jueves, 11 de agosto de 2016

Su compañera



 86 años y cuidando de una mujer de 83 con alzheimer, esa es la vida de mi padre, me siento todas las tardes en el bar de su barrio, vamos los tres, a veces somos cuatro, también está mi hija pequeña. 
El cuidado, el mimo y todo lo que desprende cuando la mira. 

Recuerdo sus discusiones cuando era pequeña, los "me voy a divorciar de tu padre", todo eso quedó atrás. Ayer bajamos en el ascensor y el chocó su frente con la de mi madre, en un gesto tan tierno que me entraron ganas de llorar 

86 años ¿Qué pasará por su cabeza?, su compañera ya no está como me dice en la cocina cuando ella no nos ve, ya no discute con el, ya no le dice que se quiere divorciar. 
Le prepara la comida, la viste, la ducha, la calza, le imprimí un libro sobre el alzheimer, una guía para las personas que tratan con los enfermos, pero el ya lo hacía todo bien, su intuición y sabiduría ya le dieron las respuestas 

Mi sobrina está con el por las mañanas, y alegra su corazón, se le nota cuando la nombra. 
Sé que hay días que le puede, que le da la pájara.  Como hombre inteligente y pensador que fue
siempre, como persona vital que es, me pregunto que piensa, si vive una cuenta atrás, todos podemos reconocer que siente un adolescente, porque  hemos pasado por ahí, pero nunca sabremos que siente una persona en el ocaso de su vida. 

Ayer no fui a tomar el café de la tarde y les eché de menos..hoy no fallo. 

6 comentarios:

Tracy dijo...

Ole tú y ole él. De tal palo...

DRACO dijo...

mi madre sufrió de alzheimer y sé de lo terriblemente desgastante y estresante que es esta enfermedad tanto para el que la padece como para su entorno.

creo que a tan avanzada edad la gente ya no trata de pensar mucho sobre su situación porque la esperanza de vida es muy corta -puede acostarse a dormir y ya no despertar al día siguiente- limitándose tan sólo a vivir el momento.

un beso.

Blog A dijo...

Ole mi padre yo soy mera observadora pero gracias

Blog A dijo...

Gracias por tus palabras aun queda camino por eecorrer , creo que aun estamos a mitad de camino

Blog A dijo...

Gracias por tus palabras aun queda camino por eecorrer , creo que aun estamos a mitad de camino

pseudosocióloga dijo...

Llorando...