martes, 28 de junio de 2011

El Enano Saltarín ( Capitulo IV)




Tomo el relevo de Raindrop en el relato encadenado, intentaré ser yo misma como siempre, y no dejárselo muy difícil a mi sucesora The Driver.  

A mi derecha he puesto los otros blogueros que han escrito antes.   
          
       *********************************************************************

 Jimena tenía catorce años  cuando el patrón de su padre  con sus huesudas manos levantó el  vuelo  de su vestido y  entres sus bragas toco su virgen sexo, ese día le regaló unos zapatos de piel con tacón. Después de vomitar se probó los zapatos y la siguiente vez le regaló un vestido.

 Cuando pierdes la honra solo te queda un camino y ella siguió el que sus pechos y su singular belleza le habían marcado.

Eran tiempos duros, revueltas y protestas por todas partes pero su mundo era el mismo de siempre,  los hombres mantenían su caprichos, sus medias de seda, sus zapatos de piel y sus sombreros.

Las mujeres del barrio  la miraban de reojo y cambiaban de acera  al verla pasar,  pero era ella la más libre, la que dormía entre sedas y no cocinaba ni fregaba para nadie, ella era libre, y  así se sentía Jimena hasta que una noche pasó por su cama Leonardo Cuarterón, un filosofo y artista que le regaló poesía y la pintó desnuda bajo  de sol de la tarde que entraba por  su ventana.  Jimena se enamoró de Leonardo y él de ella, pero era tarde para Jimena, Leonardo era un pobre infeliz y ella ya tenía sus manías, él nunca podría regalarle sedas.                 

Leonardo paraba a diario en  el Enano Saltarín, una peculiar taberna que reunía una fauna humana de lo más variopinta. Jimena era una de las pocas mujeres que frecuentaban la taberna y lo hacía solo para no perder el lazo que la ataba a su querido Leonardo, al que amenazaba una  incipiente locura, tanto pensar no traía nada bueno.
           Las revueltas en la calle se sucedían y la taberna termino por convertirse en refugio de disidentes y contrarios al régimen,  don Floro el boticario acudía con sus medicinas a aliviar los dolores de los heridos por las revueltas, aunque tenía cara de pocos amigos, resulto ser un buen aliado.

Como todos los miércoles Jimena entro en la taberna a jugar su partida de ajedrez con Don Fulgencio Rocaverde que la conocía desde adolescente, cuando se quedo  huérfana después de que su padre asesinara al patrón y se suicidara.  

 El mudo Jacinto con su mono, juguetón y parlanchín, se sentaba a contemplar   como  perdía don Fulgencio,  todos dicen que el mono habla, pero Jimena tiene sus dudas cree simplemente que  Jacinto es ventrílocuo. Conoció a uno muy bueno en el teatro, el hombre copulaba con su muñeco en una mano, hablaba sin abrir la boca, nunca había  fornicado con un  muñeco hablándole a la oreja.
       
Esa noche entró en  la taberna y se dirigió a la barra, en ese momento bajo Gudrun la hija de Carloto, con su melena negra acariciándole la espalda, y  su semblante pensativo y distante de siempre. Desde que su madre había muerto en extrañas circunstancias ella se había vuelto una niña solitaria, nadie sabe a ciencia cierta que pasó la noche que murió,  unos dicen que se suicidio otros que la asesinaron, nadie habla del tema, de eso hace ya muchos años.

La única mujer con la que hablaba Gudrun  era con Jimena, pero nunca le había contado su secreto.
Un alboroto en la calle, un joven pelado y con un tatuaje entra en la taberna y se dirige a la trastienda,  Gudrun  al verle  va tras él.
Jimena tenía contactos con políticos y militares y mucha información, los hombres hablaban delante de las putas y las sirvientas como si no existieran, pero ella guardaba todos esos datos porque no sabía en qué momento podría ser de utilidad para alguien.

- Buenas noches Carloto
- Buenas noches Jimena ¿Que te sirvo?
-Una Copa de Vino… Carloto,  he pasado la tarde con el Capitán  Vallejo y dice que  van a poner vigilancia delante de la taberna pues creen que es un lugar de reunión de los revolucionarios, ten cuidado con el trasiego que tienes en la trastienda o te cierran  la taberna  y ya sabes que estos te encierran y tiran la llave.   Y vigila a los nuevos clientes, ese hombre con el paraguas, me parece sospechoso, no le quita ojo a Gudrun y  hoy no llueve.
- ¿Don Rafael? Que va mujer, si es un pobre diablo, hace muchos años vivía por aquí, ha vuelto hace unas semanas
- Carloto, son malos tiempos, no hay que fiarse de nadie
- ¿Y de ti? – le dijo Carloto sonriendo
- ¿De mi…? soy mujer y puta, tú sabrás  - y se sentó sonriendo con don Fulgencio.






24 comentarios:

Mr. Dupin dijo...

¡Qué interesante giro ha pegado la historia! Una dura realidad ha traido de los pelos a un nuevo sinfín de situaciones y de desenlaces posibles. Muy interesante el personaje de Jimena y muy peculiar su relación con la gente de la taberna.

En fin, excelente continuación. Veremos que nos depara The Driver.

TORO SALVAJE dijo...

El resultado es magnífico.
Muy bien eh!!!

Besos.

Sory Escudero dijo...

Atrayente, esta vuelta de tuerca en el cuarto relato. Un nuevo personaje femenino con infinidad de posibilidades.Chapeau!!!!
¿Qué sorpresa nos deparará The Driver?
Besos.

A-B-C dijo...

Muy buen relato, un buen mix de personajes, historias entrelazadas, descripciones y diálogos.

Felicidades

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Interesante e intrigante. Ese entramado crea muchas expectativas.

Bs.

miau

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Interesante e intrigante. Ese entramado de personajes crea muchas expectativas. Y esa mujer dispara la imaginación.

Bs.

miau

pseudosocióloga dijo...

Bueno, pese a que las historias solo tienen en común los nombres, la cosa tiene su aquel.
Muy entretenido.

la reina del mambo dijo...

Muy bien!!! ne ha gustado mucho.
El resultado es magnifico.
Un beso

Maeglin dijo...

Los profesionales liberales que nunca son de fiar abogados, banqueros...meretrices.

Jimena nombre adusto y sonoro para una mujer de largo recorrido en esta historia, seguro. Y lo mejor es creible, nada que ver con las mary shue de culebrones bandoleros y crepusculos eroticofestivos que triunfan por ahí.

raindrop dijo...

Bravo, Montse :D
El acierto de los relatos enlazados está en cómo la historia, pasando de mano en mano, se va tiñendo con el estilo de los autores.
Me gusta este giro realista que le das a los acontecimientos. La trama se pone tensa y explotará en algún momento. El nuevo personaje parece traer más revelaciones que misterios.
Interesante.

besos

Layna dijo...

Lo has bordado Montse!!!! genial la manera que das vida a esa mujer y el modo en que vas desarrollando las distintas vidas de la gente que ronda por allí. Me ha encantado. Un beso

maslama dijo...

las que llaman putas son la sal de la tierra, y mucho más fiables en su desnudez que otros disfrazados con la Verdad y la Razón

bonito relato, me ha gustado leerlo :)

besos,

Blog A dijo...

Sois todos muy amables, seguría la historia, pero no me apetecía aburrir.
No he podido se tan mágica como mis antecesores pero supongo que cada uno aporta un poquito de lo que es, espero que The driver no me mate por meter otro personaje más, siento curiosidad por saber porque derroteros nos llevará esta singular historia.
gracias a todos por vuestros comentarios tan generosos.

Blog A dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Perfida Canalla dijo...

Bueno, bueno, bueno....a ver ahora como sigue...jejeje
Por cierto soy Perfida
Un saludo coleguita

JLin dijo...

Montse... estupendo relato, me ha encantado, como no podía ser de otra manera viniendo de ti. Genial este segundo personaje femenino. Ahora toca reverencia y beso en el dorso de la mano de la autora ;-)
saludos

Esto va viento en popa

atis dijo...

Mmmmmmmmmmmmm, es cierto no has aburrido, es magistral.

Una puta cara, me gusta!!!!

En toda historia que se preste no puede faltar ni un boticario, ni una puta... felicidades ;)

Marpart dijo...

me ha gustado, cojo sitio en esta barra...si no tienes inconveniencia...

besos

The Driver dijo...

Uff.. me ha encantado... veremos donde entrelazamos!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como siempre estupenda amiga...

Saludos y un abrazo.

Ricardo Miñana dijo...

Buen relato, es un grato placer pasar a leerte.
feliz semana.
un abrazo.

AN... dijo...

Me enamorado ... Jimena es mi heroína , me encanta el personaje ... Tiene fuerza , seguridad en si misma , y una personalidad arrolladora , vamos yo en la cama le contaba mis mas oscuros secretos ... No dejas de sorprenderme Montse , eres una maquina ...

PEPE CAHIERS dijo...

Al final vamos a construir una especie de segunda parte de "La colmena". Muy interesante ese personaje femenino.

Peri Lope dijo...

Bueno, las féminas están ocupando su lugar, ¿protagonizarán el relato?