martes, 17 de mayo de 2011

Ya soy mayor que tu.

Ya soy mayor que mi hermano mayor.

He visto a un amigo suyo y los años ya dejaron huellas en su rostro,  me he preguntado como estaría ahora pero el ya nunca envejecerá.

Supongo que el secreto de la eterna juventud es morir joven, pues la vida se acaba pero la muerte es infinita.

El primer hombre muerto aun sigue cumpliendo años de muerto, a saber quien es, pues de aquella no había ni calendario.
A veces me gustaría creer que nos reuniremos en algún lugar, pero seguro que me dirá, Montse que vieja estas.


Aunque por otro lado si la muerte es un comienzo, llegas a ella como un bebe y empiezas un nuevo  recorrido y entonces él será mayor que yo otra vez y podré llamarle viejo.

Ser creyente es lo mejor, hagas lo que hagas en esta vida siempre tendrás otra para arreglarlo, así que puedes ser un cabronazo que ya lo arreglaras  o cuando menos te arrepientes antes de morir y listo.
 
Pero sin promesa de otra existencia, está hay que vivirla a tope y eso nos lleva a buscar emociones continuamente y a llenar nuestro espacio de actividades para acallar el tic tac en tu cerebro y eso a veces genera estrés y querer ganar la partida al tiempo.. y algunos, ya ni sabemos perderlo

Tengo una duda, ¿Si en la otra vida vuelves a morir o es eterna?,  porque menudo aburrimiento, o lo peor, que te quedes viuda dos veces y te encuentres a los dos... que papelón

La finalidad de la vida es un poco absurda, pues nadie sabe qué papel jugamos, pero creer  en otra se coge con pinzas.

Así que, hay días como hoy que pienso en el futuro, o me abandono a los recuerdos y paso mucho del momento.


 

18 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

No he visto volver a ningún muerto para explicarnos que tal les va.

No hay más ciego que el que no quiere ver.

Besos.

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

jajaja, qué cabeza tienes..., bendita cabeza. No para.

Bueno, en realidad son cuestiones que todo el mundo se pantea pero en calladito, en silencio, sin que se entere nadie, con mucho disimulo para no quedar "ridi", jaja.

Este es otro tema muy bonito para hablar, es verdad. Tienes tanta razón...El simple factor de que seas creyente o no puede determinar que vivas toda tu vida estresado o no, jaja. ¡Ay dios...! Y tus creencias vendrán determinadas por el lugar donde nazcas, por la educación que recibas y por la gente que se cruce en tu vida, -y los acontecimientos que te ocurran, claro- jaja. Es decir, simple y llanamente, por puras casualidades.

Ya volveré con alguna cosita.

Besos

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Bueno, lo que quería decir con esto último es que nos creemos muy chulos y muy dueños de nosotros mismos, pero en realidad solo somos casualidades de haber nacido en España en vez de haber nacido en Afganistán. No somos tan dueños de nosotros mismos, jaja. Y esto es bueno saberlo, para ser más comprensivos con los demás.

Un beso.

raindrop dijo...

be water, my friend

Cuando nos planteamos el más allá debemos de parecer como hormigas paseando sobre un lienzo de Monet y comentando: mira qué mancha azul más curiosa. Creo que hace falta un huevo de perspectiva y algo de conocimiento pictórico para saber qué es lo que pintó ahí don Claude.
O disfrutar de las manchas, sin más.

Creo que hoy yo también voy a escribir sobre un muerto. No me lo olvido, no hay manera. Ni quiero.

besos

Gybby dijo...

Pues a mi me gustaría que existiese un lugar al que fuesemos todos al morir! Reunirnos con las personas que perdimos! Y como tendriamos todo el tiempo del mundo, repasar nuestra vida y cotillear las de los demás!! (Lo que pensaron o hicieron en cierto momento.....)jjajaja que cotilla!!
Pero una cosa es lo que me gustaría y otra la que será.....

Besos Montse!!

Blog A dijo...

Toro igual no tiene pasaporte.

Gato, el día que repartian verguenza y sentido del ridiculo me quede dormida. y tienes razón nuestras circunstancias determina quienes somos en su gran mayoría.

Raindrop, me voy a ver ese cuadro de monet en google que me has dejado intrigada, que poco culta soy madre mia.

Gybby ..jajaj sobre todo cotillear, como mola.

Sarah dijo...

No soy creyente, pero tampoco me angustio por la muerte ni me complico con el tiempo. Lo suyo es vivir el presente y hacer lo que te pida el cuerpo (dentro de lo posible) porque lo que ves es lo único que tienes seguro (y ni eso).

mamen dijo...

No te comas el tarro preciosa, que nadie vuelve de alli donde esta, lo mejor es pasarlo aqui lo mejor posible, no dejar para mañana lo que puedas hacer hoy, porque a lo peor mañana ya no puedes.
Decirle a los que quieres lo que lo quieres, y dar y recibir todo el amor de los demas, lo demas en pura rutina, y lo dias y los años vuelan, y sin darte cuentas has envejecido tanto, que ya no te miras ni al espejo, asi que no te comas el coco, solo vive, besos

Blog A dijo...

Mamen de vez en cuando me gusta comerme el coco, vivir sin pensar en el pasado ni el futuro es como vivir como un animal, me gusta tener recuerdos y de vez en cuando perdeme en ellos, y no dejo de vivir por ello. Gracias por preocuparte por mi, pero no estoy triste.
un besito

Sarah me recuerdas a mi hija de 18 años jajaja podría adoptarte.

kamikaze dijo...

Se muere en la vida eterna? Es la primera vez que leo semejante reflexión Montse... repito al gato estepario y digo "bendita cabeza"...

Dejemos a la "vida eterna" en paz y disfrutermos de esta sin estress por "si acaso" ;)
Un besote.

Blog A dijo...

Kamizaze a veces fumo de más.. jajaja

maslama dijo...

hola guapa;
buf, vaya tema que vas a plantear, el de la muerte.. hay quien piensa que absolutamente todo lo que hacemos en la vida está regido por el temor a la muerte, y por el deseo de pervivencia..

bueno, te regalo una cita del Talmud sobre el tema (que personalmente no la cumplo, pero a lo mejor debería, no lo sé): «A quienquiera que reflexione sobre cuatro cosas, más le hubiera valido no nacer: lo que está arriba, lo que está abajo, lo que está antes y lo que está después» (Hagigah, 2.1)

besos,

Blog A dijo...

Maslama, yo tampoco la cumplo, tengo tiempo libre:) si tuviera que preocupareme de comer, no andaría pensando en muertos

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Bueno, una cosa es cierta, he conocido a gente que cree en la reencarnación (en el sentido de regresar cientos de veces en otros cuerpos diferentes y sin apenas recuerdos concretos de la vez anterior, para perfeccionarse en cada de ellas como persona) y son la gente más amable y paciente que he conocido nunca. No tienen estrés por alcanzar sus metas de su vida, sino que por el cotrario viven muy intensamente lo que cada momento les regala. También son más indulgentes y comprensivos con los demás y consigo mismo. Yy entre ellos había eminencias como catedráticos de cirujía que habían llegado a esta creencia a través de su larga experiencia profesional.

Yo, en mi caso, sé que seguro seguro por lo menos, voy a tener siete vidas. miau

Bs.

natsnoC dijo...

¿Feliz cumple?

Bienvenida a la treintena.

Sarah dijo...

Pues tu hija me cae muy bien, jajaja

Franziska dijo...

Te haces las mismas preguntas, más o menos, que se han hecho antes otros millares de millones de seres. La transmigración de las almas, es una interesante teoría. Parece llena de lógica. Pero en cuanto se profundiza en ella, se encuentra que es sólo una justificación de toda la pobreza, dolor físico y desesperación en que viven millones de seres.

Que la vida pueda ser eterna: la que se transmite de generación en generación. Eso es lógico. Sin embargo, esa eternidad tendrá su fin, dentro de algunos millones de años, cuando ya la cercanía del Sol que nos ha dado la vida, nos achicharre. La falta de agua (que es verdad que se agota) llegue a su fín. Pero todas estas catastrofes quedan lejos de nosotros, así que entretanto, podemos creer lo que nos haga más felices. Estamos tan encariñados con nuestra vida, nos cuesta tanto trabajo aceptar que se acaba y eso, a pesar de que la vejez dura un montón de años y nos va avisando, como madre cariñosa, poniendo ante nosotros todo el deterioro físico y mental que la acompaña.

¡Claro que la vejez ahora es mucho mejor que la de hace cien años pero la realidad es terca y tiene la razón de su parte! Es evidente que el cuerpo muere. Lo que aún no tengo claro es si el alma sobrevive. ¿Tú que piensas?

Blog A dijo...

Sarah, a las dos juntas no hay quien os tosa. jajaj

Franziska, el alma, ese gan misterio, yo creo en la energía, somos energía , supongo que de ahí eso de los fantasmas, nuestro cuerpo se muere pero nuestra energía permanece, no se cuanto tiempo, pero claro, sin consciencia.
El hombre se aferra a la vida porque en general es bonita, pero la muerte debería ser el merecido descanso por tanto tragin.
Quien sufre la muerte es el que se queda , que es el que añora.
Dicen que somos los unicos animales conscientes de que moriremos, por eso nos hacemos tantas preguntas, la curiosidad es nuestra gran virtud y nuestro gran defecto.
No hablo de ella por que la tema, simplemente está en mi vida como en la de todos y no voy a obviarla y tampoco me parece macabro.
Como siempre franciska un placer leerte.