miércoles, 24 de octubre de 2012

Mis feisbuquiadas









Desde bien pequeños nos enseñan, por lo menos a mi, a caer bien, si, a caer bien, tenias que besar a todas las amigas de tu abuela y siempre te agarraban los mofletes, y no podías protestar, que era de mal gusto, así que a regañadientes le dabas un beso y ellas siempre generosas te daba un duro, hasta que un día uno de tus hermanos dice que no, que no quiere que le agarre los mofletes y no le dan los duros y entonces piensas, caer bien mola.. así que empiezas a intentar caer bien y eso tiene su arte, tienes que moverte en  arenas movedizas, controlar mucho lo que dices para no soltar lo que realmente piensas y ese es un ejercicio de moderación que yo admiro mucho. Di tu que cuando eres un crío y dices todo lo que te pasa por la cabeza resultas gracioso pero ya si lo haces de adulto no es tan gracioso.

Así que te pasas media vida intentando mantenerte a flote sin posicionarte en ningún lugar, porque lo que mola es no  posicionarse, es el abstracto,  hablar en términos globales para que no se sepa de donde vienes y a donde vas, observar a tu interlocutor ver de que lado camina y procurar caminar al compás, y así lo haces, pero ¿qué pasa si la otra persona también quiere caer bien?, hará lo mismo, navegara por la aguas de la neutralidad y al final seréis dos personas neutras caminando del mismo lado y completamente desconocidas.

Como dice Maeglin en un comentario, tengo el facebook caliente con el tema político y el blog abandonado,

En alguna de mis salidas feisbuquianas alguna que otra persona que lee mi muro me ha llamado al orden, (bueno esto es una forma de hablar) ha insinuado ( otra forma de hablar, me lo ha dicho directamente)  que mis comentarios y entradas podrían molestar a alguien, y ciertamente sí pueden molestar, pero no me gustan los portavoces, al que le moleste que levante la mano, estoy abierta al dialogo, di, me molesta tu comentario, y yo te pediré disculpas. 

Recuerdo cuando llegaba mi abuelo a casa, corría yo para verle y darle un beso, me esforzaba en ser buena para el, porque el me importaba y el  sabía, porque yo le importaba, que no me gustaba que me pellizcaran los mofletes, y las amigas de mi abuela no me importaban un carajo, y no tendría porque darles el mismo cariño que le daba a mi abuelo. 

Muchas veces sentada en algún lugar he oído cosas que me han crispado he visto actitudes que me han molestado, me han acusado de feminista con desprecio y muchas cosas más pero  pocas veces han conseguido quitarme la voz, porque aunque sea cansina y aburrida siempre diré, esto me molesta, pero hablaré por mi, no por la población entera, igual a otro le gusta que le aprieten los mofletes.

Y a esta conclusión he llegado en mi mediana edad... 

Muchisimas veces sales preocupada, queriendo caer bien, dar buena impresión, y cuando ves a tu interlocutor que te parece un necio del quince, que no quiere decir que lo sea, solo que a ti te lo parece, pues para gustos hay colores,  te planteas ¿y yo porque tengo que ser guay con esta persona? si ni siquiera me gusta, paso.. ni por dos duros..

y con esta reflexión de andar por casa os dejo con una tapa de tortilla con chorizo y queso de tetilla, y  una taza de tinto de barrantes de ese que te deja bigote. 


19 comentarios:

Chon dijo...

Yo nunca soy capaz de morderme la mengua, y mi cara no es el espejo de mi alma, sino de mi mala hostia cuando alguien me cae mal.....así que no se me da bien caer bien....jejeje

Sergio DS dijo...

Llega un momento en el que cuelgas el cartel de "Derecho de admisión", ayuda a sobrevivir, aprendes a decir no, a poner una sonrisa cuando de verdad te surge y en definitiva a ser más feliz, porque te alejas de moldes y posturas.

...y tú sin hacerte amiga mía de "face", aunque las tapas y el tintorro los acepto.

Josefo el Apóstata dijo...

Pues yo procuro caer bien a todo el mundo, aunque pongo más interés con unas persona que con otras. Distinto es si lo consigo. También procuro no manifestar malestar con la gente, salvo con los cercanos, que para eso son cercanos y les toca aguantarme de vez en cuando.

Tuve un jefe (y colega) que siempre que le preguntaban ¿qué tal? respondia: "entre muy bien y de puta madre". Tenía razón cuando me decía que contestaba siempre eso a todo el mundo porque si el que te pregunta te aprecia se alegrará con la respuesta y si no te aprecia se joderá.

Aunque no comentaba nada hacía tiempo, te sigo leyendo Montse. Ahora te buscaré en feisbu...

CaroNuGa dijo...

Montse mujer, cómo se hacen de rogar esas tapas tan ricas!!!
Opino igual, porque odio la hipocresía, sin embargo, cuánta gente me ha tachado de nada a contracorriente, de ser poco política... a veces me digo que no vale la pena ir predicando las verdades, hay personas que no lo merecen
Besitos guapísima
desde las alturas
PD: Soy de Bitácora Simple, solo que ahora estoy metida en el usuario de mi otro blog ;)

Daniel Arias Prieto dijo...

El clásico "compórtate" de las madres.
El caer bien es una fuente de traumas. Cuando un joven polluelo que tiene que caer bien se encuentra con gente a la que hagas lo que hagas no consigues seducir.
Un paso de madurez, poder parar los pies y no ceder en todo.
Al "Caer bien" también o llaman ser "sociable" Si el ser humano es un ser "sociable por naturaleza" porque no lo tienen que inculcar?

Y con tu facebook, la realidad tiende a hacer daño a los que no la quieren ver. Se "ofenden"

Juan Carlos dijo...

¡Jo! había una en el pueblo que más que dar besos, lo que hacía era babearte vivo. Yo lo resolví dándole un mordisco cuando tenía pocos años. Supuso un par de azotes por parte de mis padres pero ya no me volvió a babear. Pero sí que se intenta quedar bien con la gente aunque ya llega un punto en que da igual. Si no voy a poder hablar de lo que me de la gana con quién me de la gana y que mi opinión sea tan válida como la suya es que hemos caído en un régimen nazi o cosa por el estilo. Y si se es amigo, no pasará nada. Se habla, se discute y luego se toman cañas o ese vinorro (no me gusta tanto como el Mencía porque tiene tanto tanino que chirrían los dientes) con la tapita después de esa discusión y tan contentos. Si eso no se puede hacer, entonces el contrario no merece la pena.
Salu2

Blog A dijo...

LA replica

Chon a mi si alguien me cae mal no se me nota jaja
Sergio Ds, soy persona de grandes defectos y de grandes virtudes humana hasta el punto de cometer errores continuamente, pero tambien tengo la virtud de perdonarme, sé que no puedo agradar y desde que descubrí eso ahora soy mas feliz.

Josefo, yo no quiero caer mal jaja lo que quiero decir es que soy como soy y ya no me escondo y si gusto bien y si no pues nada, a veces hay gente a la que quiero gustar y no lo consigo.. pero es lo que hay.

Caronu tengo muchos frentes abiertos, ahora planto lechugas en mi terraza y no tengo tiempo para todo jajaj

Dani, yo cuento mi verdad y lo que pasa es que coincide con la tuya jajaja es por los genes.

Juan Carlos, pues tu los has dicho sin menos rodeo que yo jajaj si no puedes hablar o expresarte como quieres.

DRACO dijo...

este pirata no tiene tiempo para leer las chorradas que se escriben en facebook o en twitter (el ser localizado por alguien tampoco me alegra el día), así que se ha excluído totalmente de ese mundo.
me parece que tu facebook debe ser una interesante excepción.
un beso.

Babilonio dijo...

No se le puede caer bien a todo el mundo, ni se debe. Has revisado un cliché de los que nos graban de niños, lo has pasado por tu adulto y ahora tienes tu propio criterio.
Enhorabuena, muchas personas no somos capaces de hacerlo, algunas ni se lo plantean.

Gusto de leerte de nuevo.
Un beso

Tracy dijo...

Me parece bien a la reflexión a la que has llegado, así es otra taza de tinto para brindar

Blog A dijo...

Draco jaja no te creas escribo chorradas varias,como en el blog, pero en corto.

Bsbilonio gracias por estar aquí.
un beso

Blog A dijo...

Tracy, creo que la reflexión es fruto del tinto jaja

Fiebre dijo...

¿Y a mí que me da que no sabías de qué escribir y has soltao esto?
Entiéndase como un halago: La Montse que yo "conozco" tiene más que superado el rollito.

Que no quita para que un día llegue alguien, te enteres por ahí que le caes como el culo, y te de tu cosita...que ninguno somos de pedernal autentificao y con denominación de origen d' esa.

Pero en líneas generales: Esto es lo que hay, es lo que soy y vámonos qe nos vamos...ah, ¿qué no nos vamos? Uf, que te den un poquito.
Que sí, que entiendo esta entrada..¡ya lo creo! Besazo.

Blog A dijo...

Fiebre mas o menos, es que en mi vida ya esta todo inventado. jajaja

Zentolo dijo...

Pues no sé si es que aún no he madurado suficiente, que mi autoestima está más baja que las acciones de Nacho Vidal o que, simplemente, mi poco carácter, mi vergüenza natural y mi timidez ante un no, que soy un "quedabién" de los de manual.

Ciertamente, soy el típico que ni voy ni vengo, ni sí ni no ni todo lo contrario, aparentemente sin discurso político, ni afinidad con ningún club de fútbol, ni religión conocida... Sólo busco la manera de agradar y caer bien a todo el mundo.

Sin embargo, tengo que decir que, desde hace algún tiempo, hay quien ha conseguido que sea capaz de hablar sin tapujos, aún metiendo la zoca hasta extremos insospechados, sin sentirme pequeño ni inferior ni "tonto". Sólo que estoy equivocado y que las cosas no son como las planteo yo. Además, también he aprendido a razonar y, sobre todas las cosas, a escuchar y a aprender de lo que me dicen.

Sigo siendo un quedabién, pero cada vez me sacudo más mi timidez y soy capaz de hablar y argumentar mis ideas. Soy capaz de aguantar un "no me caes bien" o un "no me gustas" sin despeinarme y sin importarme. Sigo aprendiendo cada día y una de las cosas que más están calando en mi interior es que, a la gente que de verdad le importo, le gusto tal cual soy, con mis virtudes y mis defectos. Y que todo el mundo tiene algo que ofrecer.

Tequila Limón y Sal dijo...

yo no me esfuerzo nunca por caer bien, es algo que me importa más bien poco, teniendo en cuenta que, aunque me esfuerce, no siempre se consigue, ¿verdad?
Besos!!

Blog A dijo...

Zentolo tu caes bien siempre jajaj
y eres un quedabien encantador.

Tequila limon y sal, si que es díficil.

Maeglin dijo...

Ese riesgo de provocar/molestar es como ese instante en que la comida picante nos lo hace pasar un poco mal antes de desvelar su sabor y cautivarnos. Yo soy un "Kentucky" de corazón, adoro armar un buen "pollo". Es mi guilty pleasure que diría la santa de Carlitos Knopfler. Polemizar me da cosilla que le vamos hacer.

Blog A dijo...

Como siempre Maeglin tus metáforas dan en el blanco jaja yo soy más de patata brava de Xinzo jaja igual somos almas gemelas con permiso de Andromaca jajajaj