viernes, 1 de julio de 2011

Mejor tirar piedras a un estanque que a una mujer en el suelo.





Por el momento tengo trabajo e ingresos suficientes para mantener mi piso y mi adsl, tengo una hija que ya trabaja y otra preuniversitaria,  no se puede decir que la crisis este dándome en la cara, pero a mi alrededor veo y leo noticas algunas esperanzadoras y otra menos.

Recibo habitualmente la revista de Médicos sin fronteras y correos de amnistía internacional, con noticias escalofriantes sobre otros países y en ocasiones le doy la vuelta y la escondo detrás del sillón.
Tengo un blog tirando a frívolo y muchas veces me siento una persona pequeña y egocéntrica que no se preocupa por lo que ocurre a su alrededor.

Giro la cabeza hacia otro lado  cuando pongo las noticias y me digo que no esta en mi mano cambiar nada, que soy una pequeña fracción de este mundo loco gobernado por los mercados.

Puedo cambiar mi pequeño mundo y pensar que soy una piedra en un estanque, que cuando me tiro  provoco otra serie de ondas más grandes abarcando más superficie,  ningún acto de nuestra vida queda sin su honda, aunque pienso que cuando me tiro no alcanzo el estanque y me quedo en el cemento y me pego la hostia padre para nada.

Mis seguidores mas antiguos se habrán dado cuenta por como escribo que una de las cosas que mas me molesta es la discriminación hacía las mujeres y las aberraciones que aun se comenten contra ellas en algunos países sobre todo en nombre de las religiones.

En mi  caso respeto las creencias de todo el mundo, cada uno es dueño de creer en lo que quiera, hay quien cree en los ángeles, en el rey sol, en dios y en Eru, a mi lo que me molesta es que las religiones traspasen la frontera de las libertades personales creando leyes absurdas como matar y castigar por no creer, vilipendiar y juzgar a quien no es como ellos, maltratar y vejar la moral sobre todo de las mujeres.

Nos cuesta aceptar lo nuevo supongo que antropológicamente hablando eso nos ha salvado la vida en ocasiones, desconfiar es una característica que si no es obsesiva, puede ayudarte a tomar decisiones,  y ahora tenemos una cruzada al ver nuestras calles inundadas con mujeres y sus velos, tenemos que aprender a vivir con ello, y respetar que es su decisión, o por lo menos su educación, pero como mujer a veces me cruje, no por el velo en si, si no por lo que ello representa cuando lo ves y aun así respeto. 

Puede que las mujeres occidentales tengamos nuestros propios  velos en forma de prótesis mamarias y botox pero podemos decidir si queremos ser o no ser y esa es la diferencia ¿Pueden realmente ellas decidir sin poner en  riesgo sus vidas o sus libertades?  

Respeto es lo que necesitamos, respeto a quien ha escogido vivir como le de la gana,  integrarse sin colonizar, pero las piedras caen al estanque y las hondas se cruzan y chocan y a veces provocan catrastrofes.
Me pregunto  quien tiro esa piedra en ese estanque, esa piedra que les hizo pensar que las mujeres somos humanos de segunda.

El fondo de casi todas las religiones son casi siempre lo mismo, lo que las estropea son la interpretaciones humanas así que creo que el fono humano es el que está defectuoso.

El verano pasado me leí aquel libro que se titulaba Los hombres que no amaban a las mujeres, cuando es descubierto el asesino  le preguntan porque las mata y el responde, por que es fácil, es fácil matar a una mujer es cierto, pero también hay que tener ganas de hacerlo y me pregunto, por que nos odian tanto, que ven en nosotras de peligroso.

Quiero pensar que he educado a mis hijas para que sean mujeres libres, mujeres que tomen decisiones al margen de lo que lo social les  dicte, al margen de la religiones, quiero que tomen decisiones que las hagan felices y espero que no sea someterse a leyes de hombres que las ningunean y las hagan sentirse inferiores, que le digan como tiene que vestir o pensar.

Quiero pensar que ellas son las dos piedras que lanzo en mi estanque y su honda llegue lejos. 

30 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Seré claro y directo.
El trato que reciben las mujeres en muchos países es causa suficiente para ir a la guerra, invadirlos y reeducarlos.
Me da igual que digan que no respeto su cultura, sus tradiciones y su religión.
Me importa un pepino.
No puede ser que permitamos que al 50% de la población se la humille y maltrate de esta manera.

Besos.

Blog A dijo...

Si la mujeres Meáramos petroleo .. puedes ser que hicieran una guerra.

pseudosocióloga dijo...

¿A ti también te ha llegado ese correo tremendo sobre las mujeres afganas?

Blog A dijo...

Me llegan a a menudo correos así, la prostitución infantil, niños en las guerras. pufff

AN... dijo...

Estoy con toro salvaje hay que hacerle la guerra a todos los países africanos , que se dedican a la ablación femenina ... Menuda panda de hijos de la gran de puta ... Creo que tus hijas y con el tiempo tus nietos , es lo que te hace que seas inmortal ... Tus genes y tus enseñanzas perduraran en el tiempo , aunque físicamente ya no estés ... Tu Honda se desplazara por el juego cósmico ...

A-B-C dijo...

Sin lugar a dudas (respecto al título y gran parte de su contenido). No me extraña que escondas esas publicaciones tras el sillón, a mi me provocan pesadillas.

Saludos,

Tío Eugenio dijo...

No es malo tener un blog frívolo, nos ayuda sobrevivir sin perder de vista que vivimos en un mundo injusto.

Todas las religiones y todas las sociedades en todos los tiempos han sido injustas con las mujeres. El hecho de que ahora nos demos cuenta de esto, es la mayor esperanza. Hay que conseguir que nuestros hijos e hijas sigan percibiendo esa injusticia para que poco a poco se vaya cambiando.
Un abrazo,
ug

Daniel Rioja dijo...

Las mujeres que llegan a occidente lo tienen más fácil, por que si un día se les pasa por la mente dejar de llevar el velo, no serán la única y señalada por la calle.

Desde luego que como comunidad internacional deberíamos hacer algo, no necesariamente violento, para despertar esas almas que no conocen otra cosa que la sumisión. Sino, habrá que esperar que superen su Edad Media.

Cada uno de nosotros no creo que podamos hacer mucho para cambiar lo que sucede fuera de nuestras fronteras.

Encantado de tomarme algo en tu taberna, un saludo!

Maeglin dijo...

Esa es la esperanza, que las generaciones nuevas no se dejen pisar, ni ganar lo que sus madres conquistaron para acabar como sus abuelas.
Pero no seamos paternalistas ni "I need a Hero" esas mujeres de las que hablais no nos han pedido ayuda y muchas son las primeras en pedir lapidar a la comadre de al lado.

Blog A dijo...

Yo no creo en la guerras, y aunque antes dije que si mearamos petroleo irian a hacer una guerra, no creo que fuera para salvar a las mujer si no para acinarnos en algún lugar y ponernos a mear.
Tenemos ahora mismo uno de los mayores poderes del mundo que es procrear y ni con esa somos valoradas.

Eugenio tienes razón es un adelanto que nos demos cuenta.

Daniel, dejame invitarte a una copa, la segunda la pagas que esta la vida muy achucha.

Blog A dijo...

Si maeglin, lo hacen, pero tampoco es facil estar en su pellejo y llevar la contraria y el lavado de cerebro que tienen no es moco de pavo, yo no sería tan dura con ellas.
Tantos años de infravaloración nos ha dejado cojas emocionalmente.

Ayla dijo...

Es la ley del más fuerte y si resulta q los más fuertes no ayudan a los débiles... pues pasa lo q pasa. Por eso hasta q los hombres se dan cuenta de su poder y también de el de las mujeres y empiezan a pensar q, aunq distintos en muchas cosas, somos iguales, no hay nada q hacer. Lo bueno es q a toda esa comprensión se llega a través de la educación. Así q ya llegarán, todo a su debido tiempo. Y quitando crímenes contra la humanidad el resto del mundo no debería intervenir. Es mi humilde opinión.
Bsos
PD: Yo creo en Eru jajaja

Elvira, el Cisne Negro dijo...

Hola Montse. Llevo leyéndote desde hace tiempo, pero no me había animado a comentar hasta ahora. Decirte que me encanta tu blog y que pienso que te pega mucho el haberlo convertido en un bar. Me alegra que no lo cerraras.

Quería decir respecto al tema que las religiones al ser exclusivistas casi siempre tendrán el proselitismo como vía de expansión y todo aquel que no lo acate corre peligro de morir, de ser perseguido, de ser insultado y vilipendiado, condenado a un infierno (lo que les hace sentirse superiores a ellos y despreciarnos a los demás), o molestado en casa (como hacen los testigo de Jehová). En la mayoría de los casos religión y dinero van de la mano, son el negocio perfecto y muy peligroso, por cierto. Si unos no intentan propagar su virus religioso por fanatismo será por avaricia. Yo cada vez abogo más por el laicismo, ya que me parece lo más sano.

También decir que, como bien puntualizas, el botox y las prótesis son un velo occidental. No deseches la idea, porque es muy acertada. Quiero decir, que de alguna forma se nos impone "a la chita callando", a través de imágenes y de una publicidad cada vez más agresiva una forma de pensar y de vivir. Las mujeres sufrimos especialmente el machismo, ya sea por parte de los hombres o incluso por parte de otras mujeres. Que si fulanita está muy gorda, o es muy fea, que más valiera que noséquién se arreglara la cara, que hay que depilarse siempre para estar como porcelanas... La depilación es el ejemplo perfecto. Es algo completamente innecesario y lo tenemos asimilado de tal manera que si no nos depilamos nos sentimos mal con nosotras mismas. Podemos elegir no depilarnos, por supuesto, pero ¿a qué precio? Creo que ciertas acciones inofensivas, como puede ser no depilarse, tienen unas consecuencias desproporcionadamente negativas y todo ello gracias a la cultura en la que nos estamos educando. Sólo es un detalle, claro, pero creo que se debe tener en cuenta ya que a la inversa no sucede lo mismo. Incluso alabamos la naturalidad del hombre (cosa que me parece muy bien, pero ¿para cuándo el alabar la naturalidad de la mujer?).

Vaya, puesta a estrenarme, sí que lo he hecho bien, extendiéndome a lo largo, jeje.

Un abrazo.

raindrop dijo...

Es un tema sangrante. Y es una lástima que las ideologías, religiones, prácticas o lo que sea, hayan pervertido (si lo tuvieron) el sueño de una humanidad que pudiera gozar de libertad y paz. Todos: hombres y mujeres; blancos, negros, azules o verdes; de aquí, de allá y de acullá. Sin distinciones.
Nos falta camino por recorrer, mucho camino. Pero va siendo hora de alcanzar algunas cotas que ya debieron ser alcanzadas hace mucho tiempo.
El respeto a la mujer debería ser algo tan asumido, tan primario, como que fue una mujer quien nos trajo a este mundo, a cada uno. Quien olvida esto, necesita darse un buen baño de memoria y captar uno de los más esenciales fundamentos de la vida.


besos

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Pues si, las mejores revoluciones (las más profundamente asimiladas y permanentes) son las que se van haciéndo poco a poco y día a día, en el entorno que nos toca convivir. Esto es totalmente compatible con la prestación de apoyo a organizciones internacionales que luchan por los derechos por la via pacífica.

Las guerras no me gustan. Todas acaban muy mal, indefectiblemente.

Has sembrado dos buenas semillas, no me cabe duda.


miau

Blog A dijo...

Ayla, como bien dices es la educación y eso lleva tiempo.

Elvira, el tema depilación, nos sabes la discusiones que tuve yo con eso, en ellos es natural el pelo y en nostras es una guarrada.
Raindrop estoy de acuerdo contigo.

Victor, ganando guerra individuales también se consigue mucho, pero a veces una pierde la paciencia al ver que parece que no avanza.

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Pues a mi me gustan las mujeres incluso velludas :) (para los gatos eso no es ningún problema)

Yo creo que eso de la depilación es más un problema entre mujeres, como otros tantos. De hecho las mujeres pueden tirarse meses sin depilarse sin preocuparle mucho su pareja, hasta que llega un acontecimiento donde haya que ponerse faldas.

Blog A dijo...

Tienes razón victor, al final es más un acto social, lo mismo que maquillarse, con la pareja eres como eres, pero con el resto queremos dar una imagen.

DRACO dijo...

en los primeros libros de la biblia, la mujer es tratada como una cosa que pertenecía al padre o al marido y era intercambiable junto con vacas y mulas, sin tener derecho a voz ni voto.
ésa era la visión de los pastores del campo que tenían como ideal de mujer, como contraposición de la mujer de ciudad que tenía derechos y cierta libertad, a la que por cierto, temían porque era considerada como "mal ejemplo". saludos.

AN... dijo...

Hay culturas con costumbres ancestrales , que o las cambias a hostias o no aprenden , estoy desacuerdo con el tema de que la violencia engendra violencia , que las guerras no son buenas etc..
En un viaje a áfrica , vivimos una experiencia muy desagradable , una niña que nos la trajeron con una infeccion de caballo , porque algunos decidieron , cortar su clitoris , como si se castrase a un animal , la chiquilla no paso de esa noche , por un estúpido y misógino ritual , lllevan 80 años DIALOGANDO , y no sirve de nada , hasta que no le metas , el tanque en la choza del jefe de la tribu y con Ak-47 le apuntes a los huevos ... Seguirán comentiendose esas aberraciones .
El mal vence cuando el bien no hace nada

Blog A dijo...

An te comprendo, pero no sería solo los países africanos, sería medio mundo contra medio mundo.
Hay grupos en Africa intentando que esa tradición se paré, pero está tan arraigada que aunque se prohíba la harán igual.
Lleva mucho tiempo cambiar las tradiciones y nosotros mismo tenemos muchas que no son mortales pero si ridículas y a un sabiendolo las seguimos practicando.
Es muy duro lo que viviste imagino, y desde mi cómodo sillón es muy fácil opinar, pero me da que tanta guerra étnica en Africa es una lacra para ellos.
¿y a las afganas mutiladas por sus maridos?
Campesinos del Nepal venden a sus hijas para la prostitución se la llevan a Bombay y después las consume occidente, los civilizados europeos y americanos
La situación de la mujer en el mundo es realmente triste y esté desprecio hacía ellas está demasiado arraigado en este planeta.
A veces creo que soís una minoría, los que pensáis así y probablemente porque os han educado para ello.

Chon dijo...

Libertad de decisión y respeto es la clave, pero a veces no soportamos ciertas cosas y tenemos que expresarlo....

mr.pickwick dijo...

por desgracia no hace falta irse a afganistán; aqui ya es sangrante lo que pasa...


y tu tienes de frívola lo que yo de seductor... o sea : nada.


http://www.youtube.com/watch?v=d6ATkbIVHvs


besos, bombón.

Blog A dijo...

Chon, esa clave no la usa mucha gente.

Mr, Pickwick, cuando tiempo sin pasar por aquí, tomate algo, y no me mientas eres el Bogart del blog ..
un beso

Sonja dijo...

¿Qué puede hacer el individuo para solucionar nada? me parece interesante tu reflexión.

Sobre el porqué las mujeres hemos sido ciudadanas de segunda siempre es un pensamiento al que he dedicado largas horas, finalmente he llegado a la conclusión de que hemos sido consideradas ciudadanas de segunda porque efectivamente lo éramos.

El porqué lo éramos es otra historia, mil condicionantes, la maternidad (y la imposibilidad de regularla) junto a la dureza del trabajo incapacitaba a las mujeres a cuidarse de sí mismas y a necesitar un elemento protector.

No es ni bueno ni malo, simplemente es la dura realidad, así han sido las cosas hasta ahora.
No obstante no dudo en que siempre han existido hombres magnánimos que ha valorado, amado y protegido a las mujeres pese a su indefensión.

Y bueno Montse lo mejor de todo es que ya no sucede eso, la revolución industrial y miles de cambios más en todos los ámbitos nos han dado la posibilidad de dejar aquello atrás.

Por eso a mi a veces me cansa el discurso feminista, los derechos no se suplican ni se consiguen a base de lloriqueos sino que se conquistan, y eso no depende tanto de los hombres como de nosotras mismas.
El día en que las mujeres no necesitemos ese discurso significará que lo habremos conseguido.

Por cierto que me gusta ese fondo que has puesto, una caña por favor.

bastet dijo...

Hola Montse,
Nos leemos.
Besos desde un paseo en bicicleta ;)

Blog A dijo...

Sonja, es cierto que fuimos ciudadanas de segunda porque nos falta fuerza física, y también es cierto que los derechos los tenemos que ganar nosotras, los discursos feministas son lloriqueos, como los discursos de los indignados, o los discursos de los hombres que quieren estar con sus hijos, o los discursos de cualquiera que pide por sus derechos. A mi también me aburre el discurso de que las feministas son una resentidas con camisa de cuadros y lloronas, no sé como las niñas pueden evitar ser vendidas para la prostitución, o que las maten en países fundamentalistas.
Siento que maten a las mujeres en Méjico, que las mutilen en afganita, puede que tengas razón que tengamos lo que merecemos simplemente por no tener instinto asesino, al fin y al cabo debe ser eso.
¿Crees que si tu y yo viviéramos en alguno de esos países hablaríamos con tanta raja sobre estos temas, o nos libraríamos por nosotras mismas de la prostitución?
En el fondo somos unas privilegiadas, hemos librado pequenas batallas en nuestro país, pero alguien ya consiguió esos derechos para nosotras, puede que las lloronas y los hombres benevolentes sin ellos no habría pasado, ¿Son ellos feminsitas?
Mejor podemos hablar de personas que quieren un mundo mejor para todos.

Zentolo dijo...

Hasta una religión tan "light" como la católica restringe a la mujer. Ninguna monja puede dar misa ni llegará a ser papisa. Esto lo dice una religión que habla de compartir, de mundos justos, de ayudar al necesitado...
Creo que, en el fondo, hay un problema educativo. Cuando era un niño escuché muchas veces aquello de "los chicos no lloran, sólo las niñas lo hacen"...
Acabo de regresar de un viaje a Mallorca. He visto el baile típico mallorquín y, preguntando cómo se bailaba, me dijeron que era un baile en el que mandaba la mujer, que era algo inusual. De hecho, creen que es el único baile del mundo en el que es la mujer la que baile. Y todo viene porque hasta no hace mucho, la sociedad mallorquina era matriarcal. Sin embargo, ahora han cambiado las tornas. Resultado: uno de los bailarines es jugador de rugby. Pero muchos conocidos dicen que es imposible que un jugador de rugby sea tan marica...
En el fondo, creo que lo que nos pasa es que os tenemos miedo y envidia. Ese poder que albergáis de dar vida... es mucho poder.
Estoy seguro de que la onda de tus hijas llegará muy lejos.

Sonja dijo...

Montse, por supuesto que somos unas privilegiadas, lo que pretendo decir es que a veces creo que evolucionamos no tanto por cuestiones morales, si no por las circunstancias, en occidente es fácil pensar así porque hay los medios para poderlo hacer.

A una mujer de esos países que aún carecen de avances hablarle de eso es absurdo, su día a día le demuestra lo contrario, sin embargo me parece muy bien lanzar piedras a estanques.

Blog A dijo...

Sonja, estoy de acuerdo contigo que evolucionamos mas por la circunstancias que por cuestiones morales, yo me quejo calentita en mi sillón y acepto de buen grado lo que tocó vivir, pero me sigue pareciendo duro que pasen esas cosas.