viernes, 19 de julio de 2013

Hacer fácil lo dificil no es tan fácil









Desde bien joven escuché por ahí lo difícil que es ser padre, lo complicado de las relaciones de pareja. Me pregunto muchas veces ¿Por qué hacer difícil lo fácil.?

Cuando me convertí en madre era muy joven, y sin embargo no tenía miedo, pensaba que si me dejaba llevar por el amor que sentía hacia esa criatura todo saldría bien, y así ocurrió,aunque  igual fue coincidencia.

Cuando quería un abrazo se lo daba, si quería dormir en mi cama la dejaba, si quería jugar jugábamos y poco a poco cubriendo esas pequeñas necesidades, surgían solas en su justa medida, aprendió a dormir sola con la certeza de que si la soledad le pesaba mi cama estaba abierta, jugaba sola con la certeza de que si necesitaba compañía la encontraría, y aprendimos a respetar nuestros tiempo, porque ellas sabían que yo estaba ahí. 
Tener un hijo no es un folio en blanco donde pintar lo que nosotros queremos que sea, tener un hijo es plantar un árbol y mirar como crece, y respetar sus formas, eso es lo fácil, lo difícil y trabajoso es querer que tu árbol sea un bonsai ese árbol tallado que necesita de mucho tiempo y esfuerzo para convertirse en lo que tu quieres, ¿pero es real la naturaleza del árbol?

Las relaciones de pareja o amorosas también son complejas, dicen por ahí,... Ese deseo interno de que la persona que está a tu lado poco a poco se amolde a ti, a tus necesidades, a tus gustos a tus aficiones.
Te gustó porque no era como tu, porque te aportaba cosas y sin darte cuenta quieres que sea una extensión de ti mismo. 

¿Por qué no dejarse llevar por los sentimientos de amor y menos por los de posesión? como cuando disfrutas del aire y del sol, cuando toca, no cuando quieres.

Vivir un verano eterno en el amor está al alcance de pocos, ¿Por qué no aprender a valorar todas las estaciones de las relaciones? el caluroso verano, la suave primavera, el tierno otoño, incluso el crudo invierno se sobrelleva con una manta.

Creo firmemente que hacemos difícil lo fácil, por  el sentimiento de posesión y el deseo de crear personas a nuestro gusto sin aceptarlas como son 

Dejamos de querer a una persona en el momento en que pensamos que es nuestra, pues quieres cuando no tienes y cuando tienes ya no es amor es posesión..

Ocurre como con la paternidad, cuando todo fluye sin  presión uno crea sus tiempo, y todo se ajusta. 

Ya sé, hoy parece que me fume un tripi, pero muchas veces me pregunto porque hacemos dificil lo fácil. 

lunes, 1 de julio de 2013

¿Es la maldad contagiosa?



Domingo por la tarde, sentada en mi bar de siempre con mi cerveza y mi libertad, leo un articulo en un magazine sobre una mujer camboyana violada y  vendida por hombres durante una gran parte de su vida, en una de las ocasiones en las que confió en uno de sus "clientes" del burdel donde la obligaban a prostituirse, se escapó con el pensando que le ofrecía la libertad, pero solo la metió en un camión a mereced de muchos hombres. 
Mis preguntas siempre son las mismas, ¿Que pasa en ese camión? ¿se reunen todos los hombres malos? de verdad ninguno es capaz de empatizar con el dolor de esa niña, es que la maldad es contagiosa, o se reunen.

¿Porque un hombre europeo con familia, que tiene una educación y unos valores se compra un viaje para tener relaciones con niñas que el sabe que son esclavas?

Soy muy sensible a estos temas, me encoge el estomago y me lo cierran del tal forma que no puedo a vece ni respirar, me veo en el lugar de esas crías, sin derechos, tratadas peor que los perros y me pregunto, que pasa por la cabeza de esos hombres, es que son muchos, si fuera uno puedes pensar, está loco, está enfermo, pero son muchos, ¿Quiere decir que están todos enfermos? 

A diario ves en las noticias vídeos de proxenetas pegando a sus victimas, un montón de ellos, vendiendo mujeres. 
Vídeos pornográficos que rayan el mal trato, las vejaciones y paginas porno que se llaman cerdas, guarras, putas, .. y parece de lo mas normal, y  solo los títulos ya ofenden. 

Hace poco me llegó un correo, seguramente alguno de mis contactos me metió en el grupo sin querer, una foto porno donde a  una  mujer  a cuatro patas un hombre la penetraba por la vagina otro por el recto, mientas otro le agarraba la cabeza y le metía en  la boca en el pene de un tercero, la cara congestionada de esa mujer no era precisamenrete de placer, con una frase que reza así, "guarra bien follada",  y me hace pensar, ¿ver a las mujeres sufrir de esa manera  provoca placer a la gente? ¿ayudan realmente esas imagenes a que sigamos siendo vistas como meros objetos sexuales creadas para satisfacer las necesidades sexuales masculinas? 
Si alguien me dice que eso no encierra algo de violencia, ¿entonces porque me siento tan humillada cuando lo veo? ¿es que soy una mojigata.. ? 

Escucho a menudo entre varones "es que las tías son muy complicadas, nosotros queremos follar y punto", y eso que significa, que eres un mero instrumento de placer.

Alguno dirá, a ellas les gusta, y lo que me sorprende es que se quejan de que no nos entienden, pero de que  está disfrutando , de eso están seguros. 


Me he visto en el caso de que alguien me hable y cuando no sigo el rollo en el tema sexual, desaparece como si en mi persona no hubiera algo mas interesante que descubrir... 

¿Es que de alguna manera a los varones se les enseña a menospreciarnos?