miércoles, 6 de febrero de 2013

Hay que pedir



Es triste de pedir .. pero más triste es de andar haciendo el notas..


¿Qué pasaría si entramos en un bar y nos sentamos esperando que el camarero nos sirva sin preguntar? ¿Ponemos cara de café con leche? ¿Cara de  cerveza? o en un restaurante, cara de pescado o carne..
¿Porque nos cuesta tanto decir lo que  queremos o esperamos de algo o alguien?

También es cierto que si eres asidua del mismo local desde hace años, un buen camarero sabe lo que te gusta. Un buen camarero se fija claro, pero imaginate que la primera vez que vas te pone sacarina  y tu quieres azúcar y no le dices nada, por no molestar, y sigues tomando sacarina porque ya pasó tanto tiempo que ahora te da palo decirle que llevas todos este tiempo tomando una cosa que no quieres.

Estábamos en una cena de gimnasio y una chica dijo que tuvo dos parejas y nunca un orgasmo con ellas, dijo que sola sí los tiene pero con hombres no, y te preguntas ¿ Por qué?¿ Por qué nos cuesta tanto decir en algunas ocasiones lo que nos gusta? ¿Por qué esperar a que esa persona adivine lo que queremos?.

Tengo un  amigo que dice que somos muy complicadas, yo no conozco el interior de todas las mujeres pero sé como soy yo, y puede que sea complicada pero llevo manual, si, para estar conmigo solo hay que leerse el tutorial, pues digo lo que quiero, como lo quiero, que me gusta y que no y sí, un día puedo estar golfa, y otro muy mimosa, y otra pasar de todo, pero te aviso, digo hoy estoy tal o cual..

y es que no tengo el arte de poner caras, veo a veces algunas mujeres que  hacen cosas con los ojos, los dejan caer, ladean la cabeza y de pronto va un tío y las abraza, a mi eso no me sale, lo intento pero parezco bizca y con dolor de cervicales, así que digo, oye amor me das un achuchón que estoy mimosa, lo cierto es que visto así que hombre tiene ganas de dar mimos a una mujer como yo, que parece que no los necesita, supongo que salvar a las damas es lo de los hombres, cuanto más frágil te muestras mas les gustas. 

Muchos pueden pensar que esto resta misterio, que decirlo todo pierde gracia, pero prefiero perder gracia y no esperar a que adivinen que quiero, porque aun así, aun diciendo lo que quieres no significa que me lo den, pues la otra persona también tiene que estar dispuesta a darte  lo que le pides, imaginate que le pido un abrazo a un hombre viendo la superbowl..eso sería una prueba de amor que yo tendría que devolver cocinando bien o recogiendo los zapatos.

Tampoco hay que cometer el error de pensar que porque pides se te va a dar, quiero decir, ayuda, en el caso de esta chica por ejemplo, no es tan difícil guiar a tu pareja, pero si le pides a tu pareja que sea un poeta y el  hombre no tiene el don de la palabra pues mal vamos..igual se le ocurre componer un poema y en  vez de emocionarte te da la risa.


y si pidiendo las cosas ya es difícil que te lo den, imaginate si hay que adivinar... ufff


18 comentarios:

DRACO dijo...

por lo general los hombres no le preguntan a una mujer "si les ha gustado" lo que le ha hecho, porque, como en las películas, al tipo lo miran raro como si las hubieran ofendido en lo más profundo de su alma y toda la supuesta magia del momento -si es que alguna vez la hubo- desaparece en el ipso facto.
un beso

Blog A dijo...

Draco ellos no preguntan y ellas no responden por no ofender y al final es puro teatro .. Después ellas tienen siempre " dolor de cabeza" Jajaja

Tonetxo dijo...

Yo soy más partidario de tu sistema de comunicación. Prefiero hablar y que me cuenten, al menos algún indicio. Soy francamente despistado pero una vez que me pongo... amiga... entonces ya no hay quien me pare :)
Beso.

pseudosocióloga dijo...

Esto es un clásico.
Y muy difícil acertar en su justa medida.
Pero es verdad que tendemos a que nos adivinen el pensamiento.
Y a mi, siempre, siempre me preguntan¿te ha gustado? y hay veces que contesto:-no preguntes....y lo pillan...

Maeglin dijo...

Siempre que entro en tu blog y veo en lo más alto del top Sexo y embarazadas seguido de cerca de Porno para mujeres, pienso que irremisiblemente simple y primario es el ser humano. Por pedir, pediría cambiar eso, ser menos predecibles. Ya está, ahí queda dicho.
PD: Gimnasios esos sitios de perdicion...jejeje

la reina del mambo dijo...

Un buen sistema el tuyo; los/as adivinos/as NO EXISTEN.
Es como si yo le pidiera romanticismo... lo menos romántico del mundo :)).
Un beso

raindrop dijo...

Hay quien quiere que los demás le adivinen el pensamiento, pero ¿es esa persona capaz de adivinar el pensamiento de los demás?
Es que eso de pedir lo que no se puede dar... queda raro.

Por otra parte, hay quien prefiere que le adivinen antes que pedir, porque si te lo adivinan parece que no "debes" nada, pero si pides es como si quedaras en "deuda".
Las relaciones que llevan tanto la cuenta de lo que se da y lo que se recibe suelen ser muy asfixiantes.

besotes

maslama dijo...

¡qué extraña mezcla de simpleza y complejidad somos los seres humanos! supongo que ser siempre previsible convierte a alguien en aburrido, y también que alguien absolutamente imprevisible no puede ser amado, porque sólo se puede amar lo que se conoce (por lo menos, un poco)

besos,

Ico dijo...

Se aprende a pedir cuando se toma conciencia de que queremos lo mismo que damos, placer, pero queda mucho de cristianismo y gazmoñería en nuestra sociedad por parte de las mujeres... mejor hablar claro en temas de sexo para no perder la magia o las ganas... buen tema..
saludos.

Blog A dijo...

Tonexo si es que andamos a adivinar y así no hay manera jajaja

pseudo, si que es un clásico, aun..

Maeglin, ya te digo que somos basicos, el próximo una receta de cocina.

Reina, pide romance mujer, que por pedir que no quede.

Raindrop vaya trabalenguas, que mareo jajajaj profundo tu pensamiento, siempre vas más allá.


Maslama, supongo que la cosa esta en pedir lo justo en el justo momento.

Ico, hay que hacer un estudio sobre ña gazmoñeria


Maeglin dijo...

Lo peor es que, no encontrando lo que originalmente buscaban bajo esos sugerentes epigrafes, no se habrán quedado a leerte y disfrutar con tus letras bajo la corteza en colores fosfóritos de esos títulos.

Blog A dijo...

Maeglin, tus comentarios son un lujo para mi.. Eres mundial :))

Zulema Martinez dijo...

Buenísimo como siempre. Cuanta razón tienes con lo fácil que es decir lo que uno quiere.. aun así a veces no hacen falta las palabras, sobre todo si la persona que tienes al lado te conoce bien.

little K. dijo...

Hello:) I'm little K. from http://lilkfashionista.blogspot.jp/. I'm just stopping by to introduce my blog a bit:) I blog about world of fashion from Japan and talk about collections, trend, and exhibition. I do take Japanese people's style sometimes and my own style as well. I hope you will sometimes visit my blog and follow if you like. Thank you so much for taking your time and hope you will stop by and follow, thanks!

little K.
http://lilkfashionista.blogspot.jp/

La Abela dijo...

Es lo que ha habido, y afortunadamente cada vez hay menos, creo que, hoy, pocas mujeres dejan que un hombre utilice su cuerpo, sin que ellas consigan nada, haberlas haylas, pero quiero creer que cada vez menos.
Besotes..

kira permanyer dijo...

Pues es una muy buena postura delante de la vida! claro que a veces también me gusta el detalle de que se tomen la molestia de conocerme, como el camarero que mencionas... si saben que adoro las margaritas y odio los claveles (porque alguna vez lo dije, apoyando tu teoria) me encanta que lo recuerden. Un abrazo. Di que si!

caperucitaferoz dijo...

tienes razón en que a veces nos cuesta decir lo que queremos y jugamos a las adivinanzas a que la otra persona piense por nosotros, pero piensan por ellos, luego no hacen lo que queremos y nos sentimos frustrados, así que será mejor decir lo que queremos o lo que no.

Un beso

VICTOR VERGARA dijo...

Pienso que, en este sentido, el hombre es mucho más claro que la mujer, quizá porque también es más "simple".
Normalmente, el hombre dice lo que quiere y cómo lo quiere, y si no lo dice, se le nota a leguas. Si, somos más brutos, jjjj
La mujer va dejando pistas invisibles, vagas sugerencias, señales imperceptibles,...para que nosotros nos calentemos un poquito la cabeza y juguemos un poco a las adivinanzas. Y no te creas que a mi este juego me disgusta del todo, que también tiene su cosa.

Pero donde va la claridad no va nada. Los mensajes alto y clarito, jjjj