domingo, 13 de octubre de 2013

Propósitos y desprópositos


Un amigo me ha dicho que para no perder el habito de escribir hay que hacerlo a diario, y tiene toda la razón.
Pensaba que si dejaba descansar el blog y descansaba, mis ideas y ganas volverían renovadas, pero no fue así, muchas veces me senté a escribir algo y lo dejé y es que había perdido el habito de contar mis pequeñas historias.

Empecé a preguntarme por qué lo hacia y a quien importaba lo que yo contaba, y que todo lo que escribía eran frivolidades para pasar el rato.

Alma llanera, ¿y que querías hacer?,¿ periodismo de opinión..? claro mujer¡ esto es para pasar el rato

Así que intentaré volver a divertirme escribiendo sin más pretensiones que poner alguna que otra cotidianidad

Por ejemplo hace dos horas me hice un propósito, dejar de fumar, y ahora mismo tengo un cigarro en la mano, quiero pensar en mis pulmones saturados, en el olor asqueroso que deja en casa y en las arrugas prematuras que me saldrán por el vicio, pero el tabaco es como ese amante inadecuado que sabes que debes dejar y cuando le ves te caen la bragas.


13 comentarios:

San dijo...

No es facil Montse, contar lo cotidiano como si fuese algo extraordinario, tú lo haces y eso gusta, Venga al "tajo" que has estado de rositas muchos meses.
Un abrazo.

Sergio DS dijo...

El tabaco es muy cabrón.

Sigue escribiendo, lo otro conforme seas capaz.
Saludos y ánimo con los propósitos.

Tracy dijo...

Bienvenida en tu vuelta.

Babilonio dijo...

Me alegra que vuelvas a escribir, lo del tabaco y los amantes inadecuados...son cosas de la vida.

DRACO dijo...

daría un galeón con todas sus riquezas por ser ése tabaco, je.

uno escribe según sus intereses y si hay alguien en el mundo que al menos le lee debe darse por muy bien servido.

un beso.

Blog A dijo...

San gracias eres un sol

Sergio el tabaco es horrible

Tracy gracias

Babilonio, si la vida esta llena de vicios jajaja

Draco,quieres ser adiptivo ? jeje

pseudosocióloga dijo...

Nunca hubiera definido tu blog como frívolo.

Juan Carlos dijo...

No recuerdo si fue Gabriel García Márquez, Camilo José Cela o algún otro premio Nobel que decía que "escribir es sentarse delante de la máquina de escribir ocho horas y luego ver cuántas cuartillas valen" o la otra fras esa de que "hay un 1% de inspiración y un 99% de transpiración". Es verdad, dejas un rato el blog para descansar y luego cuesta un congo volver a retomarlo. Como el tabaco, más o menos, que esperas que el cigarro que tienes en la mano sea el último pero guardas la cajetilla en el bolsillo.
Salu2

Blog A dijo...

pseudosociologa, es que a veces pienso cosas así, me da el punto.

Juan Carlos, si que cuesta volver parace que no sale.

la reina del mambo dijo...

A mi me gusta leerte :).
Lo del tabaco ??????????? Ayyyy!
Besos

Maeglin dijo...

El principio del final es empezar a sentirlo como obligación. El placer de escribir no es una "oficina" ni está sujeto a rendimientos o productividades.

Si vuelves, cuando y como vuelvas seguro que no faltará quien te acompañe.

Blog A dijo...

Reina hoy no fumé aun y son las 4.30

Maeglin, es que me dio la tontería

ღ amy sum ღ dijo...

Desde que inicié con mi primer blog siempre escribí para mi, nunca pensé en que alguien llegaría o lo podía leer, solo dejo un buen o mal momento escrito y enviado, es como ese consejo que alguna vez me dieron, "escribe lo que sientas, sin ponerte a razonar y luego solo rompelo y lánzalo, tu momento se suavizará y te será de ayuda", quizás en parte tuvo razón, ahora lo hago, escribo cuando me nace y sin analizar lo que tecleo, varios son los blogs y en todos ellos hago lo mismo.

Nunca he fumado, supongo es difícil dejarlo.

Un beso