viernes, 25 de octubre de 2013

Mi clítoris

Día 12 



Ayer mi hija que tiene una pagina de facebook para sus productos de tuper sex enlazó un articulo sobre el clítoris, el articulo rezaba así, " Entrevista al clítoris"," un medico entrevista al clítoris femenino".. Así que yo como buena madre, enlazo sus cosas en mi muro.
Pero entra en escena mi amigo y bloguero Raindrop poniendo en duda el articulo por estar escrito por un hombre.  Discrepamos varias veces hasta que me dijo,  "Pienso que, en general, me falta mucho oír la voz de la mujeres, sin filtros" así que me ofrecí a contarlo sin filtros, claro que solo desde mi experiencia, sin estadística.

Como no es una entrevista al uso porque nadie me pregunta, contaré desde que tengo uso de razón mi relación con mi órgano

La primera toma de contacto con mi clítoris no recuerdo muy bien cuando fue, supongo que era muy pequeña, jugar con ese botón  me relajaba, tengo un vago recuerdo de mi madre pegándome en las manos para que no anduviera por "ahí", como decía ella, así que se convirtió en un placer secreto. 

En una ocasión con unos 6 o 7 años una vecina amiga mía y yo, nos tocamos las vaginas una a la otra, no se muy bien que buscábamos, comprobar si eran iguales, si teníamos las mismas cosas, recuerdo que fue una sensación extraña que alguien tocara mi sexo para  explorarlo.. No era la misma sensación que cuando mi madre me lavaba.

Durante mucho tiempo, el clítoris fue mi método de relajación, pero yo aun no era consciente de la masturbación porque no había orgasmos solo una sensación placentera, pero un día ocurrió, el roce fue más intenso y con el llegó el clímax y con el clímax un universo de placer.. 

Con la adolescencia las hormonas juegan su papel revolucionando tu cuerpo aun más, aunque claro, ya has oído que el sexo es sucio que las mujeres que les gusta el sexo son sucias y piensas que eres sucia, y de eso no se habla ni con las amigas, así que todas disfrutaríamos en secreto de nuestro cuerpo, nuestro clítoris es nuestro juguete preferido, mientras lo acariciaba imagenes románticas se paseanban por mi cerebro y  con solo imaginar un beso ya bastaba  para alcanzar el orgasmo

Con  el primer beso y algún tocamiento por encima del pantalón  descubres que también te gusta que te lo toque otra persona, ese roce sobre la ropa lo estimula y se abotarga en tus bragas y provoca que  te flaqueen las piernas. 

Cuando llega el primer polvo es un desastre.. si, es muy típico que sea un desastre, pues tu pobre pareja un pin pin que mientras te rozaba por encima del pantalón no sabía que te estaba dando un placer del la leche, quiere meter su pene que le han dicho que es lo máximo, que lo dicen los mayores y descubres que pasa ampliamente de tu clítoris, le cae un roce de pasada mientras introduce los dedos por tu vagina, y tu aun no has descubierto tu vagina, eso pasa más adelante, entonces ellos le dan y tu no gimes, no gritas ni te convulsionas, y no confiesas, es que no me tocas el clítoris, y ellos dándole ahí hasta aburrir porque  han oído que las mujeres somos más lentas..Entonces después del coito llegas a tu casa y  en la soledad de tu habitación rematas la faena y te quedas tan a gusto, hasta que un día en confianza, explicas, donde y como te gusta, y que si combinas penetración y estimulación de clítoris entonces ya es la leche.. 

Yo en particular no soy lenta, soy de orgasmo fácil, puedo llegar a clímax en el tiempo que yo quiera, dos minutos tres o cuatro, y seguir con la penetración disfrutando de ella también, y volver a tener otro orgasmo de clítoris que por supuesto me costará más pues en eso no creo que seamos diferentes a los hombres.. 


 El clítoris se busca suavemente con la  yema de los dedos siempre húmedos y  los movimientos  en círculo, suavemente crece entre los dedos y cuando  lo hace el placer es muy intenso, te recorre las piernas y en mi caso  un hilo invisible lo conecta con mis pechos.. Y  mi cuerpo explosiona en una sinfonía de terminaciones nerviosas, si a eso le sumas después una penetración ya tienes el pack completo.. Pero ese es otro tema hoy el protagonista es el clítoris.




11 comentarios:

raindrop dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
raindrop dijo...

¿No ves? Así sí: una mujer que me habla de su clítoris me resulta mucho más interesante que un hombre que me habla del clítoris de las mujeres.
Las mujeres tenéis clítoris, pero también voz para hablar de él. No necesitáis portavoces ni intermediarios.
;)

muacks!

Tracy dijo...

Chica has calcado la historia de esa relación en un porcentaje bastante alto, aunque no haya estadísticas.

Sergio DS dijo...

Me resulta curioso que a estas alturas el amigo clítoris siga siendo un desconocido, que precise presentación y técnica como quien buscase oro o bordase la fórmula de una mayonesa bien equilibrada.

Hoy te has abierto al mundo, más de un curioso caerá por el título, textos y el sorprendente motor de google.

Saludos a raindrop, que ya se prodiga poco.

Juan Carlos dijo...

Bien explicado. Más de uno tendría que leer tu experiencia y también, a pesar de estar escrito por un hombre, la de la entrevista; y más de una también lo debería leer.
Por cierto, clavadito clavadito a lo que mi pareje me contó en su momento.
Salu2
(¿seguimos sin fumar, no?)

Blog A dijo...

Raindrop jajajaj

Tracy es que soy una mujer de lo mas normal

Sergio la mayonesa tiene su punto y aun hay gente que no le encuentra el toque jajajaj Esta claro que no invento nada

Juan Carlos sigo sin fumar y como ves a lo loco .. jajaja

DRACO dijo...

siempre la misma historia:
primero jugar un poco y luego la acción desenfrenada.
el problema es que la mayoría no aguanta tanta lentitud y se saltan las etapas.
ha sido un placer leerte.

un beso.

Blog A dijo...

Draco, ¿tanta lentitud? jajaj bueno claro, yo hablo por mi que de lenta nada.

Sergio DS dijo...

Corrijo, que parece no haberme explicado, quise decir (en general) y no por ti que todavía haya que presentar en vista a nuestro pequeño amigo, por otro lado cosa necesaria visto lo visto.

Inventar igual no has inventado nada pero descubrir...
;)

Zentolo dijo...

Y lo que mola hablarle al clítoris? Y rozarlo con la lengua... y que una mujer tenga un orgasmo clito-vaginal... Eso es para nota. Y aún así, sigue siendo ese gran desconocido. Perl el hombre que sabe tratarlo tiene un gran tesoro... XD

Ico dijo...

Has contado muy bien el descubrimiento del clítoris, creo que todas hemos vivido una historia parecida... Muy buen post, a ver si alguno@s aprenden..
un beso