viernes, 18 de noviembre de 2011

Síndrome pre- electoral






¿... pero si  solo tengo mil euros que daño le hago yo al banco sacando mis mil euros? eso pensamos todos, pero somos muchos de mil euros, y casi mejor que nos roben los mil euros en casa que en el banco.

Como dice zentolo estoy preelectoral y me pasa lo que a todos que ves que tu voto no vale nada, solo para pasar el poder de un lado a otro.
Porque ahora vendrá el zarabeto de Rajoy respaldado por sus cinco millones de parados y nos dará porculo como el resto, porque no nos engañemos no va a promover la política social, promovera la privatización de todo  y pasará que al final solo los ricos pordrán acceder  a educación y sanidad y dirán por la televisión que tenemos un crecimiento económico, que será como en otros tiempos, espuma, como lleva pasando desde hace una cuantas décadas, y  cada vez los rico son mas ricos y los pobres más pobres.
Y no nos engañemos a los grandes siempre les interesa que haya paro,  para especular con nuestras vidas, de esta manera trabajaremos cada vez más horas por salarios más bajos. 
Y me veo con el voto en la mano y pienso, para evitar que gane este voto a este... porque si no queremos que este tenga mayoría absoluta, pues votamos a este otro, pero este es tan pequeño que no podrá hacer nada..., y seguimos con el voto sin saber que hacer. Los del bando azul lo tienen claro, piensan que la caballería vendrá con sus grandes inversores y podremos volver a comprar coches caros,  ropa bonita y pisos de lujo, pero solo nos comerán el coco para seguir endeudandonos.
Porque lo cierto es que de la crisis saldremos, eso está claro, la historia nos lo ha demostrado
Pero sigo sin saber que hacer con mi voto

 Y con la política neoliberal que ya promobian  hace décadas  la Thacher y Regan  donde se empezó a sacar beneficio de las rentas y no de la producción  y que nos llevo a la especulación mal vamos. 
Para salvaguardar a los bancos más poderosos los gobiernos evitan llevar a cabo las reformas necesarias para solucionar este tema.
La falta de finacinciación a las empresas y el consumidor es el pez que se muerde la cola, es como el dueño de un bar que como ha perdido 10 clientes sube las cervezas y pretender vivir con la mitad de clientes pero sin perder beneficio  y  esa es la formula, se exprime a los que producen para que los que financian no bajen su estatus
Destuyendo empleo y bajando salario no reactivaremos una econímia de consumo como es la nuestra, pues si no hay dinero para consumir no se genera para emplear


Pero todo esto ya lo sabemos el problema viene  del terrorismo financiero, pero todo esto ya lo sabéis todos y no descubro nada nuevo, solo os doy la chapa un rato, ahora solo podemos cambiar la estructura de gobierno, exigir responsabilidades a los directivos de los grandes bancos como se le exige a un medico por su mala practica, vamos que se les trate como a todo hijo de vecino.

Si yo, que soy una mujer sin muchos conocimientos soy capaz de entender que esto es una nueva forma de esclavitud vestida de fiesta, que no sabrán ellos.

Esto me recuerda a esas pobres chicas que traen de sudamerica con promesas de fortuna y las prostituyen hasta que paguen su deuda y sean libres para poder disfrutar de su sueño sin darnos cuenta que han perdido la vida en el camino.

Personalmente no creo que ningún partido político ahora existente esté por la labor de hacer un cambio real  y las manifestaciones llenan portadas de periódicos y poco más

Así que solo nos queda el voto y nuestros escasos recursos economicos para pelear y un voto no hace ruido pero muchos puede que si.

Votar nulo, sería una forma de protesta sin precedentes en España, si se consiguiera hacer nulas una elecciones, pero para nuestra desgracias seguiremos como borregos votando a unos porque simplemente no nos cuestionamos nada o votando a otros solo por voto útil. La ceguera ideologica en todos los sentidos nos lleva a esto

Un 30% de voto nulo no parece mucho para conseguir que unas elecciones se vayan al carajo, pero es mucha gente, mucha, y  con  la espada de Damocles de  que  al hacerlo consigamos que gane un partido por mayoría.

Por otra parte imaginaos que se consigue, tendrían que replantearse su politica, tendrían que buscar soluciones reales. 

11 comentarios:

la reina del mambo dijo...

Sería estupendo conseguir ese 30% de voto nulo, haber si bajan de la nube.
Pasa que mientras mucha gente crea que el próximo va arreglar algo por arte de magia, vamos apañados.
Gracias por tu ayuda en mi enchironamiento!!!
PASA POR MI BLOG Y LO ENTENDERÁS. :))
Un beso

Zentolo dijo...

Es la historia de siempre. Si nos pusiéramos de acuerdo y actuáramos, otro gallo cantaría. Viendo la media de abstención que se produce sistemáticamente en las elecciones, si toda esa gente que pasa de votar acudiera a depositar su voto nulo sería la leche. Creo recordar que en las últimas elecciones el índice rozó el 50% de abstención. ¿No quieres un 30% de votos nulos? Imagina un 50% de votos nulos… Aunque, por otro lado, estoy tan decepcionado con la clase política que creo que seguirían pensando que TODOS han ganado (porque no sé cómo lo hacen, pero siempre ganan todos) y que tanto voto nulo no significa más que somos muy “graciosos”… Pero si se consiguiera, si realmente se llegara a ese 30% (incluso te diría que llegando al 20%) de votos nulos, creo que no habría mejor demostración ni mejor situación para mostrar a la clase política que realmente estamos indignados y que no somos marionetas. Que vean que no somos mercancía que pueden manejar a su antojo. Que recuerden, de una vez, que somos personas, no meros objetos besables, tocables y acariciables cada 4 años...
Los bancos se fusionan, los directivos se van cobrando unas indemnizaciones bestiales, pero el estado no hace mucho ha tenido que darles dinero porque se hundían en la miseria. Las grandes compañías hablan de EREs y de reducciones de plantilla, sin plantearse en ningún momento, aparentemente, la posibilidad de no tener unos beneficios del 50% y bajarlos a un 20%. Hay que ganar dinero fácil y rápido, el esfuerzo no está nada valorado. Hoy en día, si trabajas como un capullo durante 60 horas, eres un privilegiado aunque cobres una mierda, mientras ves cómo cuatro vampiros, además de no hacer bien su trabajo, se van de los mismos cobrando una pasta gansa. Pero como la sombra del paro planea sobre tu cabeza, sigues agachándola y currando por nada. Yo mismo he tenido que soportar, durante casi un año, ese tipo de explotación o, por qué no decirlo, esclavitud: un jefe que no hacía más que gritarme, un contrato de 35 horas semanales renovable cada dos meses, jornadas de más de 40 horas semanales (mínimo, 45) y cobrando una mierda. Eso sí, tenía que dar gracias por estar asegurado y trabajando… Desquiciado, estresado, pero trabajando…
Da igual el color político que nos gobierne. Hace mucho tiempo que no veo voces discordantes dentro de los partidos políticos. Sólo cuando la cabeza visible de poder está a punto de caer (como ocurre ahora con el PSOE) es cuando aparecen las luchas internas. Lo triste del tema es que, por lo menos en mi caso, acabo pensando que no quieren cambiar la sociedad. Sólo quieren cambiar su bolsillo. Estar ahí arriba da poder y el poder da dinero. Y volvemos a empezar. Ganar dinero fácil y rápido, sin pensar en las consecuencias.
Siguiendo tu comparación, yo aún me veo peor, como esas subsaharianas a las que engañan y prostituyen con el vudú. Y nuestro vudú es el consumismo. Hace no mucho que murió Stephen Jobs, uno de los creadores de la compañía Macintosh. En uno de los múltiples resúmenes que emitieron los medios de comunicación, me llamó la atención que dijeran de él que “fue capaz de crear aparatos que el hombre no sabía que necesitaba y que ahora parecen imprescindibles”. Creo que no hay mejor definición del consumismo actual. Nos hemos creado una serie de necesidades sin las cuales pensamos que no podríamos vivir. Estamos convencidos de ello.
En definitiva y para terminar, creo que el domingo, en las papeletas, escribiré bien grande “Doy mi voto a Blog A. Por lo menos, hablando con ella, crezco como persona y creo en el ser humano. Si es por vosotros…”

Sonja dijo...

Pues mira esta mañana he visto un pedazo de cartel en una rotonda que ponía "soy cristiano, PSOE no" en fin es anecdótico, pero me ha hecho pensar en que si cada uno de nosotros pusiera un cartelito en una rotonda poniendo lo que piensa sería realmente divertido, y posiblemente a los políticos se les chafaría la supermegajornadaelectoral, dan ganas eh?

Yo por mi parte tengo pensado votar a UPyD, son los únicos que veo con un mínimo de posibilidades de tomar el testigo.

raindrop dijo...

La suma de las pequeñas cosas es lo que hace las grandes cosas. En eso se basan, por ejemplo, las estafas: si yo estafo 1 céntimo a una persona, no se va a molestar en emprender acciones judiciales, reclamar... porque invierte más tiempo y energías que lo que supone 1 céntimo. Pero si estafo 1 céntimo a 10 millones de personas, resulta que yo me embolso 100.000 euretes por la cara.
Con los votos pasa algo parecido: cada voto que "estafan" es ingreso para el "estafador". En este caso, sí que merece la pena reclamar el céntimo, porque hay mucho en juego.

Cuando uno escucha comentarios y más comentarios, cuesta entender los resultados que luego arrojan las elecciones, pero resulta que no votan solo los que más ruido arman. Normalmente, los que arman mucho ruido, representan un escaso porcentaje de todos los votantes. El propósito de "armar ruido" es remover la situación, concienciar, educar. Y sabemos que esto es lento. Contra el Antiguo Régimen (es decir: dictaduras, monarquías absolutistas...) sí que vale la revolución de los pocos, algo inmediato, rápido. Pero en democracia, no es lícito dar un golpe de estado. Así que hay que conformarse con que los pasos lentos (pero seguros) de la educación ciudadana nos lleven a un mejor futuro.
Eso sí, hay que hacerlo, porque si los que supuestamente "educan" se dedican a copiar el estilo propagandista y barriobajero de los que siempre están en el poder, así es imposible. Yo he vuelto a ver casi mayoritariamente, no una campaña sino una ANTIcampaña. Y esa lucha en el barro no sirve como método educativo.

besos

VICTOR GATO dijo...

El video que has elegido no puede ilustrar mejor.

No tengo dudas, va a salir lo que las encuestas cantan desde hace meses, la gente cree en el voto útil. Los recortes van a ser brutales, que no os quepa dudas, pero ellos no se van a recortar ni un céntimo de euro, pagarán como siempre los más débiles y desprotegidos.

Aún así no pierdo las ilusiones ni la dignidad, un 20% sería cojonudo, mi voto NULO, al menos moriré con las botas puestas.

Bs.

DRACO dijo...

no importa quién gane porque al final eso termina siendo anecdótico ya que está demostrado históricamente que quiénes gobiernan son los que tienen la sartén por el mango aunque no hayan ganado la elección. un beso.

Elvis dijo...

En treinta años hemos cambiado de gobierno unas cuantas veces ya. Y siempre ha sido porque los que estaban lo habían hecho de culo. Siempre. Y hemos saltado de la derecha a la izquierda como autómatas... No hay nada que me inspire a pensar que esta vez no va a ser diferente. Cambiará el que manda, y arreglará algunas cosas, pero seguramente dentro de cuatro u ocho años, estaremos en las mismas... Así que de momento, a sobrevivir como se pueda.
Saludos.

Elvis dijo...

Zentolo... Amén. Pocas veces había leído algo tan claro.
Saludos.

Bree dijo...

Sancho...con los políticos hemos topao...

inma ortiz dijo...

totalmente de acuerdo.

don vito andolina dijo...

Hola,preciosas letras van desnudando lentamente la pura y genuina belleza de este blog,si te va la palabra elegida, la poesía te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos numantinos...