayor importancia en comparación con todo lo conseguido.
Pequeñas metas, pasito a pasito, y llegaremos algún día a la Utopía de Tomás Moro.

Bs.

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Al empezar quise decir: emplear más látigo con nosotros para acabar de rematar la faena, porque muchos no acaban de aceptarlo, jeje. Pero ante esto, hay otros que también reacccionan acobardándose y volviéndose extrañamente muy dulcecitos y suavecitossssssss.

TORO SALVAJE dijo...

Los proyectos irrealizables no me seducen.
Los realizables tampoco.

Mira que panorama...

Besos.

Juan dijo...

Jajaja, lo del final, la leche, me he imaginado el caballo echando y joder la gente corriendo para que no le caiga. Un besazo.

Clementine dijo...

Entretenida tu entrada utópica, Blog A, tiene mucha miga... Yo creo que es muy necesario que la palabra Utopía siga estando en nuestro vocabulario. Al menos, nos ayudará a avanzar. Saludos.

pseudosocióloga dijo...

Que te voy a contar...yo acabé por tener una hija sola.

Blog A dijo...

Ayla, eso del escote tienes razón..jaja
Gato. así que latigo, tomo nota.

Toro, ¿ Que te seduce?

Clementine. por supuesto que nunca nos falta la palabra y la ilusión

Juan, yo pensé lo mismo que tu cuando me lo dijo jaja

Seudosicologa, casi todas las madre somos madres solteras, solo que tu lo sabes.

JLin dijo...

Me imagino una cagarruta (o cagajón más bien) de un pegaso y me entran sudores fríos.
Las utopías son peliagudas, hermosas pero peliagudas porque suelen obviar los (inevitables y necesarios) asectos negativos de la vida... aún así está bien ser utópico.
Saludo :-)

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Con tu marido -se entiende-. Porque tus lectores somos muy modositos. Y yo además muy tiernico (miau).

Blog A dijo...

Victo.. ¿ya estamos poniendo limites?

Blog A dijo...

Jlin, si terrorico.

Zentolo dijo...

Desde Platón hasta hoy, la utopía nos invade a través de la literatura y/o el cine. Y aquellas situaciones utópicas de antaño se van haciendo realidad.
Julio Verne soñó con viajar a la Luna o atravesar el Polo Norte bajo el hielo, sueños utópicos por aquel entonces y hechos realidad hoy en día.
George Orwell imaginó un mundo vigilado por el ojo que todo lo ve, y hoy en día vamos por la edición 13 de Gran Hermano, además de las secuelas que dejó (Supervivientes, Hotel Glam, incluso famosos que se filman todo el día...).
Aldous Huxley describía una sociedad de castas, perfectamente creadas a través de clonaciones muy estudiadas y con el pensamiento dirigido a través de la hipnopedia. Ya es una realidad la clonación animal y la investigación de las células madre está muy avanzada...
Matrix, Gattaca... películas que ahondan en lo mismo, mundos utópicos en los que el denominador común es la búsqueda de la felicidad.
Hasta internet nos ofrece otros mundos virtuales en los que podemos ser lo que queramos, un reflejo utópico de nuestro propio yo.
Y es que la utopía no es más que una meta, más o menos irrealizable, para conseguir ser felices.

key dijo...

Hombre (o mujer) un caballo que vuela se le podrá enseñar a soltar lo suyo antes del vuelo. Las palomas son tontas.
Utopías Homer Simpson sbre los helados: tantos sabores y aun no se domina la vainilla.

Blog A dijo...

Zentolo, Cuanta información.

Key, ¿tu viste la calle después de un desfile de caballería? jajaj
Vale ya sois muchos que os gustaría tener un caballo valador, tendré que rendirme a la evidencia.

Runas dijo...

Siempre que pensamos que algo es imposible de conseguir decimos que es una utopia, mira que nombre mas extraño le hemos buscado a lo que creemos imposible. Yo soy de las que pienso que nada es imposible, que algo cueste mas trabajo conseguirlo, no digo que no pero al final si nos lo proponemos acabamos alcanzando lo que deseamos. Un beso

A-B-C dijo...

juajuajua Esto de viajar por el mundo de las utopías es fantástico. Me encanta tu sentido del humor tan macarra ¡en una madre! (mi madre también tiene un sentido del humor muy especial que choca en la figura maternal clásica).

El desarrollo de esta entrada es fantástico comenzando por el título, siguiendo por el cómo utilizan algunos la utopía para desmoralizarte o la depilación en los hombres y el botox en las mujeres y terminando con las boñigas de caballo ¡genial!!!!

En mi personalidad utópica estaría llegar a alcanzar un sentido del humor como el tuyo.

Gracias,

Bletisa dijo...

:) Que sensata eres.

Layna dijo...

Más de una vez me he imaginado volando por estos mundos subida a un Pegaso!!! Debe ser algo propia del género femenino que de tanto en tanto necesitamos evadirnos de tanto exigencia con una misma, con los que amas, con la casa, con el trabajo, con la sociedad y todo con una sonrisa, impecables de la mañana a la noche, con la cabeza amueblada y un cuerpo más que aceptable tanto da los hijos que hayan pasado por él... y digo yo, ¿No eran más felices las mujeres de hace 100 años? ¿Tú crees que realmente estando presentes en la sociedad a este nivel y tocando tantas teclas a la vez somos más felices? Suerte que tengo mi Pegaso y puedo subirme a volar y respirar aire puro cuando me apetece. Feliz semana de la Utopía. Besos

Blog A dijo...

A-b-c, me honras con tus palabras, presentame a tu madre

Layna, no duces que estamos mejor ahora, podemos decidir que no lo hagamos ya es cosa nuestra, y por lo visto voy a poner una escuela para entrenar a caballos voladores a ir al servicio.

mamen dijo...

Mientras sigamos creyendo en la utopia, tendremos ilusion por llegar a mas sitios y conseguir mas cosas, el dia que consigamos tenerlo todo se nos habra acabado la magia.
Asi que mejor seguir soñando con lo imposible, asi seguiremos luchando por algo, el mundo seria muy triste si nos conformaramos con lo que tenemos.
Te superas a ti misma, eres una utopia para los demas, besos

Proyecto Voto Nulo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Proyecto Voto Nulo dijo...

VOTO NULO
Es un medio de protesta por algunos ciudadanos que no creen en el régimen político o en el sistema electoral que se encuentra vigente en un país, o bien porque no se sienten representados por ninguna de las opciones electorales que se les ofrecen.
http://proyectovotonulo.blogspot.com/

(perdona si te disgusta la idea y no te gusta la propaganada)

Josefo el Apóstata dijo...

"Utopía es lo que nos hace andar"
EDUARDO GALEANO

Mr. Dupin dijo...

Muy bueno, y como es habitual con un gran humor... Me quedo con la cagada utópica de pegaso, si me habre imaginado volar en un Pegaso (aca un nerd de juegos de rol)...

Fuera de broma, me gusto el titulo: cuidado que puedes conseguirlas. Me pregunto si la gente esta preparada para sus utopias si estas se realizan.

Maeglin dijo...

Pues ahora que se ha demostrado científicamente que los hombres son capaces de enamorarse de "cosas": Temblad. Porque va a haber muchos matrimonios con Ps3 y con Coches Gt o coupés. Lo de las almohadas japonesas se va quedar en una mariconadita al lado de esto. XD

Sarah dijo...

Me parto... que quieres que te diga pero Pegaso no tiene pinta de cagar, ni tirarse pedos. Puestos a imaginar...

Mi lema ha sido siempre no enamorarme de un tio que se depilara más que yo, me sentiría el hombre de la relación.

Blog A dijo...

Maeglin, yo eso ya lo he descubierto hace tiempo, yo solo veo llorar a mi marido si le rallan el coche. A mi no me presta por no quedar mal, pero el coche...

Sarah, esoso chicos par alas revistas jaja

Mr Dupin, veo que el Pegaso tiene muchos fans. jaj
Josefo, y que no falte la ilusión.

Silvia dijo...

jajaa el final ha sido.. glorioso,
me imagino a la gente saliendo siempre con un paraguas gigante y algún desprevenido que le toca correr en el último minuto cuando alguien grita !Que ahí viene!!!!

Ni más arreglado que yo, ni más escote que yo, ni menos cejas que yo, ni más pelo en la cabeza que yo, ni que le guste llevar tacones cuando "sale a tomar cerveza con los amigos".. xD

besos!

Irma dijo...

Hablando de utopías yo tengo una y bien grandota.

La utopía del día a día, es para todo el que cree que la utopía existe y hasta podemos conseguir hacerla realidad...

Un abrazote utópico, Irma.-