martes, 13 de marzo de 2012

La mala que hay en mi





Un día me levanté y mi cuerpo estaba distinto, tenía dos bultos en el pecho que me dolían y cada día que pasaba se hacían más grandes..., !mierda! tengo tetas, no me gustan las tetas, así que me puse un jersey de lana gorda y muy flojo para que no se notaran, y me dirigí a  la carnicería a buscar el pedido de mi madre y Paco el carnicero con esos coloretes  de pegarle al tintorro que tiene debajo del mostrador lleno se sangre, dijo - creo que a esta niña le están saliendo unos bultos – riéndose como un tonto (Que gracioso, menudo gilipollas, corta carne memo de loscojones) Le sonreí sin ganas y me lleve la compra 

Este jersey no me tapalas tetas..., mierda! las odio Me las vendaré y así no se notan y pondré un jersey más flojo 

Odio las tetas por culpa de Fermín y sus tontos amigos, siempre persigue a las chicas y las acorralan para tocárselas, el otro día delante del portal Fermín arrinconó a Isabel mientras sus amigos jaleaban tócale las tetas!!, tócale las tetas!, Isabel siempre se va llorando, son unos gilipollas, como les odio.. si pudiera…pufff 
De camino a casa Fermín se me planta delante y se ríe 

-Chicos, la canija ya tiene tetas -Jajaja.. siiii , unas perolas

Le vi venir con su risa y su chulería, le odiaba, le odiaba tanto que no me cabía en el pecho, le odiaba tanto que quería que se le cayera un rayo encima y se muriera, le odiaba tanto que me agaché cogí una piedra y con todo el odio del mundo la lancé, le dio a Fermín en la cabeza, el golpe lo dejó tonto y se desplomó encima de la escalera y allí se quedó… sus amigos le miraban atónitos y después me miraron… uno de ellos me grito -Zorra!! y corrió hacia mí , me agaché y cogí otra piedra le mire a los ojos y en ese momento se paró …

 Fermín se murió del golpe en la escalera…., un cabrón menos


22 comentarios:

Juan Carlos dijo...

¡Jo! ¡Qué duro! cualquiera lanza un piropo
Salu2

DRACO dijo...

con los estadounidenses, fermín sería tan sólo un número en la estadística que murió de un daño colateral. esa escalera no debió haber estado allí...
un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Que dulce la niña tetona...

Besos.

natsnoC dijo...

Pues a mi sí que me gustan las tetas.

Juan dijo...

Una lastima de que existan gilipollas de esa indole que hacen que una cosa hermosa que teneis las mujeres se conviertan para algunas en un sidrome de complejo. Un besazo.

la reina del mambo dijo...

Ay que miedo!!!
Yo sentí lo mismo cuando me empezaron jaja.
Muy bueno
Un beso

raindrop dijo...

Cuánto gilipollas suelto y qué falta hace esa liquidación urgente de cabrones.
Incluso deberían repartir medallas al mérito por beneficio comunitario.

besos, Montse

Sonja dijo...

Si es que la adolescencia es muy caótica

kira permanyer dijo...

me hubiera gustado más que se hubiera evaporado. Que con la mente pudieses alejar a esa clase de individuos. Que la violencia no fuese el arma contra esa otra clase de violencia...
Te he de decir que ahora tengo un pecho envidiable (realmente es lo único envidiable que tengo a mis 42 años...y después de dos cesareas...) pero mi caso fue el contrario: tener que aguantar la risa de los niños porque a los 14 no tenia nada....

Blog A dijo...

Primero decir que no es autobiografico, solo una historia que se me ocurrió por cosas que pasaban en mi adolescencia.
El problema de esa niña vas más allá de la adolescencia empezó en su infancia cuando alguien le robo las ganas de tener pechos.

Sergio DS dijo...

Nunca he hecho de hacer un comentario soez o no a ninguna mujer al respecto de su pecho, ahora aún tendré más cuidado o estaré atento de que no hayan elementos arrojadizos.

Campurriana dijo...

Yo también lo relaciono con recuerdos de pubertad...

Me ha gustado el post.
:)

VICTOR GATO dijo...

Me ha gustado este nuevo giro de 45 grados.

Maeglin dijo...

Qué extraña obsesión en los primeros compases de la pubertad de querer ocultar lo que, a la larga, es una herramienta más que loable en la manipulación de mentes masculinas grullereadas.
Por no hablar que esto si que son brotes verdes

Amén de que a quien no les salen en demasía en esa época, la inversión en jerseys de lana gruesa se la ahorra y la gastan a partes iguales en sostenes push up y kleenex para llorar la ausencia mamaria.

Proud to be Mamifero.

Mamba Negra dijo...

Yo conocía uno que hacía lo mismo pero intentaba tocar otras cosas, yo no se como hay niños así por ahí...

Chon dijo...

Por un momento pensé que era una historia real tuya....jejeje. Pero mientras la leía, me parecía absurdo que te pudieras avergonzar o querer ocultar unos pechos tan bonitos....

Las chicas sois afortunadas de poder hacernos disfrutar con una parte de vuestro cuerpo tan bella y sensual... :)

Por otro lado lo de tu mala hostia sí que me cuadraba más en la historia.....jejejeje

Beren dijo...

Me encanta!!! "un cabron menos" Cuantas veces me gustaria decir esa frase xD aunque mucha gente lo pensara conmigo xD

El ser humano es muy cruel, y la educacion muy mala...

Blog A dijo...

La niña no se averguenza de sus pechos, solo de lo que provocan en los abusones de barrio y sus malos modales.

veo en este post gran diferencia en los comentarios entre hombres y mujeres, se nota quien ha cargado con los pechos y abusos y quien no..

La Abela dijo...

Bueno mujer, tampoco es para tanto...todas nos hemos sentido acomplejadas alguna vez por defecto o por exceso de tetas, pero hasta ese puntooooo¡
Muy bien contado el relato. Bss

Blog A dijo...

Juan carlos. ¿un piropo?

Toro, un comentario con mucha sensibilidad, yo no he dicho que sea tetona.

natsnoC, sin te gustan las tetas siempre puedes operarte ponerte unas de silicona y así ya puedes tocar tetas sin probelmas

Juan, sí es una lastima que una tenga que aborrecer algo se si misma solo porque otros creen que está para satisfecerles.

Reina, Es que es un momento duro, aun no eres consciente de tu sexualidad y los demás te quitan las ganas.


Raindrop,Morreu o can acabouse a rabía jajaja

Sonja, los son los abusones .

Kira Sí. a mi también.

Sergio , como buena persona y respetuosa que eres.

Campurriana, :))

Victor, de vez en cuando jajaja

Maeglin, no es obsesión por ocultar es miedo a provocar esas reacciones violentas en el sexo masculino, sea niños o no.

Mamba negra Estos supongo también, no se iban a quedar en los pechos solo.

Chon, a esta niña no le averguenzan sus pechos, solo la reacción que provocan en los niños y en su forma violenta de manifestarse. Se que intentas ser amable pero no tenemos pechos para que los hombres podáis disfrutar de ellos..

Beren, si, un cabrón menos

Abela, esta niña no esta acomplejada, solo asustada de que los chicos de su barrio tomen su cuerpo como y cuando les de la gana.

Josefo el Apóstata dijo...

El relato está muy bien escrito y en pocas líneas es capaz de trasmitir la fuerza de la violencia machista que anida en los adolescentes (puro reflejo de los adultos) y la liberación y satisfacción que debe provocar una buena pedrada a tiempo, aún con un resultado funesto y una expresión final de la chica carente de la más mínima compasión...

Josefo el Apóstata dijo...

Se me ha olvidado decir que el relato me ha gustado muchísimo