miércoles, 23 de mayo de 2012

Plan de austeridad

- Oid, que tal si hoy en vez de ir al bar, compramos unas cervezas en el super y nos tomamos unas birras en casa y picamos algo
- por mi vale, llevo aceitunas
- genial yo patatas fritas
.....................................
- Hola Pepe que haces aquí tan pronto, ¿ya cerraste el bar? 
- a ver, no hay nadie
- no me jodas, ¿tan mal van las cosas?
- bueno, no hay nadie, ya veo que estáis todos aquí
- joder tio, es que hay que ahorrar, y como vamos a ir si subiste la cervezas
- Es que no me daba
-Ya, no te daba para ganar lo de antes, pero tío si no tienes gente, subiendo los precios echas a los que quedaban...
- ya tio, pero es que abrir el bar cuesta una pasta,
........
- Oye Maria y esos zapatos tan feos donde los compraste
- En el chino.
- No me fastidies! compraste unos zapatos en el chino
- Tío, es que son más baratos, por el precio de los tuyos compro dos
- Ya veo que prefieres tener dos pares feos que uno buenos y bonitos
- No tío, pero hay que ahorrar y tus zapatos son muy caros
- y tu para que quieres ahorrar si total ganas lo mismo que antes? 
- ya, pero tal y como están las cosas, igual me despiden y todo el mundo anda acojonado
- a mi si me bajaran el alquiler del local bajaba el precio de los zapatos, pero ahora cubro gastos, solo compro dos pares por número que si no me los como y los proveedores ya no te dan las facilidades de antes
- ya, luis cerro la tienda de ropa, el único que sigue ganando pasta es Amancio.
- si en vez de ayudar a los bancos me ayudaran a mi....
- sí, mucho ayudar a los bancos pero los banco no nos ayudan a nosotros.
- ni nosotros mismo nos ayudamos, a ver ¿Quien va al bar de Pepe desde que subió los precios?
- y  si pepe cierra, otro más al paro, uno menos que te compra zapatos 
- pues como cierre yo, pepe  y unos cuantos mas a ver que empresas lleváis en vuestra gestoria y si tu vas al paro, ya no ganan ni los chinos.

.......
joder tío, tienes razón es que si no nos ayudamos entre nosotros, no creo que el gobierno lo haga, venga, mañana te compro unos zapatos y negocia con el dueño que te baje el alquiler dile que es mejor tenerlo ocupado ganado un poco menos que vacío sin percibir nada,  y hay que hablar con Pepe, que moderé los precios y volvemos allí.. es que esto de la austeridad al final creo que solo cierra el circulo y nos aprieta para estar más ahogados y mira que critiqué siempre el consumismo, pero vamos al final parece que algo hay que consumir.. 





-

martes, 22 de mayo de 2012

Parece que va de zapatos pero no

Tengo la taberna olvidada y con la crisis se me va a ir el personal a la competencia y no esta bien descuidar el negocio de esta manera.
El descontento general está haciendo mella en mi y me tiene bastante desmoralizada, las noticias de la prensa la tele e internet no son muy alentadoras, lo peor es que no me entero de nada, ni del ibex, ni de la prima de riesgo ni na de na.. y te dan ganas de mirar para otro lado, pero claro si no miro igual me estrello.







Estos días me han dado zapatilla, como tengo este caracter así de que no me callo ni debajo del agua pues me toca alguna que otra bronca.

Como ser humano  imperfecto  que soy, capaz de los peores pensamiento y de los mejores también, he aprendido a autocritcarme y también a perdonarme, por eso juzgar las opciones de vida de cada uno no es mi sello.
Supongo que los zapatos perfectos para mi no lo son para otros pues yo uso  el 39, pero hay quien se empeña que me calce un 36 que es más de señoritas,  lo normal en una mujer de 155 cm. 

No intento que nadie calce mis zapatos, pero no me gusta que me digan que número tengo que llevar o que tengo que cortarme los dedos de los pies para estar mas acorde con mi altura.

Yo como la puerta de alcala, abro o cierro la muralla de mi vida bajo mi criterio y  para quien una persona es escepcional para mi puede no serlo y no quiero que esté en mi vida, también he decir que mi puerta suele estar abierta a todo el mundo y todas las ideologias, pero que nadie espere de mi que no diga lo que me molesta..
Tengo amigos chicos, y no solo salgo a tomar el inofensivo café de tarde, también voy a cenar o de copas e incluso con mi amigo de Madrid, a pasar unos días en su casa.
La mayoría de la gente me dice que soy muy "moderna", que soy muy libre y aparentemente dicen que envidian mi forma de pensar, pero claramente en el fondo no es así, pues esas personas a las que les parezco tan curiosa en mi relación de pareja y de familia en el fondo no querrían vivir con alguien como yo, en el fondo les preocupa el que dirán si ven a su chico o chica con el sexo opuesto cenando o bailando por ahí, lo que me lleva a la conclusión que soy como un zapato a la vista moderno y gracioso y algo incomodo  y  que pocos  al final se atreverían a calzar.