martes, 22 de mayo de 2012

Parece que va de zapatos pero no

Tengo la taberna olvidada y con la crisis se me va a ir el personal a la competencia y no esta bien descuidar el negocio de esta manera.
El descontento general está haciendo mella en mi y me tiene bastante desmoralizada, las noticias de la prensa la tele e internet no son muy alentadoras, lo peor es que no me entero de nada, ni del ibex, ni de la prima de riesgo ni na de na.. y te dan ganas de mirar para otro lado, pero claro si no miro igual me estrello.







Estos días me han dado zapatilla, como tengo este caracter así de que no me callo ni debajo del agua pues me toca alguna que otra bronca.

Como ser humano  imperfecto  que soy, capaz de los peores pensamiento y de los mejores también, he aprendido a autocritcarme y también a perdonarme, por eso juzgar las opciones de vida de cada uno no es mi sello.
Supongo que los zapatos perfectos para mi no lo son para otros pues yo uso  el 39, pero hay quien se empeña que me calce un 36 que es más de señoritas,  lo normal en una mujer de 155 cm. 

No intento que nadie calce mis zapatos, pero no me gusta que me digan que número tengo que llevar o que tengo que cortarme los dedos de los pies para estar mas acorde con mi altura.

Yo como la puerta de alcala, abro o cierro la muralla de mi vida bajo mi criterio y  para quien una persona es escepcional para mi puede no serlo y no quiero que esté en mi vida, también he decir que mi puerta suele estar abierta a todo el mundo y todas las ideologias, pero que nadie espere de mi que no diga lo que me molesta..
Tengo amigos chicos, y no solo salgo a tomar el inofensivo café de tarde, también voy a cenar o de copas e incluso con mi amigo de Madrid, a pasar unos días en su casa.
La mayoría de la gente me dice que soy muy "moderna", que soy muy libre y aparentemente dicen que envidian mi forma de pensar, pero claramente en el fondo no es así, pues esas personas a las que les parezco tan curiosa en mi relación de pareja y de familia en el fondo no querrían vivir con alguien como yo, en el fondo les preocupa el que dirán si ven a su chico o chica con el sexo opuesto cenando o bailando por ahí, lo que me lleva a la conclusión que soy como un zapato a la vista moderno y gracioso y algo incomodo  y  que pocos  al final se atreverían a calzar.




19 comentarios:

San dijo...

Tal vez lleves razón, bueno estoy segura de que la llevas, pero a esos que no se atreven les diria que ellos se lo pierden. Vivir de esa manera las relaciones es maravilloso, espero que sigas disfrutandolas sin que te importe nada más que lo que tu pienses,
Un brazo.

raindrop dijo...

Creo que lo has dicho clarísimo.

Cada uno calza los zapatos que le da la gana.
Hay gente con pie de 40 que se quiere poner un 36 que le parece más bonito y luego va fatal por la vida, quejándose de lo mucho que le aprieta. O ve un 44 que le gusta un montón, pero al ponérselo le baila el pie dentro del zapato y es un horror...
Si se tiene pie para calzar un 40, pero se quiere llevar un 36 o un 44, toca una de tres: 1) cortarse la punta de los dedos, 2) esperar a que crezcan un poco o 3) pasar del tema y llevar a gusto un 40.

Y lo más importante: no decirle a nadie qué zapato debe llevar o dejar de llevar, que cada uno ya es mayorcito para saber cómo es su pie y no necesita demostrar nada a nadie.

un besote :)

Tracy dijo...

Llevas mucha razón en todo lo que expones.

maslama dijo...

vaya, no puedes gustarle a tod@s, igual que no tod@s tienen que gustarte a ti, y no hay nada malo en ello, cuestión de madurez..

aprovecho para comentarte que las gatas regresaron a sus tejados

besos,

DRACO dijo...

bueno, los prejuicios jamás serán eliminados de la humanidad; es algo tan difícil como pedir que la gente se aleje de la religión o que no sigan a tal candidato para las elecciones a presidente. un beso.

Elvis dijo...

Caray, tiene gracia la cosa. Es lo que nos faltaba, que nos digan el número de calzado que tenemos que usar... Lo siguiente será que nos cortemos los brazos para poder hacer jerseys sin mangas... seguramente por interés de algún fabricante de chalecos.
Besos.

VICTOR GATO dijo...

Dale un zapatazo en la cabeza y haz que corra un poco, jajaja
La gente tiene mucha guasa.

Bs

Blog A dijo...

San, vivir es maravilloso siempre si puedes hacerlo como quieres.

Raindrop saber que numero calzas y llevarlo con orgullo

Tracy, gracias, eres muy amable.

Maslama lo de gustarle a todos está superado hace años, es mas la sensación de sobre rasero, no se como explicarlo
Draco, eres un sabio jaja

Elvis pues si, a ti el tupe te queda de muerte. jajjaa

Blog A dijo...

Victor jaja no soy mala jajaja

Campurriana dijo...

Y lo que opinen los demás está de más...
Pues eso.

Un saludo desde la Galicia nocturna.

Caparina dijo...

A la gente le encanta criticar, si eres muy moderna, por moderna, si no, por cerrada,... No tienen nada mejor que hacer, supongo!!
En mi opinión, cada uno que se ponga los zapatos que más le gusten, que pa eso hay tanta variedad (gracias a Dios ;P)

Un besooooO!

Blog A dijo...

Campurriana y caparina A que si? con la de modelazos que hay.. para todos los gustos jajajajaj

Animate dijo...

Gandhi dijo que la felicidad se consigue cuando lo que piensas,dices y hablas están en armonía.
Así que eres una privilegiada o al menos así lo veo yo.
Un saludo Animate.

pseudosocióloga dijo...

Los que te critican, aunque solo sea de pensamiento, son unos inseguros.Y de esos, hay muchos.

kira permanyer dijo...

Podria hacer demagogia y decirte lo que la mayoria, que pases de todos. Y es asi como ha de ser, pero para ser realistas cuesta mucho. Si no de entrada, ya ni habrías escrito este post. Gustar a los demás es algo que nos reconforta, porque somos animales de grupo. La aceptación, cada uno con sus diferencias, la buscamos siempre. Cuando no es así debemos pararnos ,reflexionar y ver si nuestro comportamiento ofende directamente. Si no es así, pues adelante, que cada uno viva su vida lo mejor que pueda y le dejen. un beso guapa.

Blog A dijo...

Animate, eso intento ser coherente con lo que pienso y hago, no siempre es fácil

Seudo, si, seguramente lo sean, pero son como una piedra en el zapatod.

Kira, tu reflexión es muy acertada, no es fácil pasar, sobre todo si la critica viene de boca de gente que aprecias, los que no aprecio no me importan.

Sonja dijo...

Pues a mi me parece muy bien que cada uno sea como quiera, pero conste que yo no le dejaría a mi marido irse contigo de copas y a bailar :-DD

Blog A dijo...

Sonja jajaja , vale pero tu y yo podemos no?

caperucitaferoz dijo...

te entiendo perfectamente,,,y lo sabes,,,yo tb pienso a veces que mis zapatos son de plomo y no me dejan volar....un beso