lunes, 11 de junio de 2012

Que paren esto que me bajo.

El año pasado en un hotel en Milán salí a la terraza y vi un indigente que tenía montado todo el telderete delante de la acera, su caja para dormir y su bolsa con su ropa, se sentó se preparó algo de comer y cruzó la calle y en  la otra acera colocó un papel de periódico y se puso a hacer sus necesidades, lo recogió y lo tiro a la basura. 
Esta mañana me han llamado de una comunidad que resulta que tienen unos indigentes viviendo delante de su edificio y tienen todo lleno de porquería y hacen mucho escandalo, que como podían echarlos de allí. 
Y es que los indigentes hacen feo

Es curioso, nos parece asqueroso que un hombre cage en la calle en un papel de periódico, mientas paseamos a nuestro perrito con un chubasquero y lo llevamos a cagar por las aceras. 
y claro, mientras tu estas caliente en tu casa, viendo la tele,ellos con el jaleo que hacen en la calle no te dejan escuchar tus peli o ver tu partido, y eso no puede ser, porque tu te levantas todos los días a trabajar y todo lo que tienes te los has ganado y ellos son unos vagos que no trabajan porque no quieren, pues a ti nadie te lo ha dado todo hecho, te los has currado, igual tu padre te ayudo un poco con la hipoteca pero a tu padre no se lo regaló nadie tampoco 

No hombre, no hay que pedir perdón por ser afortunado y tener un techo donde dormir, poder hacer vacaciones y y comer caliente todos los días .. pero tío no toques los cojones y deja vivir a los demás, que cagar en la calle no es perder la dignidad, perder la dignidad es que a ti te parezca anti-estético ver gente pobre. 

15 comentarios:

la reina del mambo dijo...

De acuerdo en todo.
No, nos importan los indigentes, nos importa que no hagan feo...
Así todo.
Un abrazo

Sergio DS dijo...

Algo similar ocurre con el racismo y el clasismo, nos han educado en el individualismo y la admiración por lo "bello", ya desde niños nos unimos para despreciar al gafotas, al gordo, al sucio... Más profundo de lo que parece.

raindrop dijo...

Hace tiempo, un amigo me recomendó ver un programa en tv que le había hecho bastante gracia. Trataba de unos miembros de una tribu (unos africanos y otros asiáticos) que se venían a vivir por unos días con unas familias en España. El salto del desierto y de la selva hasta las grandes ciudades. Algo parecido a "Cocodrilo Dundee", pero en otro plan. Bueno, al parecer, antes los españoles habían estado viviendo con ellos y experimentando cómo alguien de la "civilización" se mueve en la selva...
Al grano, que me enrollo: al final, lo que más me llamó la atención de esa serie de programas (que vi en internet) fue que tanto los africanos como los asiáticos quedaron sorprendidísimos y algo indignados y tristes de que hubiera indigentes tirados por la calle. Ellos veían todos esos edificios a su alrededor y no se explicaban cómo es que no había una casa para ellos entre tanta vivienda... Y también por qué nadie hacía nada para evitar que estuvieran abandonados por todos en la calle.

Me dio mucho en qué pensar...

kira permanyer dijo...

Feo es pensar que somos superiores al resto .Feo es no querer reconocer el problema. Feo es que nos parezca feo que la realidad se muestre delante de nosotros con toda su crudeza. Feo y muy feo es el sentimiento insolidario que ahora mismo reina en este mundo occidental.

viola dijo...

Donde te bajes tu me bajo yo y así andaré en buena compañía. Saludos meiga.

Tracy dijo...

Llevas razón la pobreza nos importa tanto en cuantoafea nuestra vida,¡qué pena!

maslama dijo...

pues tienes toda la razón, nos hemos acostumbrado tanto a la miseria que ya no mueve ninguna fibra, de no ser la de la propia seguridad y comodidad. Triste y real..

besos,

Sonja dijo...

Esa gente te da qué pensar, lo que pasa es que según parece hay un porcentaje de ellos que son conocidos de los servicios y no quieren estar bajo techo.
Desde luego es para dar las gracias por lo que tenemos.

Blog A dijo...

Reina la estética manda

Sergio tal cual, como alguien no quiera o pueda ser como nosotros le echamos del circulo

Raindrop, yo pienso lo mismo, tanto sitio libre y tan desperdiciado

Kira todo eso es feísimo un abrazo

Viola caminar contigo seria igual de grato

Tracy ahí le has dado, afea nuestra vida

Maslama la gente esta fatal de la chota

Sonja soy consciente que muchos no quieren vivir bajo el techo que les ofrecen, quizá prefieran las estrellas, esa es su opción, pero denostarlos porque afean el paisaje ..

Juan Carlos dijo...

Ya bastante triste es que el ser humano no tenga dónde caerse muerto (a veces literalmente) para que encima los que están(estamos) cómodos en la seguridad de nuestras casas los miremos por encima del hombro y arruguemos la nariz porque nos molesta su olor y su presencia. Pero esta sociedad es la que dilapida comida en los supermercados mientras hay tantos sin nada que comer.
Salu2

Animate dijo...

Ole ole y ole,totalmente de acuerdo.Un saludo Animate

DRACO dijo...

¿indigentes en milán? eso no está en las guías turísticas. Pensaba que sólo existían en los barrios pobres de new york o en las ciudades latinoamericanas.
siempre se aprende algo.
un beso.

pseudosocióloga dijo...

La empatía no es una virtud por nuestros lares.

Josefo el Apóstata dijo...

¡Muy bien Montse!
Comulgo contigo porque tienes más razón que un santo... que dicho por un anticlerical es estar de acuerdo de la hostia...

Creo que el mayor componente del racismo y la xenofobia es la pobre-fobia, más que el odio al extraño o diferente es al pobre al que rechazamos...

Zentolo dijo...

Lo cierto es que tenemos tanto callo ya que apartamos la vista sin inmutarnos y ni siquiera les vemos a los ojos...
Hace años, en uno de mis viajes, aprendí una gran lección: no es pobre quien menos tiene, si no quien menos da. Estaba que rabiaba porque me había tocado ir a desfilar en San Petersburgo para conmemorar los 300 años de la armada rusa y me habían cortado las vacaciones. Pero llegar allí y ver cómo se le iluminaban los ojos a un crío cuando le regalé un bolígrafo me llegó al alma.
Pero lo peor fue cuando un comandante de un submarino nuclear ruso nos contó que cobraba, al mes, lo mismo que me habían dado a mi para pasar una semana...
Conclusión: somos unos hipócritas. Como dices, nos espantamos todos cuando vemos a algún indigente cagando o meando contra un árbol, pero qué bonito es llevar a nuestro perro a que cague en medio de un parque...