jueves, 23 de febrero de 2012

El teatrillo del día a día

Tosta de paté con manzana caramelizada.. y un ribera del duero



Como comentaba en el blog de treinta y tantos, para cada cosa necesitamos un teatrillo.
Para buscar trabajo, para ligar, para dejar, para gustar, para comer, para beber..

Seguro que si conocemos a alguien que no siga el teatrillo montado nos parecera un antipatico. 
Si vas a una entrevista de trabajo, tienes que ir de no se que manera, mirar a los ojos, no puedes cruzar los dedos ni los brazos, ni decir que estas desesperado por un trabajo, no puedes dar pena, tienes que parecer emprendedor y que te sobran las ofertas, no sudar y no parecer desesperado, aunque en el fondo te mees por ti, te suden la manos y estés desesperado.

Si vas a un restaurante no puedes comer con los dedos, ni chupartelos un poco, tampoco puedes ponerte la servilleta en el cuello para no machar la camisa, y hacer sopas queda mal, no puedes comer con la boca abierta.. 

y en el tema relaciones de pareja, tampoco hacemos lo que queremos, queremos llamar a alguien para quedar, para sexo, para café, para lo que sea y no lo hacemos porque puede parecer esto o lo otro... el caso es que nos pasamos el día fingiendo ser esto o lo otro.. y hasta  hay libros que te explican como hacerlo, como ligar, como ir a una entrevista de trabajo, como comportarte con los suegros o con los amigos de tu novio..

Lo cierto es que todo este teatro diario es un stres enorme, parece que tienes que inventarte un personaje para cada ocasión y es que el tema está así montado, algunas veces lo disfrazan de buena educación pero vamos que es todo un teatrillo.. 

Estas con las amigas y dices, fulanito no me llama, es que tienes que darle celos, tu dile que te llamó un compañero de trabajo y vas a cenar con el, y luego estas muerta de asco en el sofa viendo Pretty woman, o no le contestes tres días, o cosas de esas y lo peor es que funciona, todos nos conocemos el teatro pero nos lo creemos igual.

En la entrevista de trabajo, llevas un traje que no usas nunca, le das una apretón de manos fuerte y miras a los ojos y haces todo lo que dice el libro, y el entrevistador sabe que estas fingiendo, pero si finges bien , cojonudo.

Y no se como ni por qué pero este protocolo funciona..

30 comentarios:

DRACO dijo...

todo no son más que apariencias. y en cuanto a comentar en los posts, muchos antiguamente salían del paso escribiendo cosas como "qué lindo" (y variantes de ese tipo), aunque al segundo se olviden de qué iba el texto. menos mal que ya no leo mucho eso. besos.

DRACO dijo...

otra cosa, he tenido que recurrir al mozilla para poder comentarte, porque a través del google únicamente, no aparece el rectángulo de "publicar comentario". no sé si a otros les estará pasando lo mismo.

♥ Ana ♥ dijo...

Yo creo que funciona más la naturalidad en todos los aspectos.
Solo que hay que estar muy seguro de uno mismo.

Blog A dijo...

Gracias Draco por dar vueltas para dejar tu comentario, no tenía ni idea que no aparece eso publicar comentario. Revisaré a ver que pasa.

Babilonio dijo...

Es que estamos en carnaval, yo ahora llevo el disfraz del trabajo, dentro de un rato me lo quito y me pongo el de persona, primero en versión padre y luego, con un poco de suerte, el de seductor. Es importante no confundirse jeje.
Es una cuestión práctica, si no lo haces así, no te comes nada.

Sergio DS dijo...

Soy poco amigo de los teatrillos y sí de mostrarse con transparencia y naturalidad. No creo mucho en los procesos de selección y menos en la psicología barata de la intepretación de miradas, apretones de manos, y aunque el lenguaje no verbal en determinados contextos sea relevante, en una entrevista es poco determinante, al menos para mí, creo que lo importante es la actitud mucho más que la aptitud, que obviamente un mínimo debe haber.

Sergio DS dijo...

Me ha venido a la cabeza dos "tesis" sobre entrevistas y psicología, a ver si las compartes:

http://superehore.blogspot.com/2011/12/test-resultados.html

http://superehore.blogspot.com/2011/03/con-la-mano.html

¿no hay algo de eso?

raindrop dijo...

Qué buen post. Lo comparto plenamente.
Me da repelús esta vida-fingida que nos hemos construido y que permitimos que funcione aunque sepamos que es de cartón-piedra o de plástico barato.

Recuerdo el estupor con que veía a los presentadores y presentadoras de los telediarios con sus gestos aprendidos, sus parpadeos milimetrados y toda esa parafernalia absurda para contarnos las noticias. Bueno, pues eso es el reflejo de la sociedad: cara de póker y todos sabemos que vamos de farol.

Por favor, que alguien abra las ventanas de este mundo para que entre algo de aire fresco.

besos

(por cierto, con google-chrome no he tenido problemas para comentar)

VICTOR GATO dijo...

La lucha por la autenticidad. Este es otro tema que siempre me ha interesado (y me interesará), al que acabas regresando de vez en cuando pero desde otros puntos de vista, dando lugar a otros ángulos en los comentarios.

Ocurre también que saltarse de vez en cuando los protocolos y formalidades también funciona de p.m. Sobre todo si sirve para mejorar el momento o la situación y se hace de una manera que no sea ofensiva ni molestosa para una generalidad. Porque si se está constantemente tocándo las pelotas a todo el mundo, la rección de la gente es la contraria, huye.

Dónde sólo hay uniformidad, el que la transgrede voluntaria o involuntariamente, destaca e incluso gusta. Esto se puede ver en los personajes que inesperadamente rompen el aburrimiento de lo previsible y marcado para aproximarse a la gente, haciéndose más humanos y "cercanos".

caperucitaferoz dijo...

Lo importante es no entrar en esa rueda de teatrillos y aunque a veces sientas q eres un incomprendido, sigas siendo fiel a tus principios,
Yo quiero a gente genuina a mi lado, con sus virtudes y sus defectos, de los que me aporten cosas para hacerme la vida mejor.

la reina del mambo dijo...

Hay un libro que enseña a ligar???
Joder, me lo he perdido por dios!!!
Soy una mala actriz y los teatrillos no me van mucho, pero es muy cierto lo que dices.
Un beso

Sory Escudero dijo...

¿Queda algo de naturalidad en este mundo de locos?

Entrevista de trabajo: Voy enfundada en una falda de color neutro,ni corta ni larga, llevo una camisa y un blazer, zapatos de tacón y bolso a juego, cuando paso por el espejo me asusto, apenas me reconozco... estoy lo que sigue a incómoda ¿cómo narices voy a parecer segura de mí si voy disfrazada?
Además no se mentir y si se me ocurre sigo poniéndome colorada como un tomate (a mi edad)ainsssss!!!!!

¡¡¡ Qué lástima de mundo por dios!!!!

Besos

Beren dijo...

Creo que el principal problema de este mundo de mascaras es que la mayoría de la gente se cree original y genuina.
Y al final esa gente... que se cree muy natural, en el fondo esta hundido en un disfraz. Una mascara que ya no se sabe quitar.

Me recuerda a los enfermos de Porfiria, que se cree Vampiros. Creerte la mascara...

Pero hasta que punto la naturalidad y un disfraz se pueden confundir, camuflar o interpretar¿?

natsnoC dijo...

Anda, qué descarado es tu blog que me pide con todo el morro que demuestre que no soy un robot.

¿Y si soy un robot como el niño ese de la peli que no sabía que era un robot? ¿Y si aunque tengo sueño es solo un programa que me activa una rutina para que lo crea? Buff que chungo.

Vaya, se me ha ido lo que iba a comentar.

jota dijo...

Teatrillo, protocolo, educación, represión. Yo durante muchos años fui sueco (típica persona incapaz de mostrar sus sentimientos) y hace años renací y procuro saltarme casi todas las normas pero siempre intentando no molestar al de la lado.

Un abrazo

P.D. es dificil comentar con tanta palabreja para demostrar que no soy un robot

Maeglin dijo...

Yo creo que cumplir los canones predefinidos en muchas situaciones sociales tiene que ver con la seguridad. No con la propia si no con la ajena. Por ejemplo si vas a una entrevista de trabajo en un asador de pollos vestido de Hermes es más que probale que el estupor de tu futurible empleador juegue en tu contra. El problema es que el lenguaje no verbal está an trillado que cualquiera cree ver signos donde sólo puede haber un picor o un atusamiento de pelo inocente. La individualidad original es arriesgada. Abandonar el teatrillo, es quitar el suelo de los pies de tu interlocutor. Puedes asustarle o flashearle positivamente pero es como la loto toca una cada muchas muchas veces.

inma ortiz dijo...

totalmente de acuerdo, yo debo ser una pésima actriz pq a mí lo de las entrevistas no me funciona :(

Treinta y Tantos dijo...

A mis treinta y tantos me da mucha pereza jugar a eso. y en el amor mas si cabe...
mi entrada titulada "a gusto" en diciembre lo corroboraaa!!! Nunca llueve a gusto de todos!

Sobre ese teatrillo...en galicia se lee: "mexan por ti e crees q chove". Bicos Tabernera!

Chon dijo...

Tienes mucha razón, el mundo es una hipocresía continua.

Lo de las entrevistas de trabajo, es necesario, y no lo veo mal.
Lo de comer con los dedos...algunos alimentos por supuesto que sí, yo no me corto jejeje, la servilleta en el cuello ya me cuesta más...jejeje

Y en cuanto a las relaciones, es un juego del que personalmente, estoy muy cansado, que si yo paso para que tú te intereses, después paso yo y te interesas tú, dar celos me parece absurdo y penoso..... o la gente es demasiado complicada, o yo soy demasiado claro.... Si quiero quedar contigo quedo, y sino pues no lo hago, si me apetece besarte lo hago, o si solo quiero llamarte para tener sexo, te lo digo y punto.... La pequeña diferencia es que yo lo hago la demás gente especula. Esperar a que te den el beso, no se puede follar en la primera cita, no te llama para hacerte ver que no le interesas.... TONTERÍAS INCREIBLES!, parecemos niños toda la vida.... :( A mi estas cosas me ponen de mala hostia y solo hacen que me aleje y pase, así que no siempre surte efecto....

VICTOR GATO dijo...

De todas formas, es difícil de mantener un fingimiento durante mucho tiempo. Tarde o temprano salta la liebre, empiezan a versele detalles. Será descubierto a causa de algún fallito, jjj Así que mejor...

Además, a no ser que se finja por divertimento y que no importe en absoluto ser descubierto algún día, crea una tensión de vida que tarde o temprano puede romperse por el sítio más débil, algunas veces incluso provocando una enfermedad.

Y hombre, puestos a elegir, yo también prefiero a mi lado a gente sincera y auténtica. Lo contrario sería de masoca.

Pero también digo que a la gente incordiante y desagradable que la aguante su padre. Yo no tengo espíritu de ONG, jjj El mundo es grande. Miau

Beso

VICTOR GATO dijo...

Creo que tampoco se puede ser demasiado drásticos, porque también depende de las situaciones.

Por ejemplo, me imagino que si se tiene una familia a cargo, se harán y se tolerarán cosas que no se transigirían normalmente en otra situación. Si no que se lo pregunten a los dependientes de esos grandes almacenes donde el cliente siempre lleva la razón, o a millones de currantes de base de primera línea.

Aunque se esté tratando con una persona sumamente antipática que den ganas de tomarla por el cuello, creo que a veces no hay más remedio que hacer algo de teatro (Y no por uno mismo sino por los demás que dependen de uno) En fin... cuestión de prioridades. Como siempre, (casi) todo es relativo.


Bs

VICTOR GATO dijo...

Ojalá todo pudiera ser tan fácil, jjjj

Blog A dijo...

Draco, el que visitas y deja ese tipo de comentarios, puede ser poer, dejar constancia de su visita, para que le visiten, o simplemente no sabe que comentar, también se da el caso de que no lo ha leído. jaja tienes razón.

Ana, hay gente con una naturalidad nada aconsejable para depende que cosas y puede no encajar, pero siempre asociamos naturaliad con algo que nos gusta, hay para quien es natural tirarse pedos, pero para el resto no es nada agradable.

Babilonio, a eso me refería cuando escribí esto, lo estresante que es pasar de un estado al otro


Serdio ds, te digo lo mismo que a Ana, de lo de la selección de personal.. hay verdaderos artistas del teatro que te la meten doblada pero esa es la tónica que marcan los tiempos.

Raindop, los presentadores del telediario son como muñecos de guinol,


victor, creo que siempre hay que cuestionarse el porque hacemos las cosas como las hacemos de otro modo cedemos al borreguismo aunque de ver en cuando sea conveniente seguir a la manada.. por lo menos no estas sola.

Caperu, creo que todos coincidimos contigo en eso.

Reina hay libros para todo jajaj

Sory, a eso me refiero, como controlas el rubor, o el sudor, es normal, en el fondo sabemos que vamos disfrazados de personas seguras

Inma, yo no he ido a muchas, pero creo que lo haría fatal.

Treinta y tanto, en el amor es donde hacemos mas teatro y además con mucho coreografia de relleno para que ser más vistoso jajaj


Beren, has abierto la puerta a una gran pregunta, cuando llevamos la mascara?, la tenemos tan arraigada que creo por eso andamos en busca de nuestro interior simpre.

natsnoc, me ha dicho mi ordena, que no eres un robot.. que suerte, pensé que igual te invitaba a una caña y te oxidabas los circuitos.

Jota, los suecos no lloran? jaja

Maegli, Alguna gente le llama sentido común, si tienes un Hermes no vas a una asador con el, que te pilla mal olor.. jaja

Chon, ¿Por qué algunos alimentos y no todos los que te apetezca? Las entrevistas de trabajo son una farsa en mi opinión.
A mi tampoco me gustan los juegos de las parejas, eso de poner celoso y tal.

Victor yo creo que la gente autentica no tiene porque se mala persona, pero llorar, tener miedo, confesar que estas enamorado, que no te gustan las corbatas, no se, tener ese tipo de emociones espontaneas que por el teatrillo ocultamos al resto..
Lo que esta claro es que este tema da lugar a muchas interpretaciones

Sonja dijo...

Estoy segura de que disfrutarías leyendo el relato de Larra de "El mundo todo es máscaras. Todo el año es carnaval" que dice justito eso.

A veces da ganas de saltarse el protocolo, yo soy poco de eso, pero a veces es divertido ;-)

VICTOR GATO dijo...

Pues si, en ese aspecto llevas toda la razón :)
Se puede decir que vivimos a medio gas, a media intensidad, reservandonos la mitad o mucho más de la mitad. Llevas toda la razón, sin duda.

Bs.

Sonja dijo...

Dije relato pero es un artículo

Tu hija querida. dijo...

Está claro que todo es un teatrillo, pero ¿estamos dispuestos a aceptar la "naturalidad" de las personas?. El teatrillo es como un contrato social. Nadie,en un restaurante, quiere estar rodeado de gente que come con las manos, se mancha y mastica con la boca abierta. En una entrevista de trabajo alguien que puede fingir que es válido y está seguro de sí mismo es probable que pueda fingir que es un buen trabajador y que sepa resolverse en un futuro, es una aptitud más. En cuanto a las relaciones amorosas, siempre han sido un teatro y así se esperan que sean. El amor sin teatrillos es aburrido, y siendo redicha diré, que Shakespeare dijo que el amor el ciego, y como tal, impide ver a los enamorados las tonterias que hacen.

Blog A dijo...

Hija querida, no creo que estar capacitada para aceptar la naturalidad de todo el mundo, ya me cuesta aceptar la tuya :)
Esas patatas fritas con la mano. mm el pollo, el cachobistec..jajaj
Las entrevistas siguen pareciéndome falsas, pero tienes razón saber camelar es una aptitud como otra que puede ser muy útil en estos tiempos de postureo.
En cuanto a lo del amor, ahí estoy de acuerdo contigo, el teatrillo lo hace más interesante, pero no deja de ser cansino ese juego de ahora si, ahora no, .. pero claro yo estoy en otro punto jaja

La Abela dijo...

Tienes toda la razón, pero son las reglas y estás dentro o fuera, es lo que hay amiga...yo por lo pronto te acepto esa tosta que tiene una pinta estupenda ¿o es parte del teatrillo también? Buaaaaa¡ con lo que me gusta.
Besotes cantinera.

Sarah dijo...

Creo que un californiano leyó tu blog y fué a pedir trabajo desnudo y hasta arriba de anfetas... Te parecerá bonito...

Un saludo ;-)